LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales
Marbella, Andalucía, España.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.


     
 
LatinPress®. 10 / 9 / 2018. LatinPress.es
   

Opción Sampedreña acusa a la Junta de Andalucía de mentir sobre las obras del Centro de Salud

 

Latinpress. 10 / 9 /2018. Marbella. El teniente Alcalde de San Pedro, Rafael Piña, inició la rueda de prensa diciendo que el objetivo era desmentir los comentarios de la delegada territorial de salud Ana Isabel González.

Piña dijo que para el tema de la construcción del nuevo Centro de Salud de San Pedro en mayo pasado el distrito sanitario les convocó, junto a algunos técnicos de la tenencia, en el centro de salud, para proponerles que las caracolas (casetas prefabricadas) del 061 y del mismo centro de salud necesitaban cambiar de ubicación.

La propuesta fue hacerlas directamente en la entrada del centro de salud, en la avenida Príncipe de Asturias, cortando los dos carriles  en sentido norte de la A7 a la carretera de Ronda.

OSP consideró que la propuesta podría crear un grave problema para el tráfico vial, ya que sólo quedaría en sentido sur, además en el tema de las licencias para ubicar las caracolas en ese lugar era incompatible, como después les confirmaron.

Así, establecieron otras alternativas dijo Piña, una era el que se alquilara algún local, pero se desconsideró porque se dijo que se carecía de dotación presupuestaria para alquileres, lo que llevó a ver los locales que tiene la Tenencia, aunque fuera de manera temporal para las consultas, la respuesta fue que para las consultas no era posible porque debían quedarse en el mismo centro actual, que lo que se cambiaría eran las de urgencias.


El requisito que pusieron fue que el local debía tener un mínimo de 300 metros cuadrados para poder lograr el permiso, lo que llevó a ver que de los dos únicos locales que se tienen  para cedérselos a la Junta para las urgencias, uno tiene sentencia de anulación de licencia de obra y, el otro local que se valoró, el edificio de El Palmeral, presentaba problemas porque el período de tiempo que se podía garantizar era de cinco meses por las obras que se están haciendo hoy día, y porque después se debían hacer nuevas obras en un local diáfano.

Luego de que ellos estudiaran las alternativas comunicaron que no eran posibles esas alternativas, la Tenencia comenzó a buscar otra parcela cercana al centro de salud actual, continuó el teniente alcalde.

Se presentaron tres posibilidades, dijo Piña:

  1. La parcela del Señorío de Mainake.
  2. La que está en el parque Virgen del Rocío y.
  3. La parcela que está en la zona sur del Arquillo.


Se vio la  primera parcela de la que se les dijo que no era pública aunque si de uso público, pero que no era posible acreditar la propiedad, por lo que era necesario que los propietarios aceptaran su uso sanitario.

Esa fue la que les gustó para colocar las caracolas. Como no podíamos asegurar la cesión de esta parcela, se les propuso ver las otras dos: la que para OSP era la idónea, la de la Virgen del Rocío, por ser propiedad del ayuntamiento con todas las dotaciones están vigentes (saneamientos, agua, parquin…) para las urgencias.

La respuesta fue sorprendente, dijeron que no la querían para las urgencias sino para las consultas diarias, a lo que se les respondió que habían cambiado de criterio.

La del Arquillo fue rechazada sin permitirnos dar explicación alguna a lo que se les preguntó el por qué, respondiéndonos que se tenía que encofrar y hacer otras obras. Nosotros, dijo Piña les dijimos que era lo mismo que se tenía que hacer con el Señorío de Mainake.

Frente  a este escenario, el teniente de alcalde se comprometió a buscar al dueño de esta parcela, que era el promotor y quien construyó el Señorío de Mainake. El propietario se mostró dispuesto a ceder la parcela de manera temporal para las caracolas.

El documento que nos envió el propietario donde se establecía la cesión temporal fue el que se le envió a la Junta de Andalucía, el documento no establecía ceder la parcela a la Tenencia ni al Ayuntamiento de Marbella.

Piña, resaltó que lo que hicieron fue localizar  al propietario para ponerlo a disposición del distrito sanitario para ejecutar la cesión de esa parcela para las caracolas.

Las obras


Sobre el que no se han comenzado los trabajos, el edil dijo que era cierto, pero porque no se podía porque la licencia condicionaba a cumplir requisitos como el del registro de la propiedad y no se hizo, o se hizo erróneamente.

Ana Isabel González ha dicho que hicimos un convenio, dijo Piña, a lo que respondió: “Nosotros no hemos firmado ningún convenio con nadie”. Es mentira que hayan hecho en el Registro de la Propiedad la inscripción temporal de esta parcela, requisito indispensable para comenzar las obras. Así que las obras no empezado porque ellos no han hecho los deberes.

El Dinero


Ellos, dijo Piña, dicen que han gastado mucho dinero, pues lo que han gastado,  mostrando un documento, son 112€ por tasas para comenzar las obras.

Pero sobre la prestación de garantía – condicionante  para hacer las obras – por demolición por 9 mil euros, no lo han pagado, el depósito de aval y garantía financiera para la gestión de los residuos por 300€, tampoco lo han pagado, el depósito para asegurar la correcta gestión de las obras por 2.250€ tampoco la han pagado…

Ellos han mentido porque para comenzar las obras necesitaban estos requisitos que no han cumplido.

Nuestra responsabilidad era decir o dar el permiso en un vial público, no el buscar parcelas.

Osorio dijo que la rueda de prensa era poner a cada quien en su lugar y que con estas declaraciones terminaban con el dilema.

El proyecto, modificado, es de hace diez años, apuntó el responsable de Hacienda de Marbella y presidente de OSP. No están tomando el pelo y quieren echarnos las culpas a nosotros.

   
 
 





 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies