LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales
Marbella, Andalucía, España.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.


     
 
LatinPress®. 11 / 10 / 2017. LatinPress.es
   

El desaborido Independence Day catalán.

 




Latinpress. 11 / 10 /2017
. No fue a las 18:00, el Pleno extraordinario arrancó a las 19:11 con un Puigdemont sonriente y Junqueras con su rostro insondable.

Puigdemont cogió una carpeta y estuvo leyendo y haciendo anotaciones que a todos los medios les fue imposible de conocer. Los últimos en entrar fueron los de la CUP.

En las calles miles de independentistas con banderas catalanas estaban impacientes pero tranquilos.

El único punto del día fue la situación política catalana. Puigdemont tomó la palabra y dijo que comparecía después del referéndum y de sus consecuencias que iban más allá de “nuestro” país.

Pidió evitar la violencia con las palabras y los gestos y entender las aspiraciones colectivas, señaló que el caso catalán se había convertido en un asunto europeo.

Reconoció que muchos se les acercaron para sugerirles lo que debía o no hacer y, que pidió opiniones, pero que la decisión que expondría no era personal sino la voluntad del Gobierno que preside para mantener su compromiso.

Acusó al Gobierno central de utilizar la fuerza durante la jornada electoral (policía y guardia civil, no mencionó a los Mossos) para provocar el pánico y se renunciara al voto. Les salió el tiro por la culata porque más de 2.286.217 personas votaron. Hubo referéndum, no pudo impedirse, fue un éxito político y logístico, dijo Puigdemont.

El Estado ha introducido inquietud en la sociedad catalana, están preocupados por lo que pueda pasar, por los traslados de sedes sociales sin efectos reales sobre la economía catalana, pero lo que si lo tiene son los 16 mil millones de euros catalanes que tienen que cambiar de sede social cada año. A los que tienen miedo, les envió un mensaje de serenidad, diciéndoles que no se  no se desviaría ni un milímetro del compromiso social y económico.

Antes de hablar del Estatuto de Cataluña, recordó al régimen de Franco y a la colaboración de Cataluña para el desarrollo español.

En 2005 una gran mayoría, el 88%  del parlamento catalán, siguiendo los procedimientos constitucionales, aprobó una propuesta del nuevo Estatuto de Autonomía.

Ese estatuto se envió al Congreso de los diputados lo que produjo una catalanofobia, el texto se sometió a referéndum en 2006, un 47% fue la participación ciudadana, 1.8 millones de votos a favor, pero ese Estatuto fue recortado de manera infausta por un Tribunal Constitucional integrado por magistrados escogidos a dedo. Fue una humillación por quienes quería gobernar e impactó profundamente en los ciudadanos catalanes.

Acusó al sistema político español de represivo, los peores años de los últimos cuarenta, lo que ha llevado a millones de catalanes a pensar que la única forma de mantener la supervivencia como sociedad es el constituirnos como un Estado.

Según Puigdemont todo ello motivó a pensar que el futuro de los catalanes fuera decidido por los catalanes.

Habló comparando el referéndum inglés y de la imposibilidad de realizarlo en España, traduciéndose en persecuciones, al expresidente Artur Mas inhabilitándole y multándole abusivamente con más de  cinco millones de euros. Dijo que algunos cargos públicos fueron llamados a declarar y llevados esposados sin decirles el por qué. Esas fueron las respuestas del Estado español a las solicitudes catalanas.

No hemos encontrado interlocutores en el pasado ni en el presente y, el discurso de la monarquía confirmó lo peor de las expectativas.

Pidió a todo el país un esfuerzo por reconocer lo que les ha llevado hasta este momento, “No somos unos delincuentes, no somos unos locos, no somos unos golpistas, no somos unos abducidos, somos  gente normal que pide poder votar”.

Queremos reentendernos mejor con España porque hoy no funciona y la situación se ha convertido en insostenible. No se puede someter al pueblo contra su voluntad y someterlo a un estatuto que no quiere. Hay democracia más allá de la Constitución.

Cataluña se ha ganado el derecho a ser un Estado independiente. Pido a nuestros conciudadanos el mandato de que Cataluña se convierta en un Estado Independiente, lo hago solemnemente y  propongo que el Parlamento suspenda los efectos de la declaración de independencia para que durante las próximas semanas emprendamos un diálogo sin el cual no es posible llegar a una solución a corto plazo.

Puigdemont ha intentado con esta declaracióm de independencia en diferido, que Rajoy se siente con él en igualdad de condiciones y que haya una mediación de Europa.

La CUP consideró como ambigua la declaración de Puigdemont y llamó extrema derecha a los manifestantes antiindependentistas. Adelantó que se retira de la actividad parlamentaria hasta que no se den los pasos hacia la república, abriendo las puertas a las elecciones catalanas.

No aceptaron la independecia de Puigdemont declarada con puntos suspensivos y llamó a la desobediencia y a no aceptar suspender ningún efecto ni a mediar con nadie.


El sabor ha requesbrajamiento independentista quedó sobre un Parlament, permaneciendo todo el país a la espera de la reacción del Gobierno central.


Una hora más tarde, a las 22:00 horas y en un ambiente tenso, con ánimos caídos y con rostro de perdedores, Puigdemont  firmó el retórico, desconcertante pero simbólico documento de Compromiso con la República Catalana, también lo hicieron Carme Forcadell, Oriol Junqueras, la CUP y Esquerra Republicana.


La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría rechazó todo diálogo no constitucional y anunció una reunión del tren ministerial a petición de Rajoy, para hoy miércoles a las 9 de la mañana.


Con la espantada de Puigdemont su futuro político queda seriamente  comprometido, así como el de Junqueras y el del jefe de los Mossos, el mayor Trapero.

Por último es de esperar las nuevas consideraciones sobre una posible reforma constitucional y un posible pacto sobre un nuevo Estatuto catalán.

   
 
 





 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies