LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales
Marbella, Andalucía, España.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.


     
OPINIÓN
 
LatinPress®. 7 / 6 / 2019. México. Blanca Nieves Palacios Barreda.

El arte de tirar la piedra, y esconder la mano


 

   

Contrariamente a lo que se pudiera pensar, las conferencias mañaneras del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), que, si bien es un hecho inédito entre los presidentes de todo el mundo, me atrevería a decir, van perdiendo interés entre los ciudadanos, no entre los periodistas que ahí acuden a obtener la información, pues el trabajo se les da hecho y a la medida, además de clases de historia y teología.

Son importantes esas conferencias de prensa, porque hay periodistas que hacen preguntas sobre cuestiones que a todos nos conciernen; algunos periodistas muy inteligentes y valientes, que más que acudir a preguntar, aprovechan ese espacio para denunciar hechos de corrupción, de los cuales al parecer el presidente no tiene conocimiento.

Ha hecho mención, el presidente, sobre la numerosa audiencia que ve por televisión sus “mañaneras”, como se le ha dado en llamar a dichas conferencias de prensa, y cuesta creer que, no sepa el presidente que los millones de mexicanos salen de sus casas a trabajar desde temprana hora y seguramente no llegarán a sus trabajos a sentarse a ver televisión.

Existe otro sector de ciudadanos, intelectuales, académicos, empresarios, periodistas, que, sin duda, será lo primero que ven por las mañanas, por aquello de estar informados, entre los que me incluyo, para estar al día en lo que a los avances del país se refiere.

Anteriormente nos enterábamos de la situación financiera del país por Licenciados, Masters y Doctorados en Economía, metidos a periodistas, que nos hablaban sobre la deuda externa, interna, el producto interno bruto, la cotización del dólar y todas esas cosas, relacionadas con los dineros que los contribuyentes aportamos para el sostenimiento de este grandioso país que es México.

Hoy esa información la da el presidente, y a su decir: “vamos muy bien”, y como resulta más fácil creer que averiguar, sigue informando de todo, pero algunas cosas a medias.

Por ejemplo, dio a conocer que: “gobiernos anteriores dejaron un tiradero, un cochinero”; informó que: “varios periodistas protegidos por el anterior gobierno, recibían miles de millones de pesos, para que se hablara bien de ese gobierno y no se diera a conocer la verdad sobre lo que acontecía”; igualmente fue claro al decir que: “varios empresarios cercanos al gobierno anterior se vieron beneficiados al serles condonados sus impuestos, por miles de millones de pesos”.

Al preguntar los nombres de esos “beneficiados”, la respuesta ha sido: “yo no puedo dar nombres, no me corresponde, no se ve bien”.

Ante esto la pregunta que invade, no solo la sala dónde se llevan a cabo las conferencias de prensa mañaneras, sino en todo el país, es que AMLO deja la víbora chillando y, búsquenle por otro lado.

Nadie podrá negar que AMLO, tenga buenas intenciones, pero de buenas intenciones está empedrado el camino al cielo y, no solo en esto demuestra una actitud vacilante impropia del presidente de un país.

En menos de dos semanas, el presidente Trump ha lanzado amenazas a México de no dar solución a la migración, la primera con subir aranceles y tras una respuesta cordial y respetuosa del presidente de México, propia del cargo que ostenta, y haber enviado una comisión a dialogar sobre estos dos importantes temas, la respuesta de Trump fue: “no queremos hablar, queremos acciones”, en calidad de regaño, como si fuéramos sus empleados.

En función de esto los mexicanos empiezan a decir que sin duda está bien que AMLO no quiera tener confrontaciones con el presidente del país más poderoso y belicoso del mundo, pero tampoco se trata de que esté extendiendo su mano para que se la estén escupiendo.

Los presidentes de los países centroamericanos, no han dado ninguna muestra de solidaridad con México, están como espectadores de este enorme problema que enfrentamos con el país vecino, debido a la migración proveniente de sus países y no tenemos duda de que los más de 20 millones de mexicanos radicados en E.U. también tendrán su granito que aportar en esta dificultad. 


La opinión del autor no coincide necesariamente con la de Latinpress.es bnpb146@hotmail.com Colaboración especial para LatinPress®.

   
 

 


 
     
 
LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales. Marbella, Andalucía, España. Año 8. Marzo 2011 – Junio 2019.

España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies