LATINPRESS.es © Periodismo de verdad, verdad.
Marbella, España.
Año 9. Marzo 2011 – Noviembre 2020.
España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.


     
OPINIÓN
 
LatinPress®. 1 / 11 / 2020. España. Enrique Monterroso Madueño

Bergoglio y La Patria

   

Una mañana lluviosa de la pasada semana  Pedro Sánchez era recibido en El Vaticano por el ciudadano Francisco Bergoglio, a la sazón Papa de la Iglesia de Roma.

Se dice que la reunión duró 35 minutos, poco tiempo, pero suficiente para que Francisco se despachara a gusto sobre asuntos varios de nuestro país, eso sí, con cordialidad y complicidad como destacaron las agencias de prensa.

Prácticamente habló él sólo pues al presidente Sánchez le costaba meter la cuchara mientras que Bergoglio parecía embalado en su alocución.

El discurso del ciudadano Bergoglio ha sido distribuido íntegramente por la Santa Sede pero, hasta donde llegan mis pesquisas, ningún medio de comunicación lo ha reproducido ni íntegro si parcialmente. ¿Por qué será? Y sin embargo, a mi juicio, no tiene desperdicio.

Cómo no, la crisis mundial provocada por la pandemia fue uno de los temas abordados durante la reunión y la necesidad de unidad, fraternidad y cooperación de toda la sociedad y de la clase política ante sus efectos sociales y económicos devastadores.

Además de esto, quiero destacar porque viene muy a pelo para España  todo cuanto tenga que ver con la patria y con quienes , cual registradores de la propiedad, quieren  inscribirla a su nombre dejando a todos los demás  desheredados ( y no señalo a nadie, que sería un chiste fácil) ; quiero destacar repito que  Francisco se atrevió a hacer un discurso improvisado sobre la patria; un discurso  que parece basado en la visión que desde el Vaticano se tiene de la pugna de banderas que desde un tiempo acá tiene lugar sobre nuestro solar patrio y la pugna entre la clase política española -la central y la  periférica-  a ver quiénes las tienen más grandes. Las banderas, claro.

"Hacer progresar al país, consolidar la nación y construir la patria".  He ahí la fórmula que Francisco aconseja al Presidente de un país que representa a todos los españoles, aunque algunos lo consideren ilegítimo. Pero podría aplicarse  cualquiera que pretenda serlo algún día.

Transcribo: "es una difícil misión la de los gobernantes”. Que se lo digan a él que viene librando su particular lucha dentro de la curia  desde que abrió la boca tras su elección como Papa. "Es bastante trabajo, no es fácil, transmítalo a los miembros de su Parlamento, lo que piensa el Papa de esto y su enorme respeto por la vocación política".

Para Francisco, un gobernante "tiene la misión de consolidar la nación, no sólo cuidar la frontera, que es importante, sino la nación como organismo de leyes, de modos de proceder, de hábitos. Y tiene la misión de hacer crecer la patria".

¡Cuán difícil es eso aquí! ¿Qué pensaría Sanchez cuando escuchaba esas palabras improvisadas del Papa mientras al mismo tiempo pasaban por su mente toda una cohorte de patriotas del parlamento español todos empeñados en destruirla?

Sigo con la transcripción: "Consolidar la nación a veces supone dificultades de entendimiento con los localismos  pero también de entendimiento del derecho, de la justicia, para hacer que la nación sea cada vez más fuerte”, recalcó Bergoglio, añadiendo que “tal vez lo más difícil sea hacer progresar la patria” que “es algo que hemos recibido de nuestros mayores, y que tenemos que dejar a nuestros hijos. Estamos de paso en la patria". "La patria la tenemos que construir, y construirla con todos, y eso no es fácil", apuntó Francisco, quien en ese punto reivindicó la memoria. "No nos está permitido el borrón y cuenta nueva", pero "tampoco  refugiarnos en la nostalgia", “las ideologías sectarias deconstruyen la patria”. "Es muy triste cuando las ideologías se apoderan de la interpretación de una nación, de un país, y desfiguran la patria". Pintiparado queridos ciudadanos.   Nos lo dice a nosotros, los españoles.

Y el Papa concluyó: "Les pido por favor que recen por mí, y los que no rezan, porque no son creyentes que al menos me manden una buena onda, que me hace falta".

Son palabras del Papa. A mí personalmente sólo me queda decir  “que así sea”, que rezar ya me consta que lo hace por nosotros. 


Colaboración especial para LatinPress®. La opinión del autor no coincide necesariamente con la de Latinpress.es

   
 

 


 
     
 
LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales. Marbella, Andalucía, España. Año 9. Marzo 2011 – Noviembre 2020.

España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies