LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales
Marbella, Andalucía, España.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.


     
 
LatinPress®. 2 / 9 / 2018. LatinPress.es
   

Se retira la misión de la ONU en Nicaragua

 



Latinpress. 2 / 9 / 2018.
La Oficina Regional para América Central del Alto Comisionado de ONU para los Derechos Humanos informó, el pasado viernes 31, que el Gobierno nicaragüense dio por concluida la invitación de la misión que se encontraba en ese país para dar acompañamiento a la Comisión de Verificación y Seguimiento, compuesta por representantes del Diálogo Nacional.


La misión, que llegó al país el 24 de junio comunicó la salida del equipo presente en el país para ayer sábado 1 de septiembre, aunque la carta enviada por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua dio por finalizada la misión a partir del 30 de agosto.


De acuerdo al Gobierno nicaragüense, la invitación fue realizada con el propósito de dar acompañamiento a la Comisión de Verificación y Seguimiento, y que al haber cesado las razones, causas y condiciones que dieron origen a esa invitación, se daba por concluida la presencia en el país; así lo comunicó en rueda de prensa Guillermo Fernández, coordinador de la misión.


El miércoles 29 de agosto la Oficina Regional había comunicado un informe en el que denunciaba que la represión y las represalias continuaban en Nicaragua, al punto de que las personas que participaron en las protestas que comenzaron en abril, o tienen opiniones disidentes “han sido forzadas a esconderse o salir del territorio”, subrayando que las autoridades nicaragüenses no desmienten la existencia de los elementos armados, pero sí “aprueban sus acciones y les permiten operar con impunidad”.


El estudio indica que desde el inicio de la crisis han fallecido 300 personas y 2000 han resultado heridas, además detalla el uso desproporcionado de la fuerza por parte de la policía, que condujo a ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias y generalizadas, las torturas y los malos tratos, y las violaciones del derecho a la libertad de opinión, expresión y reunión pacífica.


Según Fernández, la presentación del informe lo plantearon no como una herramienta para contribuir a la polarización, destacando que lo central son las víctimas y sus derechos; la Oficina ha insistido en que lo único que ha buscado es contribuir al tema de los estándares internacionales de derechos humanos precisando que aunque estén fuera continuarán con su trabajo, monitoreando e informando sobre la situación de derechos humanos en Nicaragua de forma remota, de conformidad con el mandato global conferido por la Asamblea General de las Naciones Unidas.


El alto comisionado insistió que se continuará apoyando a las víctimas y sus familiares, así como a la sociedad civil, reiterando su disposición de brindar apoyo a las autoridades para que el Estado de Nicaragua pueda cumplir con sus obligaciones internacionales de derechos humanos.


La Oficina también continuará cooperando de cerca con otros organismos regionales de derechos humanos y con la comunidad internacional.


La Oficina recomendó al Gobierno nicaragüense desarmar a las personas armadas, dar libertad a los detenidos e iniciar un proceso de investigación, dar a conocer el paradero de los detenidos, permitir el derecho a reunirse, lograr la imparcialidad judicial, acudir al diálogo, que el Gobierno de Daniel Ortega permita el acceso directo e irrestricto a todo el país, incluyendo a los lugares de detención de los distintos organismos internacionales y asegurar los derechos humanos.


Por otra parte el Grupo de Trabajo para Nicaragua del Consejo Permanente de la OEA y el Secretario General de la OEA, ha expresado su apoyo al Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (MESENI) y al Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), y a los departamentos pertinentes de la Secretaría General de la OEA, incluido el Departamento de Cooperación y Observación Electoral (DECO) en sus acciones.


La OEA como la ONU, ha reiterado su enérgica condena a los actos de violencia, represión, violación de los Derechos Humanos y abusos contra la población de Nicaragua, así como a la persecución selectiva, las detenciones arbitrarias y las prácticas de criminalización de los disidentes y sus familias, según ha informado la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH).


Instando al Gobierno de Nicaragua a respetar los acuerdos alcanzados con los mecanismos citados, facilitándoles la recopilación de información oficial de las instituciones gubernamentales necesaria para su trabajo y facilitar el acceso a los centros de detención, a fin de monitorear la situación de detenidos en el contexto de las recientes manifestaciones.


La OEA ha comunicado a Ortega su desacuerdo por retirar la invitación a la Oficina Regional para América Central de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, para acompañar a la Comisión de Verificación y Seguridad establecida en el marco del Diálogo Nacional, y dar por finalizada su visita.


 
 





 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies