LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales
Marbella, Andalucía, España.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.


     
OPINIÓN
 
LatinPress®. 9 / 2 / 2018. México. Blanca Nieves Palacios Barreda.


Entre  La Marihuana, Fox  y  Trump


 

   

El tema de la legalización de la marihuana no pierde vigencia, hay quienes aseguran que no perjudica la salud y, quien sostienen, basados en estudios científicos que, tiene efectos que van, desde ataques al corazón, al aumentar la presión arterial, puede producir vértigos, vómitos, mareos, euforia, dilatan los vasos sanguíneos de los ojos, produciendo enrojecimiento en los mismos; algunas personas pueden tener mayor tolerancia, pero al ser utilizada con frecuencia, padecen afecciones en garganta y pulmones, por el humo, que contiene gases tóxicos y partículas que dañan los pulmones.

Hay Investigadores que señalan que la marihuana como medicamento, es benéfica en casos específicos, para pacientes que reciben quimioterapia, y quienes padecen convulsiones o esclerosis múltiples; señalando que están en proceso de investigación sobre los efectos secundarios que a la larga pueden provocar.

Un tema  que sin duda provoca controversias y despierta ambiciones, toda vez que  la comercialización de la marihuana produce a sus productores y distribuidores millones de pesos.

El Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, Donald Trump, que desde su designación ha estado golpeando verbalmente a varios países del mundo, especialmente  a su vecino país, México, amenazándolo con la construcción de un muro, para que los inmigrantes del centro y sur América y de México mismo, no puedan ingresar a “su país”, argumentando que, los mexicanos son: “mafiosos”, “asesinos” y, “marihuanos”.

Trump, habla que esa intención, de la construcción del muro, es para proteger a su ciudadanía, de la terrorífica amenaza que los mexicanos, le representa a su país; al parecer Trump, no conoce, cómo hijo de inmigrantes, la  historia de Estados Unidos y menos aún la de México; o pretende ignorar a conveniencia que ha sido México quien ha sufrido intervenciones, despojo de aproximadamente 110 mil leguas de nuestro territorio y  siguen despojando de todas las riquezas que posee  su país vecino.

La historia nos habla de que, en México se empezó a cultivar  amapola y marihuana, a petición del gobierno estadounidense, que requería de esos enervantes para enviárselos a sus valientes marines a Vietnam;  el gobierno mexicano, que no se ha caracterizado por tener Presidentes que defiendan a su país y a sus ciudadanos, aceptaron el Tratado, -del que nadie habla-, y se dejaron los cultivos de maíz, trigo, frijol, sorgo y demás semillas, que eran parte del alimento básico de los mexicanos, para ponerlos a sembrar marihuana y amapola.

El ex Presidente Vicente Fox Quesada, que llegó a la presidencia bajo las siglas del Partido de Acción Nacional  (PAN),  y que dejó a los mexicano un amargo sabor de boca, y al que la vox populi llamó: “el sexenio perdido”, porque en ese tiempo se perdió todo, y a donde fueron a parar, fue a las arcas de la familia Fox y de su esposa Martha Saghún e hijos y, que simuló combatir a los cárteles del narcotráfico, hoy es un recalcitrante defensor del cultivo y comercialización de la cannabis indica y/o marihuana y dice que: “es urgente para México la despenalización del consumo de la marihuana con fines recreativos”.

Fox, lo mismo que Trump, dice cosas que no las procesa cerebralmente antes de decirlas; señala Fox, aspirante a comerciante de marihuana que: “el punto clave en ésta discusión -de la legalización de la marihuana con fines de recreación- es la moderación y la libertad de cada ciudadano para decidir con responsabilidad si consume o no”;  agrega, “esto no es nuevo, es una realidad en Washington, en Colorado y 28 Estados más” y afirma: “hasta el momento no existe ningún muerto por consumo de marihuana”.

El ex presidente Fox, en su ambición, por ser el mayor comercializador de marihuana y acrecentar  su fortuna, de la que se hiciera a su paso por  la presidencia, deja de lado tres cosas a cual más de importantes que: Estados Unidos no es un ejemplo a seguir como país; que la marihuana es adictiva y que al igual que el alcohol y el cigarro, produce afectaciones serias a la salud y, que los narcotraficantes y/o comerciantes de la marihuana, por más de seis décadas, no van a permitir ser desplazados por un ex presidente que no los pudo o no quiso combatirlos durante su periodo presidencial.

 Así que, si no quiere que la violencia se acreciente en su país, sería mejor que se dedique a promover una  mejor  educación en México, para evitar que los jóvenes sean presa fácil de la adicción a la marihuana,   cosa que no hizo en su sexenio. bnpb146@hotmail.com Colaboración especial para LatinPress®.

   
 

 


 
     
 
LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales. Marbella, Andalucía, España. Año 6. Marzo 2011 – Febrero 2018.

España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies