LATINPRESS.es © Periodismo de verdad, verdad.
Marbella, España.
Año 6. Marzo 2011 – Junio 2017.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.


     
 

 

   

Rafael Peralta Romero
República Dominicana

   
   
 

LatinPress. 3 / 6 / 2017. Rafael Peralta Romero. República Dominicana.

   

Voces y ecos: Esa justicia de Danilo Medina…no sé.

 

El sometimiento a la justicia de funcionarios, empresarios  y exfuncionarios, acusados de prevaricación y otros hechos punibles, pudo ser el punto de partida para el combate de la corrupción de Estado en República Dominicana.  Debió ser motivo de satisfacción para un pueblo  que vive  asqueado de tanto delito y tanta  impunidad.

Pero en vez de sentir alborozo la sociedad contempla el espectáculo con escepticismo. Pocos creen que una acción dirigida por el presidente Danilo Medina pueda constituirse en un acto de verdadera justicia.

Esto porque Medina  contamina de su interés político-personal cada acción en la  que se involucra, así fuere un culto religioso.

Las acusaciones amparadas  en el pretexto de los sobornos de la constructora Odebrecht  no convencen de que se  persiga erradicar  la podredumbre. Muchos ven una trama de Medina para descalificar a sus oponentes  en pro  del gobernante despejar los escollos en su truculenta pretensión de mantenerse en el poder más allá de agosto  de 2020.

Dos senadores del Partido oficial y el ministro de Industria y Comercio figuran entre los catorce acusados.

Pero ninguno forma parte de la cuadra política danilista. Mucho menos pertenece a ese  conjunto el señor Víctor Díaz Rúa, exministro de Obras Públicas, tenido como hombre clave en el equipo de Leonel Fernández, expresidente la República.

Que se incluya a tres miembros del poderoso comité político del PLD  (Montás, Segura y Valentín) daría la apariencia de que se trata de un acto  propio de  una justicia ciega.  Pero más se aprecia que el objetivo principal ha sido desfigurar al PRM (Partido Revolucionario Moderno), principal  fuerza de la oposición, y por eso ha sido encartado su presidente, Andrés Bautista.

Bautista  presidía el Senado en el momento en que fue aprobado el contrato de préstamo para el acueducto del Noroeste, asignado a la dichosa Odebrecht. En cambio, el senador Reinaldo Pared, leal al presidente Medina,  ha conseguido aprobar  26 contratos con Odebrecht por un monto superior a cuatro mil millones de dólares. No será molestado.

Los dominicanos se preguntan  por qué no se incluye una investigación judicial  sobre el más costoso contrato del gobierno con Odebrecht para instalar la cuestionada planta Punta Catalina. No obstante, nadie  esperará que el bisoño procurador general, Jean Alain Rodríguez, se atreva a proponerle semejante utopía a su jefe.

También se quiere sabe cuándo iniciará el enjuiciamiento  a los responsables de manejar dinero obsceno en la campaña para la  reelección del presidente Medina. Si bien el pueblo disfruta el carácter circense del proceso, la realidad es que  la gente aspira  a una acción seria  que signifique el comienzo del fin de la impunidad. Pero esa justicia de Danilo Medina…no sé. rafaelperaltar@gmail.com Colaboración especial para LatinPress®.

   
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies