LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales
Marbella, Andalucía, España.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.


     
 

 

   

Rafael Peralta Romero
República Dominicana

   
   
 

LatinPress. 31 /05 / 2016. Rafael Peralta Romero. República Dominicana.

   

Voces y ecos: De la inequidad a la iniquidad.

 

¿Puede hablarse de agiotaje político? El gobierno y su partido, el PLD, me han enseñado que sí.

En el comercio, con  la práctica del agiotaje se procuran ganancias más allá de lo ético y lo legal con el fin del sujeto  enriquecerse indebidamente.

La palabra procede del italiano y se refiere a la obtención de utilidades de  modo cómodo y fácil.

La raíz “agio” significa “añadido”. El agiotaje incluye especulación y unos trucos que lindan con la usura.

Un agiotista busca riqueza, sabe que sus procedimientos son abusivos  y que perjudican a terceros. Nada de eso le preocupa, pues su actuación es movida por el  interés de añadirse beneficios. Es lo que cuenta para él.

¿Cuál es la relación del Partido de la Liberación Dominicana con  el agiotaje?  Esa organización se identifica por su tendencia a acaparar, y me refiero sólo a lo político.

No le basta con lo ganado, sino que apetece lo poco que un proceso electoral anómalo, en el que participó con todas las ventajas, hubo de dejar a los otros.

Las elecciones del 15 de mayo se caracterizaron por la inequidad. Los candidatos del PLD tuvieron a su favor todos los bienes  del Estado. Dinero, vehículos, teléfonos, medios de comunicación, personal de las instituciones públicas y un  presidente, Danilo Medina, llamando al teléfono de cada dominicano para pedir votos.

La evidente parcialidad de la Junta Central Electoral y otras cortes se cuenta entre los recursos disponibles del PLD. Y como esa agrupación corrompe todo lo que toca, en  estas atípicas elecciones se añadió un elemento que se tenía por superado: la incursión de militares en campaña. Por eso no actuaron ante las  inconductas en los centros de votación.

La foto del candidato  Medina apareció en  15 de las 26 casillas que representaban candidaturas presidenciales. A eso se llama inequidad que   es lo mismo que desigualdad o falta de equidad. 

Inequidad
e iniquidad no son sinónimas, pero es innegable la afinidad semántica, además del  parecido fónico, entre estos vocablos.

Iniquidad es marcar boletas después de las elecciones para favorecer candidatos del PLD. Despojar de sus puestos a quienes bien  ganaron, presionar y ultrajar miembros de juntas municipales electorales para  torcer resultados, eso es iniquidad.  Como “maldad, injusticia grande”, se define la palabra iniquidad.

Bien advirtió el obispo Francisco Ozoria: el PLD no puede quererlo todo.  Pero el PLD ha demostrado que sí lo quiere todo. No le han bastado las ventajas frente  a los demás partidos, es decir la inequidad, y recurre al arrebato de posiciones no ganadas. La inequidad incluye  iniquidad. Así es como el PLD ha  ido de la  inequidad a la iniquidad. rafaelperaltar@gmail.com Colaboración especial para LatinPress®.

   
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies