LATINPRESS.es © Periodismo de verdad, verdad.
Marbella, España.
Año 8. Marzo 2011 – Septiembre 2019

España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Argentina.
Panamá.
     
 
LatinPress®. 13 / 09 /2019. LatinPress.es
   

NO, a la doble reelección de Evo Morales

 


 

Latinpress.es 13 /09/ 2019. Las elecciones de Bolivia están a la vuelta de la esquina y la legitimidad de uno de los candidatos sigue en los micrófonos de los medios de comunicación y también en la mente de una mayoría de ciudadanos bolivianos que dijeron NO a la doble reelección del presidente Evo Morales.

A Morales se le da crédito por todo el trabajo arduo que produjo a lo largo de más de doce años de gobierno, pero otros cinco años en el poder sería un atraso democrático, un insulto a los bolivianos que votaron NO y estaría sembrando los racimos de la discordia y el autoritarismo en pleno siglo XXI.

Cuando estuve en un instituto profesional de la Fuerza Aérea Boliviana a mediados de la década de 1980, la discriminación institucional contra los “grupos minoritarios” dentro de las instituciones castrenses de Bolivia era una realidad. 

Cuanto más alto fue el rango profesional del instituto militar, mayor era la intolerancia de los jefes y oficiales hacia quienes supuestamente no cumplían los parámetros físico-raciales de los candidatos cadetes y/o alumnos.

Los candidatos pertenecientes a los grupos indígenas, a los afrodescendientes y a otras etnias-nacionales que no reunían esas exigencias físico-raciales eran sistemáticamente negados. 

Si es que lograban ingresar, los agravios contra los derechos humanos fueron perceptibles solo por quienes tuvimos la oportunidad de formar parte de estas instituciones militares.

En ese mismo periodo, las instituciones de gobierno todavía mostraban una alta predilección por los miembros del grupo dominante  –criollo-mestizo—, a pesar de que la diversidad étnica ya empezaba a aplomar en la sociedad boliviana.

Sin embargo, a medida que las nuevas generaciones de las poblaciones indígenas empezaron a buscar, por sus propios medios, mejoras sociales a partir de un posicionamiento económico en la sociedad, la discriminación racial disminuyó ostensiblemente.

Hoy lo que prima en Bolivia, especialmente en las zonas andinas y los valles, es la heterogeneidad de su gente.

El racismo que cobijaban las instituciones castrenses y las del gobierno es un hecho del pasado.

Aunque no es todo el crédito de Morales, su gobierno indudablemente fortaleció a los grupos minoritarios indígenas a través de proyectos y leyes, permitiendo la desarticulación del racismo institucional.

Su periodo presidencial termina este año y su legado en la historia boliviana se mantendrá siempre y cuando se abstenga de mantenerse en el gobierno.

Es tiempo de apoyar a las instituciones democráticas y olvidarnos del mesianismo pernicioso, el cual ha hecho daño a Bolivia y a la región latinoamericana. 

Es tarea de los ciudadanos bolivianos de negar, a través del voto, un nuevo proceso de autoritarismo.

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de Latinpress.es


 
 





 
LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales. Marbella, Andalucía, España. Año 8. Marzo 2011 – Septiembre 2019.

España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies