LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales
Marbella, Andalucía, España.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.


     
OPINIÓN
 
LatinPress®. 28 / 9 / 2019. México. Blanca Nieves Palacios Barreda.

Virreyes en desgracia


 

   

México sin tener un sistema monárquico, durante muchos sexenios, quienes ocuparon la presidencia de la República se daba vida de reyes y, los gobernadores de los Estados en consecuencia, se daban vida de virreyes.

El miedo, el temor, acallaba las voces, las silenciaba, porque la libertad de expresión estaba proscrita, pareciera que los delincuentes eran los ciudadanos y no los gobernadores ni presidentes, que al manejar al país y los Estados como si fueran una empresa de su propiedad, disfrutaban de la recaudación a su libre albedrío, conformando fortunas millonarias, se apropiaban de todo aquello que les complaciera, sin respetar leyes, menos aún la vida de los legítimamente propietarios.

Bajo la complicidad del mismo presidente de la República y de las autoridades legislativas y judiciales, la corrupción se institucionalizó, a grado tal que los mismos ciudadanos fueron adoptando comportamientos ilegales e inmorales y, la vox populi, decía ante cualquier señalamiento periodístico independiente, sobre actos de corrupción de alguna autoridad: “pues ellos roban, pero dejan robar”, refiriéndose a autoridades de todo rango, miembros del Partido Revolucionario Institucional (PRI),  todos ellos.

Las desapariciones, asesinatos y encarcelamientos desde el sexenio de Adolfo López Mateos, fueron alcanzando, sexenio tras sexenio, límites insostenibles, hasta llegar a un fatídico 1968, en el que la masacre en Tlatelolco de estudiantes, maestros ciudadanos, sin distingo, a los ojos del mundo marcó a México como un país autoritario, represivo y sin posibilidades de defensa por parte de los ciudadanos.

Los tiempos de la “santa inquisición”, se instauraron en México, persiguiendo y desapareciendo a toda persona que supusiera tenía relación o lazos familiares con miembros de grupos que, ante la situación prevaleciente de pobreza y explotación de campesinos, obreros y trabajadores, decidieron manifestarse mediante una lucha armada clandestina.

Fue otra brutal masacre por parte de presidentes y gobernadores contra una ciudadanía indefensa, pues el Ejército Nacional Mexicano, protegía con sus armas a los delincuentes de cuello blanco, convirtiéndose en cómplices de las autoridades; se inculcó entre los mexicanos la división, la traición hacía su misma clase, por temor a correr la misma suerte.

Ayer como hoy, las fosas comunes descubiertas por los mismos familiares de desaparecidos, en los que se encuentran decenas y hasta centenas de cadáveres, que datan de muchos años atrás, nos hablan de como se acallaban las voces disidentes.

La valentía y responsabilidad de periodistas, hombres y mujeres, comprometidos con la verdad, han ido descubriendo, mediante investigaciones rigurosas, las enormes riquezas que ambos personajes de los que venimos hablando han hecho al amparo del poder, por mencionar a algunos: Javier Duarte, ex gobernador de Veracruz; César Duarte ex Gobernador de Chihuahua; Rubén y Humberto Moreira, ex gobernadores de Coahuila; Manuel Bartlett, ex gobernador de Puebla; Juan Millán Lizárraga, Jesús Aguilar Padilla y Mario López Valdez, ex gobernadores de Sinaloa.

Podríamos seguir mencionado a los millonarios ex gobernadores de cada uno de los Estados y los expresidentes: Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox y Felipe Calderón, cuyas fortunas los mexicanos aún hoy ignoramos, pero que su forma de vida se asemeja a la de los reyes y virreyes,  cuyo mayor delito es el haber entregado la gran mayoría de las riquezas de nuestro país a manos de extranjeros, y haber hundido en la miseria a más de 60 millones de mexicanos.

Las nuevas autoridades mexicanas, representadas por el Lic. Andrés Manuel López (AMLO), en su calidad de presidente de la República Mexicana, tiene el compromiso de permitir que a esos personajes que violaron flagrantemente sus respectivos juramentos de velar por el bienestar de los mexicanos, les sea aplicado con rigor, todo el peso de la ley y paguen por su felonía.

Es el clamor de un pueblo cuyas heridas que aún siguen sangrando.


La opinión del autor no coincide necesariamente con la de Latinpress.es bnpb146@hotmail.com Colaboraciónespecial para LatinPress®.

   
 

 


 
     
 
LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales. Marbella, Andalucía, España. Año 8. Marzo 2011 – Junio 2019.

España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies