LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales
Marbella, Andalucía, España.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.


     
 
LatinPress®. 8 / 10 / 2018. LatinPress.es
   

México ¡Fin de sexenio!

 


El presidente Enrique Peña Nieto. Foto: @PresidenciaMX

 

Latinpress. 8 / 10 / 2018. Planteaba el inolvidable caricaturista mexicano, RIUS, en uno de sus ilustrativos, a más de educativos textos: ¿Cuándo y cómo se empezó a joder México?,  y nos pone a pensar que a raíz del término del sexenio del General Lázaro Cárdenas del Rio y  el nacimiento del  corporativista Partido Revolucionario Institucional (PRI).


Sin dejar de lado que tras la guerra de Independencia y  la revolución mexicana, México permaneció en un estado de convulsión permanente, debido a la  lucha interna por obtener el poder, en tanto los gringos se despachaban con la cuchara grande adjudicándose gran parte de nuestro territorio.


A escasos dos meses del término de su período presidencial, Enrique Peña Nieto (EPN), se subió al lujoso avión, “propiedad de la Nación”, en el que se la pasó viajando,  acompañado de su gran comitiva y los periodistas que cubren la fuente y, partió a la Asamblea de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), a hablar de los logros en su sexenio.


Los mexicanos que escuchamos su participación, no dábamos crédito a lo que ahí decía, como seguramente los miembros de la ONU, que saben lo que ocurre en éste país, tampoco, y no se rieron como lo hicieron con la participación del Presidente de los EE.UU., de Norte américa, Donald Trump, seguramente porque resultaría grotesco ante el sufrimiento de millones de mexicanos.


Recién había declarado el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador que,  EPN estaba dejando un país en bancarrota, y no solo en el sentido económico; inconcebible que un Presidente, cuyo país está señalado como uno de los más violentos del mundo, y cuyas cifras de asesinados  rebasa los 300 mil  y más de 40 mil desaparecidos, se plante ante representantes de todo el mundo a decir una sarta de mentiras.


¿Se vale que en la ONU se pare un Presidente a mentirles sobre la verdadera situación que prevalece en el país que gobernó por seis años y nadie eleve la voz para ahí mismo desmentirlo? ¿Qué es lo que une a los miembros de ésta Organización de las Naciones Unidas, el lucimiento a través de la mentira, el solapamiento, el encubrimiento, la corrupción?


¿Qué no es la ONU el espacio en el que se vela por la seguridad, el bienestar, la paz de los ciudadanos del mundo?; creo que no, porque ahí los protocolos no permiten que un ciudadano o un grupo de ciudadanos vaya y planteen los horrores que un presidente realiza en un país, pero los Presidentes o sus representantes si lo pueden hacer, aun cuando sean falsedades las que digan.


Por diferentes circunstancias en México no ha habido una revolución para derrocar a los presidentes corruptos que hemos padecido; en tanto pacifistas,  hemos tolerado hasta la ignominia lo hecho por ellos: sus descarados enriquecimientos ilícitos, a costa de la pobreza y el  hambre de la gente; su entreguismo sin medida de nuestras riquezas nacionales, propiedad de todos los mexicanos; su autoritarismo que, apoyados en el ejército ha rebasado con mucho el sentido humanitario que debería prevalecer como seres humanos.


Han sido los gobiernos mexicanos corruptos y corruptores, pues han envenenado a la sociedad al grado de que menores de edad, son cooptados por los cárteles de la droga y, en muchos casos, secuestrados para obligarlos a trabajar para ellos y desecharlos cuando ya no los necesitan, de ahí que son ya decenas de fosas clandestinas con cientos de cuerpos, sembrados a lo largo y ancho del país.


La impunidad, ha provocado que los políticos que detentan puestos de poder, se apoderen de grandes fortunas con dinero del erario; los delincuentes roban, asaltan,  violan, asesinan, sabedores de que nada pasará y, como antes se decía: “el que no es tranza no avanza”, hoy se le ha agregado el de: “aquí en México, pasa todo y…no pasa nada” y,  “las leyes se hicieron para los pobres y los pendejos”.


Estos simples refranes populares, describen a una sociedad que ha sido corrompida, al ver que las Instituciones encargadas de aplicar la ley como: Procuraduría General de la República, Secretaría de Gobernación, Supremo tribunal de Justicia de la Nación, Ejército mexicano, Agencias del Ministerio Público,  Jueces, Magistrados, Policías, han sucumbido en éste mar de corrupción y sometidos a las disposiciones y ordenamientos del señor Presidente en turno.


Los delincuentes de traje y cuello blanco,  esa clase política que ha sido  protegida por más de ochenta años por los presidentes que han detentado el poder, hoy, tras avizorarse un cambio en la forma de hacer política, de aplicar la ley, son señalados con índice de fuego por las madres, padres y familiares de casi medio millón, entre asesinados, desaparecidos y desplazados.


Ellos y nadie más, son los responsables de dejarnos  un  México, no solo en bancarrota económica, sino bañado en sangre, cubierto de tumbas y de dolor;  por todo esto,  ni perdón ni olvido, solo justicia.

Blanca Nieves Palacios Barreda.


 
 





 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies