LATINPRESS.es © Periodismo de verdad, verdad.
Marbella, España.
Año 7. Marzo 2011 – Diciembre 2018.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.


     
 

 

   

Rafael Peralta Romero
República Dominicana

   
   
 

LatinPress. 21 / 12 / 2018. Rafael Peralta Romero. República Dominicana.

   

Voces y Ecos: Provincia contra municipios

 

Políticos y periodistas –quién sabe si también peloteros, una tercera pe- han desarrollado una fascinación por el concepto provincia y se solazan con el nombre de esas demarcaciones sin percatarse de que  se trata de una figura que, si bien tiene base legal, en lo social carece de raíces y se torna, para los habitantes de esos territorios, en una ficción.

La fuerza comunitaria reside en el municipio, cuyos naturales exhiben  algunos  rasgos comunes,  sostienen vínculos entrañables con su terruño y pregonan  alegremente su gentilicio: michero, mocano, navarretense…¿Hay una palabra derivada del  nombre de cada provincia que sea común a todos los nacidos  en ella? No creo.

Solo ocurre en aquellas en las que el municipio cabecera lleva el mismo nombre –o casi el mismo- de la provincia: santiaguero, barahonero, seibano, hatomayorense.

Pero en verdad, estos gentilicios corresponden a los nacidos en Santiago de los Caballeros, Santa Cruz de Barahona, Santa Cruz de El Seibo y Hato Mayor del Rey, nunca a los naturales de los demás municipios.

La atracción de los  políticos por la palabra provincia  los lleva  a emitir expresiones  como “Yo, como alcalde de la provincia Santiago…”. Los periodistas ponen lo suyo con la localización de noticias en las provincias. Me luce que Hermanas Mirabal y Monseñor Nouel  encabezan  esta preferencia. En cuanto a la  primera, vea las noticias de los XIV Juegos Nacionales, recién finalizados.

Como si fuera una conspiración contra los municipios se prioriza el pomposo nombre provincial y  se cita, por ejemplo, “la calle principal de esta provincia” o las “autoridades  municipales de esta provincia”, pero  están refiriéndose a un municipio, obviamente el cabecera. Salcedo sigue llamándose así, aunque la provincia haya cambiado de nombre.

Parecen olvidar algunos redactores de diarios, y lo consienten los editores, que el hecho noticioso se fecha –decimos  fechar  los viejos periodistas- en el lugar menor y éste se destaca gráficamente mientras el lugar mayor se coloca en tipografía diferente, menos notoria, precedido de una coma. Es decir: GUAYACANAL, Azua. GUALETE, Puerto Plata.

Para ubicar una noticia, no es preciso que  los municipios sean identificados  con la provincia. Para contar lo  que ocurra en Cotuí, Sánchez Ramírez aporta poco; como La Altagracia nada le suma a la localización de Higüey. Incluso, estas  ciudades deben servir de referencia cuando se trate de un lugar menor, distrito municipal incluido.

La categoría jurídica superior inmediata  al distrito municipal es el municipio y no la provincia. De modo que podemos escribir: LAGUNA  DE NISIBÓN, Higüey. Por igual: MASIPEDRO, Bonao. 

Por cierto que Bonao es un municipio cuyo nombre va desapareciendo para políticos y periodistas, las noticias hablan de Monseñor Nouel como una ciudad. 

Lo demostraré en el próximo artículo.            

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de Latinpress.es

rafaelperaltar@gmail.com Colaboración especial para LatinPress®.

   
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies