LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales
Marbella, Andalucía, España.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.


     
 
LatinPress®. 3 / 11 / 2017. LatinPress.es
   

El discurso virtual de Puigdemont no funciona.

 


 


Latinpress. 3 / 11 /2017
. Bajo el bochorno español Puigdemont ha logrado internacionalizar el proceso catalán, pero ahora él y su séquito están desfilando por la pasarela del descredito político: no han salido los millones de independentistas a las calles a defenderlos; las empresas y los bancos más importantes se han marchado de Cataluña; los diputados independentistas como Rufián y Joan Tardá guardan un silencio cómplice y no se marchan del Congreso de los Diputados de Madrid porque dejarían de recibir sus nóminas; las reuniones en el  Parlament del gobierno destituido hacen recordar las dos Asambleas venezolanas, una de ellas ilegítima; acudirán a las elecciones del 21 de diciembre considerándolas ilegitimas, habiéndolas negado en Cataluña y teniendo que inventar otro eslogan que no sea el independentismo; el respaldo internacional nunca llegó, y algunos de sus hombres y mujeres de confianza ya han acatado las leyes constitucionales compareciendo en la Audiencia Nacional y el Supremo, precisamente un órgano con jurisdicción en todo el país que exige la obediencia a las normas constitucionales.

Puigdemont que hasta ayer jueves por la tarde estaba inventando un discurso virtual sobre la violencia en España, se ha enterado de las órdenes jurídicas de  prisión provisional para los ex consellers de su ex Govern, obligándose a reinventar el de la honorabilidad, el de la fuga definitiva o el de la presión para su arresto fuera de España, todo frente a una estrategia de Estado plenamente coordinada. 

Con todo, no debemos olvidar que Puigdemont fue nombrado en enero de 2016 como presidente de la Generalitat y que 10 meses después, en Noviembre, Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta y ministra de Administraciones Territoriales decidía tener un despacho propio en la Delegación del Gobierno en Barcelona para tomar las riendas del proceso y evitar el choque frontal entre Madrid y Barcelona.

La historia ya se conoce y con ella el fracaso rotundo de la vicepresidenta y ahora también coordinadora de Cataluña. O bien Santamaría o Rajoy restaron importancia al fenómeno que ses le venía o no fueron capaces de gestionarlo.

Puigdemont, el Pilatos catalán, dice que no regresa a España porque el Gobierno no le da ninguna garantía, prefiriendo  montar el show del gobierno en el exilio mientras la mayoría de sus antes consellers están en Madrid declarando bajo la aplicación del 155, se mantiene la detención de Jordi Cuixart y Jordi Sánchez, la intervención del canal catalán Tv3, la imputación al Major Luis Trapero y las investigaciones a los Mossos de Escuadra.

Puigdemont ya es el protagonista momentáneo de una telenovela con una imagen chusca y donde los principales actores de reparto, los radicales de la Candidatura de Unidad Popular (CUP), no le perdonan su abandono del barco en plena zozobra.

Más pronto que tarde todo este revuelo pasará y veremos más figuras políticas, regionales y nacionales, en las dianas del desacredito.

De momento, antes de la entrega de los premios Príncipe de Asturias, en la retina quedó un Mariano Rajoy soltando lastre y dejando al Rey Felipe VI todo el peso del mejor discurso que haya dado un Rey español en los últimos 40 años.

   
 
 





 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies