LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales
Marbella, Andalucía, España.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.


     
OPINIÓN
 
LatinPress®. 1 / 12 / 2018. México. Blanca Nieves Palacios Barreda.

México, tierra minada


 

   

Estamos a horas, los mexicanos, de ver concretado el resultado del voto en las
Urnas; el sábado 1° de diciembre de éste 2018 a las 11:00 a.m., Andrés Manuel
López Obrador (AMLO), recibirá la Banda Presidencial, de quien ya será a partir de ese momento ex presidente de México, Enrique Peña Nieto (EPN).


Nieto, deja a una ciudadanía cargada de irritación, de coraje, de indignación, más aún al darse cuenta de que, contará con el “perdón y olvido” por parte del nuevo presidente.


En esa confianza, EPN, para rubricar con un cinismo muy propio, entregará al amigo de Luis Videgaray, Jared Kushner, yerno de Donal Trump, la mayor condecoración mexicana que se entrega a un extranjero distinguido, la Orden del Águila Azteca. 


Los sentimientos encontrados de una ciudadanía, que, habiendo sido duramente golpeada durante 8 décadas, particularmente estos últimos 3 sexenios presidenciales, no permite que el júbilo, por éste, que se había venido considerando un verdadero triunfo democrático, sea desbordante.


Se siente la incertidumbre, la inconformidad, la desconfianza soterrada, que no aflora porque no se quiere perder la esperanza, esa que AMLO despertó en millones de mexicanos con un cúmulo de promesas.


Tras el triunfo electoral del Partido de Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), es otro el panorama, muchos otros los compromisos, unos abiertos, a la vista de todos, otros ocultos, como suele suceder inexorablemente en política; porque no es lo mismo, ser, que estar, y habrá descubierto ya AMLO que, para estar, se tiene que ser.

De ahí que el ver de inicio, la conformación de su gabinete; la conformación de un poder legislativo, con muchas carencias: académicas, intelectuales, morales; su decisión gatopardista sobre la Ley de Seguridad Interna; su aceptación a la conformación de un Consejo de Asesores, conformado por los dueños de los medios masivos de comunicación; su reiterada mención a que, a los corruptos, a esos de la mafia del poder que hostigó, fustigó, denunció y señaló con índice flamígero, como culpables de la pobreza y entreguismo del país, serían perdonados.


A mí, ha declarado, “no se me da lo de la venganza”; la estupefacción y el rechazo de los mexicanos va en aumento, y AMLO lo ha percibido, como político con muchos años ejerciendo esa actividad, recurre a una simulación de democracia, las consultas al pueblo mediante encuestas.


Hoy, ante cualquier síntoma de rechazo, a alguna de sus disposiciones, llama a participar en una encuesta, sea sobre el tema que sea; pero de los 120 millones de mexicanos, 30 millones que emitieron el voto a su favor, en estas encuestas solo participan, alrededor de 2 millones, porque ese es el número de boletas que se imprimen. Para eso de lavarse las manos, Poncio Pilatos no le gana a AMLO.


Porque, si bien, se ha esperado que, teniendo en el Congreso de la Unión, -Cámara de Diputados y Senadores- mayoría, las leyes a aprobar serían siempre en beneficio del pueblo, esas enormes desigualdades se terminarían, tanto en el aspecto económico, como en las canonjías de las que por más de 80 años han disfrutado, estos que se autonombran “representantes populares”.


La falsedad ante todo lo que se ha venido diciendo, sobre la cuarta transformación del país, cae por su propio peso, hemos sido testigos de cómo, nuestros “representantes populares”, se niegan a bajarse esos super sueldos de los que gozan y menos aún, cancelar ese enorme privilegio al que han dado en llamar “fuero”.


Sorpresivamente en una asamblea del pleno del Congreso, por mayoría, ambos temas, fueron rechazados, ganando la votación, quienes hoy son minorías.


Las tan consabidas negociaciones que llevan a cabo los Partidos políticos en lo oscurito, quedaron de manifiesto de manera burda y grosera; y como si los ciudadanos fuéramos niños de párvulo, salen a justificar esas pútridas acciones, “como algo necesario, para tener estabilidad social en el país”.


La parafernalia de la investidura presidencial ha dado inicio; Presidentes, invitados de todo el mundo tendrán presencia, hasta Ivanka Trump, la hija del Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, hará acto de presencia y  AMLO pareciera no darse cuenta, de que él, ya no es, sino que ya está,  dentro del círculo de la mafia del poder.


La opinión del autor no coincide necesariamente con la de Latinpress.es
bnpb146@hotmail.com Colaboración especial para LatinPress®.

   
 

 


 
     
 
LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales. Marbella, Andalucía, España. Año 7. Marzo 2011 – Diciembre 2018.

España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies