LATINPRESS.es © Periodismo de verdad, verdad.
Marbella, España.
Año 7. Marzo 2011 – Junio 2018.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.


     
 

 

   

Rafael Peralta Romero
República Dominicana

   
   
 

LatinPress. 2 / 6 / 2018. Rafael Peralta Romero. República Dominicana.

   

Voces y Ecos: Nicaragua y "Adiós, muchachos"

 

Un libro de memorias nace con el defecto  original de que se basa en percepciones, estados anímicos y otras actitudes síquicas de quien lo escribe, respecto de los hechos que cuenta y de las personas involucradas.

Ese mal congénito podría expresarse con impulsos de euforia  o  con evocaciones y estados de melancolía, según que los sucesos narrados hayan provocado satisfacciones o frustraciones en el autor.

Los sucesos atípicos (conflictos bélicos, revueltas populares o desgracias de grandes proporciones), pueden motivar la elaboración de libros hasta a personas que no han mostrado destrezas en el arte de escribir, pero que a raíz de participar en determinadas hazañas han quedado con el pecho  inflado de emoción y la mente repleta de ideas que pugnan por salir y adquirir  la forma de libro.

En el caso de Adiós muchachos, de Sergio Ramírez Mercado, se trata de una obra  que satisface la necesidad de  conocer las interioridades  de la Revolución sandinista que finiquitó la tiranía de los Somoza, en Nicaragua, y es al mismo tiempo un texto de estilo halagador, pese a las terribles realidades que relata.

Lleva como subtítulo “Una memoria de la revolución sandinista”.  La primera edición, que ha sido  la  manejada para este comentario, apareció en septiembre de 1999, con el sello  Aguilar. Tiene 293 páginas. Ramírez fue actor  de primer orden en la organización  de la lucha armada que culminó con la defenestración   de la dictadura del último Somoza.

La dinastía  había empezado en 1934 con Anastasio  Somoza García, quien gobernaría  hasta 1956 cuando sobre su pecho cayó el plomo justiciero.  Somoza sufrió un atentado en la ciudad de León por un grupo dirigido por el  poeta Rigoberto López Pérez, quien escribió aquella tarde su mejor poema.

 Le sucedió Luis Somoza Debayle para continuar un régimen  caracterizado  por las desigualdades sociales  y la intolerancia política. Gobernó hasta 1963, cuando entregó la presidencia al abogado René Shick Gutiérrez. Éste  gobernó desde mayo de 1963 hasta agosto de 1966.

 Otro títere somocista, Lorenzo Guerrero, fue elegido para terminar el  período hasta mayo de 1967, cuando  le entregó el poder a Anastasio Somoza Debayle.  Para el menor de los Somoza, las cosas serían diferentes, pues en 1961 había sido fundado el Frente Sandinista de Liberación Nacional, organización política y militar que combatió la dictadura con sentimiento y acción.

 Estos antecedentes  resultarán útiles para entender la temática del libro de Ramírez. El FSLN, del que este destacado novelista fue parte, entró triunfalmente a Managua en 1979 y el pueblo los esperó jubiloso en las calles mientras el dictador y sus secuaces huían. La historia no termina aquí, pero sí el espacio. rafaelperaltar@gmail.com Colaboración especial para LatinPress®.

   
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies