LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales
Marbella, Andalucía, España.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.


     
OPINIÓN
 
LatinPress®. 29 / 8 / 2018. México. Blanca Nieves Palacios Barreda.

El regreso de la charra


 

   

No solo en el extranjero ignoran los orígenes del adjetivo, “charro” sindical,  aquí también en México, la gran mayoría, incluso de trabajadores sindicalizados, ignora cómo es que surgió.

Durante el período presidencial de Miguel Alemán (1946-1952), la Secretaría General del Sindicato de Ferrocarrilero, con el apoyo del Presidente, era ocupada por Jesús Díaz de León, un hombre con gran gusto por la charrería, utilizando la vestimenta charra de manera cotidiana y a quien se le llamaba “el charro Díaz”.

A la par de su gusto por esta vestimenta, su autoritarismo era notorio, pues no permitía la disidencia ni crítica sobre los malos manejos que de las cuotas de los trabajadores se venían haciendo, lo que le valió a verdaderos líderes ferrocarrileros como: Valentín Campa, Luis Gómez Zepeda, Demetrio Vallejo, Sánchez Castorena, entre otros más, el haber sido encarcelados.

De todos es conocido, aunque inexplicable, como es que,  los líderes charros, corruptos, a más no poder,  pueden permanecer por décadas como dirigentes sindicales, pisoteando a sus representados y viviendo a todo lujo a sus costillas y resulten inamovibles, contra la voluntad incluso de miles de trabajadores, que forman parte de esos sindicatos y que ven como, sus líderes se enriquecen de manera inocultable y cínica, en tanto sus salarios y prestaciones van a la baja.

Tal es el caso de la lideresa, Profesora Elba Esther Gordillo, quien llegó a estar en el pináculo del poder sindical, con el apoyo de varios presidentes de la República, que veían en ella las cualidades suficientes para mantener al gremio magisterial sometido, manipulado y atemorizado.

Traicionar para escalar, ¡es la consigna!, y tal cosa la vino haciendo la Profesora Gordillo desde su ingreso al Sindicato Nacional de Trabajadores del Estado (SNTE), como Secretaria del Trabajo en 1973, bajo la protección de Carlos Jonguitud Barrios, a quien no dudó en traicionar para  de ahí en adelante escalar a todos los cargos posibles, con el irrestricto apoyo de Carlos Salinas de Gortari, ex presidente de México.

Asumió desde, la Presidencia del Partido Revolucionario Institucional (PRI), diputaciones y senadurías, hasta por tres ocasiones, Delegaciones,  Coordinaciones y hasta la Secretaría General de la Confederación de Organizaciones Populares (CNOP).

Siendo la indiscutible líder magisterial, los Gobernadores, Secretarios de Estado y funcionario de cualquier rango,  se le inclinaban a fin de evitar conflictos con ella, de lo contrario bastaba su orden para sacar a los Profesores a las calles y crearles verdaderos conflictos estatales.

Nadie osaba contradecirla o negarle cualquier petición por mínima que fuera; el SNTE, que aglutina a aproximadamente, millón y medio de Maestros, siendo considerado el más grande de América Latina, a cualquier autoridad inspira respeto,  porque además son miles de millones en cuotas los que ingresan a sus arcas, sin fiscalización de ningún tipo.       

Con el poder que  le otorgaran  Presidentes de la República, su soberbia y ambición crecían;  se cegó de manera tal  que la Líder Sindical perdió el piso y se indisciplinó, y al apoyar al candidato del Partido de Acción Nacional (PAN),  Felipe Calderón Hinojosa, selló su sentencia de encerramiento.

La noticia corrió como río en tiempo de aguas el 26 de febrero de 2013, a tres meses de haber ocupado la presidencia el priistas, Enrique Peña Nieto (EPN), le cobraron la factura.

“la Maestra” Elba Esther cayó de la gracia y protección del Presidente en turno, siendo  detenida al bajar del Jet en el aeropuerto de México, junto con sus cómplices: Isaías  Gallardo, José Manuel Díaz, Nora Ugarte y Erick Rodríguez,  bajo los cargos de: operaciones con recursos de procedencia ilícita, lavado de dinero y delincuencia organizada.  

A ella no la mataron, como según han denunciado, Profesores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores del Estado (CNTE), organismo disidente a la Profesora Gordillo, quienes aseguran que es la responsable del asesinato del Maestro Misael Nuñez Acosta en 1981 y de toda la corrupción que ha permeado en el SNTE; denuncia hecha ante las autoridades  y jamás atendida.

Los gastos millonarios de la Profesora Gordillo, sus adquisiciones de propiedades y lujos de toda índole, si bien eran criticados y repudiados por miles de Maestros del SNTE, también le eran aplaudidos, por muchos otros, como cuando adquirió 59 vehículos marca Hummer para, “rifarlos” entre sus más  allegados colaboradores.

Para sorpresa de muchos y duda de todos, Elba Esther Gordillo fue puesta en libertad libre de toda culpa,   tras 5 años de supuesto encarcelamiento que pasó en un hospital de lujo por supuestas enfermedades y en su igualmente lujoso departamento, en una exclusiva zona de la ciudad de México en arraigo domiciliario.  

Justo el 7 de agosto 2018,  día en el que se le entregó la constancia como Presidente electo a, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), ese día fue puesta en libertad, en una jugada de dos bandas de los derrotados priistas, mediante la que pretenden confundir a la ciudadanía,  al hablar sobre un posible pacto entre EPN y AMLO.

Pero cual película mexicana, tras lo dicho en la conferencia de prensa a la que convocara Elba Esther Gordillo tras su liberación,  nos encontramos con que  empieza el rodaje de,  “El Regreso de la Charra”. 

 

bnpb146@hotmail.com Colaboración especial para LatinPress®.

   
 

 


 
     
 
LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales. Marbella, Andalucía, España. Año 7. Marzo 2011 – Julio 2018.

España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies