LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales
Marbella, Andalucía, España.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.


     
OPINIÓN
 
LatinPress®. 7 / 11 / 2019. México. Blanca Nieves Palacios Barreda.

Los privilegiados


 

   

Durante varios años de la existencia del Partido Mexicano de los Trabajadores (PMT), los afiliados al mismo, daban una cuota para su funcionamiento y poder realizar las tareas de organización entre la ciudadanía; eran variadas las actividades que se llevaban a cabo a fin de poder sostener y mantener al PMT, desde rifas, bailes, venta en las colonias de diferentes artículos, principalmente ropa, reino en el PMT, la fraternidad, la solidaridad y el apoyo mutuo siempre entre sus militantes.

El que ofreciéramos, por poner un ejemplo, una camisa en cinco pesos y nos dijeran: “no me alcanza solo traigo 3”, no era regatear por regatear, al ir a sus casas a afiliarlos o a platicar con ellos nos dábamos cuenta de ello, su pobreza era real, como lo sigue siendo para millones de mexicanos en estos tiempos.

Los Partidos predominantes, y que lo fueron por varias décadas: Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido de Acción Nacional (PAN), recibían las llamadas “prerrogativas” y apoyos que provocaron que varios vivales encontraran la forma de vivir a costa del presupuesto, sin dar cuentas a nadie, menos al pueblo que era quien los mantenía formando sus propios partidos, que fueron en realidad unas rémoras que circundaban entorno a los dos grandes Partidos.

Desde 1917 hasta 1951, las elecciones eran organizadas, dirigidas, y manipuladas por la Secretaria de Gobernación; así que podían hacer cuanta triquiñuela se les antojara, la autoridad estaba siempre de su parte; para 1973, el Congreso aprueba la creación de la Comisión Federal Electoral, en la que tendrían voz y voto los Partidos con registro.

En 1977, el Gobierno Federal expidió, la Ley de Organizaciones Políticas y Procesos Electorales (LOPPE), dándose la apertura a nuevos Partidos que no estaban incluidos, pero la conformación hablaba por si misma: la Secretaria de Gobernación, un representante de cada una de las cámaras (siempre priistas), un representante de cada Partido registrado y un notario público (siempre priista).

En 1990 se decidió, a fin de dar una imagen de “apertura democrática”, formar una Institución que se encargara de todos los procesos electorales y nace el Instituto Federal Electoral (IFE), “a fin de contar con una institución imparcial que diera certeza, transparencia y legalidad a las elecciones federales”.

En 2014, se cambia el nombre de IFE, por el de INE, Instituto Nacional Electoral, al realizar esta denominación se dijo era con el propósito de: “homologar los estándares con los que se organizan los procesos electorales federales y locales para “garantizar altos niveles de calidad en nuestra democracia electoral”.

Ni INE ni IFE, han garantizado a la ciudadanía tales preceptos, los fraudes electorales han sido vistos por los mexicanos con indignación e impotencia, y siempre a la conveniencia de intereses conocidos, que los mismos siguieran manteniendo el poder, hasta llegar el 2018 que ante 30 millones de votos en favor del candidato del Partido, surgido del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Andrés Manuel López Obrador, les resultara difícil hacer un nuevo fraude, por temor a un sublevamiento de la ciudadanía.

Hablar de dinero es hablar de intereses, de ambiciosos políticos corruptos; en la actualidad quienes conforman el INE y Partidos políticos, se regocijaron por lo acordado por Diputados en el Congreso, al no aprobar la reducción en un 50% de las prerrogativas de las que gozan esos Partidos, por lo que se verán beneficiados con un presupuesto para el 2020, de: PAN: $970’ 494,658 – PRI: $914’ 603,291 – PRD $451’ 135,800 – PT $ 395’435,270 – PVEM $ 431’ 008,417 – MC $ 405’ 396,793 – MORENA $ 1’170 millones 357, 966; por eso los pleitos en los Partidos están a la orden del día.

Por su parte los 12 consejeros que conforman la estructura del INE, lo mismo que los consejeros del Poder Legislativo y los y Representantes de los Partidos Políticos, recibirán: 12 mil 493 millones 356 mil 325 pesos, asegurándose salarios de hasta, $262,634; esos mismos consejeros que, se ampararon contra la Ley Federal de Remuneraciones, en la que se mandata que: “nadie ganaría más que el presidente, $108,305 mil pesos mensuales”; otro tanto hicieron diputados y senadores y no decir de los Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que cínica y desvergonzadamente han devengado, más de 500 mil pesos al mes.

Como al parecer el dinero es el motor que mueve a muchos políticos, que venden sus convicciones, conciencia, vergüenza y dignidad, la propuesta ciudadana es que: Diputados y Senadores, sean cargos honoríficos y que, ministros, Magistrados y consejeros devenguen, tal como lo estipula ley, menos del salario del presidente, de no estar de acuerdo… ¡que se les despida o encarcele por violar la ley!


La opinión del autor no coincide necesariamente con la de Latinpress.es bnpb146@hotmail.com Colaboraciónespecial para LatinPress®.

   
 

 


 
     
 
LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales. Marbella, Andalucía, España. Año 8. Marzo 2011 – Octubre 2019.

España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies