LATINPRESS.es © Periodismo de verdad, verdad.
Marbella, España.
Año 6. Marzo 2011 – Septiembre 2017.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.


     
 

 

   

Rafael Peralta Romero
República Dominicana

   
   
 

LatinPress. 3 / 9 / 2017. Rafael Peralta Romero. República Dominicana.

   

Voces y ecos: Vergüenza entre periodistas.

 

¿Qué palabra  puede ser más  adecuada para expresar la situación creada  después de las elecciones del  Colegio Dominicano de Periodistas, efectuadas el viernes 25? 

Dos días después de las votaciones, la comisión electoral proclamó como ganadora la plancha encabezada  por el licenciado  Adriano de la Cruz. Y se disculpó por la tardanza.

Olivo de León, candidato  de la plancha derrotada y actual presidente del CDP, felicitó a De la Cruz  y para justificar su derrota declaró a los medios de comunicación  que el gobierno lo venció. Sus penosos argumentos fueron interpretados  como el habitual derecho al pataleo muy propio de la política dominicana.

La información de la comisión electoral incluyó que la plancha dos  ganó en las tres instancias de dirección, por lo que la presidencia del Instituto de Prevención y Protección del Periodista  fue ganada por Juan Carlos Bisonó y  la del Tribunal Disciplinario por Elsa Bello, mientras  Brunilda Romero fue proclamada secretaria general de la  seccional del Distrito Nacional.

¿Dónde se origina el bochorno? En que ahora, los perdedores, sin  empacho, sin sonrojo, sin el mínimo reparo en el buen sentido, declaran que  “nadie ha ganado en el CDP”.

Quieren anular la votación de Santiago, que le resultó altamente afrentosa: Convergencia 205 y Marcelino Vega 90.  En Santiago se mostró  más intenso el deseo de cambio.

La pretensión de cambiar los resultados de los comicios periodísticos parece una perfecta  manifestación de locura.  Solo servirá para acentuar  la apreciación de que nuestra sociedad está afectada de un virus que corroe  nuestras instituciones. El componente principal de ese malestar es el individualismo: “Yo o nadie”, es el lema.

No han calculado los candidatos  perdedores  que su torpe actitud llena de sofoco a su sector profesional y  a ellos les resta categoría de dirigentes. Los periodistas que sufragaron el viernes 25 – y hasta los que no-  merecen un trato respetuoso.  Nadie quiere pertenecer a una organización profesional que le sea  causa de  rubor.

El presidente electo del CDP, Adriano de la Cruz, confirmó ayer que “resulta evidente que intentan desconocer los resultados de la seccional de Santiago, donde perdieron 205 votos contra 90, alegando que las boletas no fueron firmadas al dorso, razón por la cual exigen la repetición de las elecciones de esa demarcación”.

La comisión electoral consideró “democrático y limpio” el proceso, y el domingo 27  sus integrantes leyeron un comunicado en el que declaraban  ganadores a  De la Cruz y su equipo y ponderaban que el evento se desarrolló dentro de un ambiente festivo, de respeto y tolerancia democrática. Hoy el CDP está muriendo de vergüenza. rafaelperaltar@gmail.com Colaboración especial para LatinPress®.

   
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies