LATINPRESS.es © Periodismo de verdad, verdad.
Marbella, España.
Año 9. Marzo 2011 – Julio 2020.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.


     
OPINIÓN
 
LatinPress®. 22 / 7 / 2020. México. Eduardo Ibarra Aguirre.

Rencuentros con el presidente AMLO


 

   

Los gobernadores de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, y de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, finalmente entendieron que los disensos con el presidente Andrés Manuel son “consustanciales a la democracia” como lo explicó en Irapuato y en Zapopan, los días 15 y el 16, el tabasqueño de Tepetitán (Macupana).

Entendieron es una forma de enunciarlo porque ambos gobernadores --junto con los de Coahuila, Colima, Nuevo León y Michoacán hicieron una apuesta política de corto y mediano plazos con la vista puesta en las elecciones de julio de 2021 y la sucesión presidencial de 2024, lo que también es completamente “legítimo”.

Pero no lo es tanto, salvo su mejor opinión, cuando se trazan objetivos prelectorales y hasta la revisión del pacto fiscal de México, regateando el apoyo a la estrategia frente a covid-19 y su cara pública, Hugo López-Gatell, y menos todavía debilitando la obligatoria coordinación con la Secretaría de Salud federal, lo que es una obligación que establece la ley de leyes.

El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, como vocero de los siete presumía ante los medios a los millones de mexicanos que representaban, desmentía información de las autoridades sanitarias federales, aunque el 26 de junio se desvivió ante AMLO en elogios y muestras verbales de respeto porque necesitaba un “apoyo extra” de 800 millones de pesos que, por supuesto, se los negaron y volvió a despotricar, como lo hace la dirigencia del empequeñecido y desacreditado Partido de la Revolución Democrática.

El tapatío Enrique llegó al extremo de poner a Jalisco como ejemplo para México de excelente gestión sanitaria y administrativa ante covid-19 y en un alarde de deslinde con la Federación ordenó la aplicación de pruebas masivas e invirtió millones de pesos en la compra a una empresa china que resultó patito, no obtuvo respuesta telefónica y el dinero de los jaliscienses se fue por el caño.

Y, finalmente, el asesinato de Giovanni López Ramírez, el joven obrero que fue detenido por no portar cubrebocas, torturado por agentes policiacos hasta matarlo y la ola de indignación que causó el hecho, estimulado por una clima de intransigencia de Alfaro Ramírez hasta el punto de pendejear “a los que no entienden” y la conducta represiva de policías tapatíos frente a la movilización por el crimen del trabajador de la construcción.

Movilizaciones primero vandálicas y después completamente pacíficas y numerosas, obligaron al gobernador a recular en su irresponsable acusación a López Obrador por la protesta juvenil, lo que sencillamente era hilarante.

Reculamiento que, sin embargo, ahora insiste en que presentará las muy anunciadas pruebas sobre su teoría conspirativa de los “sótanos” del gobierno federal y de Morena que, según él, organizaron las movilizaciones juveniles contra sus arrebatos autoritarios.

Por los pronunciamientos de Alfaro Ramírez y Rodríguez Vallejo, del mismo AMLO, todo indica por fortuna que a este bochornoso capítulo –producto de las ansias e inmadurez políticas de Enrique y Sinhue–, se le dio la vuelta a la hoja porque no tiene futuro y menos cuenta con amplio apoyo ciudadano el desencuentro con el presidente López Obrador cuando la inseguridad pública agobia a los habitantes de una veintena de municipios de Guanajuato y Jalisco, así como a regiones de una decena de estados del país.

Y la pandemia de covid-19 y la recesión económica global y mexicana atenazan al país entero, en particular a la economía popular, a la mitad de los paisanos que no comerán mañana si no trabajan hoy.

Acuse de recibo


Usted ya puede leer en http://www.forumenlinea.com: Debaten comunistas y ex sobre Monsiváis (La Redacción). Si Enrique Peña aparece en tramas de corrupción, será denunciado: Santiago Nieto (Eduard Ribas i Admetlla). Periodistas sabían de la complicidad de Javier Lozano con el Cártel de Sinaloa (Guadalupe Lizárraga). “Presidente, nuestras finanzas andan mal”, decía Héctor Aguilar Camín a Carlos Salinas (Miguel Badillo). “Mi detención es un entramado judicial que no cesa”: Susana Prieto Terrazas (Angélica Jocelyn Soto Espinosa). Coca-Cola es así: Dueño de embotelladora en México propone “derrocar” a López Obrador (Federico Gyurkovits). AMLO tiene mayor fuerza que Trump: Ackerman (Elena Poniatowska). La opción, ir juntos hacia el porvenir y la integración (Andrés Manuel López Obrador). La doma del tigre; El T-MEC, un clavo ardiendo (Jorge Faljo). La visita de AMLO a Washington: Un error garrafal (Luis Emiliano Gutiérrez Poucel). El J’accuse…! de un valiente escritor mexicano: “¡AMLO se burló de nosotros, los críticos!” (Federico Arreola). AMLO: Pragmatismo de estadista; Mal momento pero buen gobierno (Gerardo Fernández Casanova). No que no podía López Obrador ¡No se mandan solos con un demonio! (Arturo Sandoval). Donald Trump el indocumentado (Jaime Martínez Veloz)… Donativos a Forum Ediciones SA de CV. BBVA: 04 49 49 84 00. CLABE: 01 21 80 00 44 94 98 40 02.


La opinión del autor no coincide necesariamente con la de Latinpress.es
    forum@forumenlinea.com   Colaboraciónespecial para LatinPress®.

   
 

 


 
     
 
LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales. Marbella, Andalucía, España. Año 9. Marzo 2011 – Julio 2020.

España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies