LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales
Marbella, Andalucía, España.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.


     
OPINIÓN
 
LatinPress®. 14 / 9 / 2019. México. Blanca Nieves Palacios Barreda.

¿Qué hacer ante los fraudes bancarios?


 

   

Cada vez resulta más incomprensible e inexplicable, el cúmulo de fraudes bancarios que se suscitan diariamente contra sus propios clientes y más difícil entender, como es que se dan esos fraudes.

Es ampliamente conocido el que existen delincuentes cibernéticos, llamados “hackers” y que hacen grandes fortunas robando el dinero de las personas que tienen una relación bancaria, depósitos en cuentas de ahorro, de débito, y hasta las tarjetas de crédito. Con una facilidad inusitada son utilizadas por personas ajenas totalmente al titular de dichas tarjetas.

Los Bancos que funcionan en México, en su mayoría, son propiedad de extranjeros, los intereses que cobran ante cualquier operación, son mucho muy elevado que los que cobran en sus países de origen, y esto no es ignorado por las instituciones oficiales financieras, Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Banco de México, ni por el presidente de la República mismo.

Hemos sabido los mexicanos de la estatización de la Banca, en tiempos del ex presidente José López Portillo y de la nueva privatización, por parte del ex presidente Carlos Salinas de Gortari; porque el poder económico como es conocido, pesa ante los presidentes de cualquier país.

Supuestamente, al adquirir una tarjeta en cualquiera de sus modalidades y con cualquier Banco, los datos del titular son absolutamente confidenciales, el famoso NIP, solo lo conoce el titular y el Banco, de ahí que la interrogante esté presente, ¿cómo se enteran quienes utilizan las tarjetas en su beneficio, sin ser titulares de las mismas, para hacer compras o vaciar cuentas, hasta de los pensionados?

Es indignante, cansado y frustrante el hecho de que de repente vas a retirar alguna cantidad de tu cuenta de débito, por ejemplo, y te encuentras conque te dejaron 3 pesos y al presentar tal situación en el Banco del cual eres “cliente”, resulta que evaden su responsabilidad y se niegan a restituir lo que te ROBARON, de sus propias cajas.

Y empieza el vía crucis, porque éste si es un vía crucis de a deveras, pues tras reclamaciones y aclaraciones en los Bancos, las personas perjudicadas se ven en la necesidad de acudir a la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), a fin de solucionar la devolución de su dinero.

Cuando el dinero es sustraído de una tarjeta de débito, difícilmente se da solución en la CONDUSEF, y se tiene que seguir con un proceso legal ante tribunales judiciales que son costosos y muy largos y, que por lo complicados muchas personas desisten de dar seguimiento o llegan a fallecer sin ver un resultado a su favor.

En el caso de las tarjetas de crédito, suele haber mayor posibilidad de solución satisfactoria, pues se anulan los gastos no reconocidos por el titular, la pregunta aquí es: ¿cómo es posible que un extraño conozca el NIP de una tarjeta que no es la propia?

El hecho de que los Bancos, hayan implementado la modalidad de compras por línea (internet), sin firma del titular, ha sido motivo de que se reproduzcan de manera alarmante los fraudes contra los usuarios de dichas tarjetas.

Por otro lado, no es posible que se deje de sospechar que los fraudes y robos a los clientes de los Bancos no se operativicen por personal de éstas mismas instituciones, pues llega una persona a hacer un retiro por determinada cantidad y, al salir del Banco, ya lo van siguiendo, lo despojan del dinero recién retirado y de resistirse, lo matan.

Las Instituciones, Bancarias no cuentan con servicio de seguridad, ni para los clientes ni para su mismo personal e intentan evadir siempre su responsabilidad de estos fraudes y robos.

El senador Ricardo Monreal dio a conocer que  presentaría una iniciativa de ley en el que se regularía debidamente los intereses cobrados por la Banca, pero abruptamente y sin explicación eso se detuvo; posteriormente, nos enteramos de la razón: el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), en el congreso celebrado por los banqueros, en el puerto de Acapulco, Guerrero, tranquilizó a este grupo de facinerosos, que no de financieros,  al decir que, no se tocaría a la banca.

La pregunta queda en el aire: ¿qué hacer contra tanto abuso perpetrado por los banqueros, quién podrá ayudarnos?


La opinión del autor no coincide necesariamente con la de Latinpress.es bnpb146@hotmail.com Colaboraciónespecial para LatinPress®.

   
 

 


 
     
 
LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales. Marbella, Andalucía, España. Año 8. Marzo 2011 – Junio 2019.

España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies