LATINPRESS.es © Periodismo de verdad, verdad.
Marbella, España.
Año 9. Marzo 2011 – Abril 2020.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.


     
 

 

   

Humberto Caspa
Estados Unidos

   
   
 

LatinPress. 19 / 4 / 2020. Humberto Caspa. Estados Unidos.

   

Pachamama: La ira de la Madre Tierra

 

Hay tantas maneras de explicar lo difícil que pasan las economías del mundo a causa del coronavirus. 

De momento la gente no sabe a cuál de los lados hacer caso, si al mentiroso (Donald Trump), al científico (Dr. Anthony Fauci), al hombre crudo pero pragmático (Andrew Cuomo) o a las leyendas autóctonas aymaras que nos hablan del más allá y de los mitos de la naturaleza.

De acuerdo a los “yatiris” (chamanes andinos), la Pachamama (la madre tierra) está haciendo constar el tremendo mal que los países desarrollados y en desarrollo han estado causando a la naturaleza desde la nueva fase de la globalización.

Una vez empezada la década de 1980, los países del mundo han ido compitiendo por un lugar en el ranking económico sin reglas de juego. 

Sus gobiernos –a excepción de unos cuantos— han permito las políticas más nefastas contra el medio ambiente.

Lo anterior suena como una conjuración de la naturaleza, en donde los animales decidieron contrarrestar la “batalla” contra los adelantos tecnológicos, la industrialización, la destrucción de los recintos más verdes del planeta e implantaron, a consecuencia, un arma letal (el coronavirus) en seno mismo de los países más adelantados.

No simplemente ellos presenciaron con reticencia el cumplimiento del “ojo por ojo”, sino que el efecto de su arma letal está empezando a tener sus efectos devastadores en nuestra economía.

De acuerdo a los últimos informes del gobierno, específicamente del Departamento de Trabajo, nuestra economía perdió alrededor de 22 millones de empleos durante el periodo de la pandemia del coronavirus. 

El Departamento de Comercio destacó los niveles más bajos de venta desde la Segunda Guerra Mundial. 

Se calcula que el desempleo puede llegar a igualar o rebasar el desempleo pico de la Gran Depresión de 24,5%.

Lo triste es que la recuperación económica no va a tener los mismos elementos que la recuperación de la pos-Gran Depresión. 

En ese periodo, el sector laboral fue energizado desde el gobierno con política estatistas y reguladoras por parte del gobierno de Franklin D. Roosevelt.

Si los republicanos logran mantener a quién precisamente “despertó la ira de los animales y la naturaleza”, nuestro futuro es siniestro. 

Por su parte, un gobierno demócrata con Joe Biden al frente de la Casa Blanca tampoco lograría parar el desangrado de la economía.

A diferencia del periodo de la pos-Gran Depresión, la población económicamente activa y los negocios no están en condiciones de volver a insertarse libremente al mercado. 

Mientras no tengamos una vacuna o un medio científico para contrarrestar al arma letal de la naturaleza, la especie humana está condenada a la repetición.


La opinión del autor no coincide necesariamente con la de Latinpress.es hcletters@yahoo.com Colaboración especial para LatinPress®.

   
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies