LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales
Marbella, Andalucía, España.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.


     
OPINIÓN
 
LatinPress®. 3 / 5 / 2019. México. Blanca Nieves Palacios Barreda.

México, trampolín de migrantes


 

   

No podría ser de otra manera, México con sus 3,169 kms2 de longitud, es necesariamente el paso obligatorio de millones de personas, de diferentes nacionalidades para ingresar al país, ya no, del “sueño americano”, sino de, “los sueños rotos” y, una verdadera pesadilla para México. 

Para México, que ha sido reconocido como un país amistoso, hospitalario, y con una gran calidad humana, la migración se ha convertido en una verdadera pesadilla.

Muchos factores destacan, entre ellos la imposición que los gobiernos estadounidenses han hecho siempre sobre México, al que acusan en la actualidad de “no detener”, las caravanas de migrantes que ya no solo provienen de, Guatemala, El Salvador, Honduras, Belice, Colombia, Puerto Rico, Haití, Cuba, Asia y hasta de África, utilizando nuestro país como trampolín para lograr su objetivo de llegar a los Estados Unidos de Norteamérica.

E.U. un país, formado de inmigrantes, se niegan a recibirlos, personas que por diferentes causas abandonan sus países, unas de ellas la violencia y la pobreza.

México contaba en 1821, con una extensión territorial de aproximadamente, 4’925,283 kms2, en la actualidad tras, ventas, despojos, entregas y convenios, se ha reducido a 1’973 kms2, con todo y eso, las puertas de E.U. están cerradas para extranjeros que ahí quieran ingresar y responsabilizan de esas migraciones a México.

Veintisiete son las ciudades fronterizas con los E.U.; insuficientes resultarían todas las policías mexicanas, incluyendo al ejército y a la marina para poder detener ese flujo migratorio, que en los últimos meses se ha venido dando y, dar gusto al presidente estadounidense Donald Trump.

Como insuficientes han resultado los cuerpos policiacos, apostados en la frontera sur con Guatemala, e inoperantes los funcionarios de inmigración para poder contener caravanas de entre 10 y 15 mil personas, que cruzan los ríos Suchiate, Usumacinta, Hondo de Guatemala y Chixoy, de Belice.

¿Quién es mas culpable, el que los deja pasar o el que no los deja ingresar?; esta pregunta ronda en la cabeza de millones de mexicanos, que vemos con mucha extrañeza, ¿cómo es posible que, a menos de dos meses de darse el cambio presidencial, se multiplicaron las caravanas de migrantes y siguen proliferando?

Las informaciones que rondan en los espacios cibernéticos y, a las que tenemos acceso, inquietan bastante; por un lado, se señala que, el propio Trump, promueve tales caravanas con el objeto de, mediante sus declaraciones de exigencia al gobierno mexicano sean detenidas, su insistencia de cerrar la frontera; la reiterada amenaza de construir un muro mucho mas alto y, ganarse las simpatías de sus conciudadanos para su relección.

Otra información es que, los propios ex presidentes, Vicente Fox, Felipe Calderón, Carlos Salinas de Gortari, junto con personajes como Diego Fernández de Ceballos y algunos destacados empresarios, son los promotores de esa migración para desestabilizar al nuevo gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador.

Sin dar nombres, emigrantes provenientes de los países del sur han declarado a medios televisivos que, “algunas personas”, les aseguraron que al llegar aquí a México les darían su visa de ingreso al destino de sus sueños, Estados Unidos de Norteamérica; igualmente, al interrogarlos sobre el motivo de su abandono de su país, como si fuera un guion aprendido dicen: “por la pobreza y la violencia que allá enfrentamos”.

Ante esto, no dejamos de pensar que la segunda información es la más verás, y lamentamos que los migrantes dejen su país por tales motivos, pues son los mismos que se padecen aquí en México.

Pero más lamentable resulta que, lleguen a México, derribando cercas, negándose a que sean registrados, exigiendo buena atención a su salud, comida, hospedaje, cuando aquí, millones de personas, no cuentan con ninguno de estos servicios;  esto, ¿los necesitados migrantes no lo pueden hacer en su país?

¿Qué detonarán estas exigencias?, avizoramos enfrentamientos entre mexicanos y migrantes; entre los migrantes mismos, y eso sin duda es desestabilizar a un gobierno que recién empieza y, que no es de las simpatías de los corruptos ex presidentes y empresarios, panista y priistas coludidos que hemos padecido por décadas.


La opinión del autor no coincide necesariamente con la de Latinpress.es bnpb146@hotmail.com Colaboración especial para LatinPress®.

   
 

 


 
     
 
LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales. Marbella, Andalucía, España. Año 8. Marzo 2011 – Abril 2019.

España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies