LATINPRESS.es © Periodismo de verdad, verdad.
Marbella, España.
Año 7. Marzo 2011 – Abril 2018.
España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.


     
OPINIÓN
 
LatinPress®. 21 / 4 / 2018. J. Manuel Arango C. Colombia.

Contra guacho tan activos; como ¿contra los asesinos de defensores de DD-HH?



   

¡Por eso le admiro “san nobel de paz”!

Duro con quien infrinja la ley, ¡así se hace carajos!, lo felicito por no descansar, no dejar de persistir en la lucha frontal contra todo tipo de delincuencia, desde todos los estratos sociales y privilegios ocupacionales incluidos en palacio de narquiño.

Una verraquera, de gobierno, y autoridades todas en acción, cuando de cumplir con el mandato constitucional y moral se trata, en mi querida Colombia; que abandonando sus intereses personales incluidos los de familia, se dedican en cuerpo “alma” y razón, a combatir todo aquello que a la sociedad le crea cierta “picazón”.

Los medios de comunicación, en casi todo el orbe, dan cuenta cómo más de diez mil hombres bien entrenados, comidos, remunerados; equipamiento del mejor; con otro tanto similar de sus pares de la hermana República del Ecuador y lógicamente de san Gringolandia, no cesan en sus declaraciones ofertibas de apoyo contra la criminalidad; persiguiendo por “cielo”, tierra, mar y aire al hombre “Guacho” que según, es el más poderoso del mundo humillando a Colombia, al obligarle  a alianzas con autoridades de otros países.

Siendo algo digno de resaltar por escépticos como el suscrito, pero bueno, lo estás haciendo “san nobel de paz” y pa’lante sin nervios como lo demostrado ante un paro armado de unos movimientos insurgentes al norte del país.

Asesinaron a tres integrantes de un medio de comunicación del país vecino y todo se activó, al punto de que reportan los noticieros nacionales e internacionales, capturas en cientos de personas en la frontera entre Colombia y Ecuador, porque todo sugiere que por allí todos son “guachos”, desempeñando cada uno un rol, según la “inteligencia” del régimen; que supo la localización de apoyos o integrantes de ese grupo.

¡Cómo me encanta, que por fin mi querida Colombia, avance, evolucione y se ponga al día demostrándole a su país vecino su competitividad, en contra de la criminalidad!

¡Emocionado yo…!

Pero un momento, no entiendo porque me emocioné en este instante, discúlpeme querida audiencia, es que llegué a pensar que esa era la constante del régimen de Colombia y resulta que no.

Periodistas por centenares asesinados en Colombia, y nada….

“152 asesinatos de periodistas en Colombia desde el año 1977 hasta el 2015, parecen desvanecerse de la memoria colectiva de esta violenta república que indujo el miedo al oficio de informar las acciones delictivas, y entregó como resultado la autocensura, sangre e impunidad”. https://www.las2orillas.co/152-periodistas-colombianos-han-sido-asesinados-en-los-ultimos-38-anos/”.

“En 2016 se registraron en Colombia 216 casos de violaciones contra periodistas, con un total de 262 víctimas. De ese número, 36 corresponden a agresiones, 90 a amenazas y 38 a casos de obstrucción al ejercicio informativo” https://www.elheraldo.co/entretenimiento/violencia-contra-periodistas-en-colombia-aumento-en-2016-327033.

Y, entre ellos, el de la periodista indígena Efigenia Vásquez, que según información de la guardia indígena, fue por el criminal ESMAD -Escuadrones Móviles Antidisturbios de la Policía Nacional- “600 indígenas despidieron la voz que despertaba cada mañana al Resguardo. Murió de un disparo cuando el Esmad desalojaba a tiros un balneario en el volcán Puracé” https://www.las2orillas.co/adios-efigenia-la-querida-periodista-indigena-de-coconuco/ sin que hasta la fecha se oiga de una “recompensa” por quien dé informes que lleven a localizar a sus criminales y se les judicialice; como tampoco, de ni pequeños o grandes operativos como en este caso por tres del vecino país Ecuador.

Es la doble moral del régimen colombiano; porque para congraciarse con alguien a quien debe rendirle cuentas como a su amo gringo; entonces como el traidor Lenin del Ecuador, dan plazos perentorios de escasos días; para que toda su infraestructura de los resultados y demostrar que en Colombia, “se aplica con todo rigor, la ley a quien la infrinja” ¡que falsedad!

A este servidor, le tuvieron tras rejas después de semejante operativo de allanamientos y conducción a los calabozos del búnker de la fiscalía general de la nación por ser “jefe de la red de comunicaciones de las farc-ep” por lo que se les cayó el fiscal delegado del caso ante semejante falso positivo judicial en mi contra; mientras que a los que incitan al odio, hacen apología a la violencia, les consienten, no les hacen nada y ni un rayo les cae.

¡Ojo pelao, porque puedes resultar siendo “guacho” también…!

¿Quién me garantiza, que la cantidad de campesinos “capturados” en esos operativos, no son números más de los permanentes falsos positivos judiciales?, como si el fiscal general y el “san nobel de paz” se hubieran transformado en adivinos para que los que se roban los recursos de la salud, los de la desnutrición y mortandad infantil y demás, caigan lo más pronto posible.

Acaba de ocurrir la muerte de esas tres personas, y ya saben quiénes son, su ubicación y  los roles de cada uno de los famosos “guayos”; habiéndose convertido en un “infierno” el lugar, para aquellas humildes familias que por siempre han vivido de la agricultura en esas regiones fronterizas y en paz; y todo por haber ocurrido presumiblemente el caso que les ha estigmatizado a todos como culpables cuando seguramente ni sabrán quien es el personaje aludido y mucho menos, haber pertenecido o pertenecer a grupos al margen de la ley; pero su delito “negros” o habitar la región en su mayoría, como si hubiera cierta forma de racismo por parte del régimen.

Siento vergüenza ajena ante la sociedad mundial, por la inoperancia del régimen colombiano cuando de atacar la corrupción se trata. Los asesinos y corruptos de los que se escucha a diario existen desde presidencia para abajo, pero son “presuntos”.

En Ecuador declararon tres días de luto o duelo y banderas a media asta por los tres periodistas asesinados desgraciadamente en Colombia.., proporcionalmente a los centenares asesinados en Colombia, cuantos mega-operativos, días de duelo o luto y prisioneros y condenados debieran haber?

¡No más teatro Sr “nobel de paz” que ni usted mismo se lo cree.

   
 

 


 
     
 
LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales. Marbella, Andalucía, España. Año 7. Marzo 2011 – Abril 2018.

España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies