LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales
Marbella, Andalucía, España.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.


     
 
LatinPress®. 15 / 10 / 2018. LatinPress.es
   

La Mejor de tu otra Mitad

 


Pluto, de Aristófanes

 

Latinpress. 15 / 10 / 2018. En “El banquete” Platón describe una reunión de varios hombres doctos que discuten sobre la eterna pregunta de Howard Jones: “¿Qué es el amor?” Cada invitado pronuncia un discurso manifestando su opinión al respecto.

Mi preferido es de Aristófanes, que nació en Grecia en el 446 a.C., hace muchísimo tiempo; era contemporáneo de Sócrates y, aunque los dos se conocieron, no se caían demasiado bien. Aristófanes se ganaba la vida escribiendo comedias y, si eres amante del teatro, te aconsejo que no te pierdas sus obras “Lisístrata”, “Las ranas”, “Las nubes” o “Las Aves”.

Aristófanes  abre su discurso anunciando algo muy impactante: en un lejano pasado, cuenta, no existían dos sexos como ahora, sino tres.

Había hombres pegados a hombres, mujeres pegadas a mujeres, y hombres pegados a mujeres. A las personas con unos rasgos que no se corresponden definitivamente con los propios de su sexo, se las llamaría “andróginos”. Estos seres dobles eran felices y prósperos, pero cometieron el pecado de dejarse llevar por un orgullo desmedido y se rebelaron contra los dioses.

A Zeus el motín no es que le encantara precisamente, y decidió castigarlos. Al principio quería matarlos a todos, pero como hasta el poderoso Zeus sabía que los dioses existen sólo cuando los humanos creen en ellos, optó por el plan B: cogiendo un hacha, cortó por la mitad a estos seres dobles y esparció las mitades por todos partes.

Ten en cuenta que la historia, que al principio parece de la más absurda, adquiere de pronto mucho sentido. Me refiero a que nos enamoramos porque estamos incompletos.

Echamos de menos a nuestra otra mitad mitológica y nos pasamos la vida buscándola. Por cierto, este mito explica los orígenes de la homosexualidad y coincide con la visión de muchos estudiosos que afirman que las inclinaciones sexuales son “innatas”.

¿Es posible encontrar a tu otra mitad? ¿A lo mejor tienes la suerte de haberla “encontrado” ya? ¿Cómo puedes saberlo?

Aristófanes tiene la respuesta y es la siguiente: si por algún milagro, Hefesto, el dios del fuego y la forja, se aparece ante ti y te ofrece soldarte con tu pareja uniéndolos para siempre, como al inicio de los tiempos, para que no se vuelvan a separar nunca más, observa tu reacción.

Si te niegas en redondo, es que no es tu otra mitad.  Si dudas al respecto, significa que tampoco lo es. Sólo si saltas de alegría con su proposición quiere decir que has encontrado la mitad que te falta.

Pero ¿quién es capaz de pasar esta prueba? Es algo dificilísimo. Si alguna vez, aunque sea una sola noche, quieres salir con tus amistades en lugar de quedarte con tu pareja, ¡ya no la superas!

¿Cómo podía saber “El Principito” que la rosa era su otra mitad? Como decía mi padre: “Los pares perfectos no existen más que en las zapaterías.”.

Alberto de Luca Bartolomeo


 
 





 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies