LATINPRESS.es © Periodismo de verdad, verdad.
Marbella, España.
Año 8. Marzo 2011 – Noviembre 2019.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.


     
 

 

   

Pedro Echeverría
Mexico

   
   
 

LatinPress. 26 / 11 / 2019. Pedro Echeverría. Mexico.

   

Morena, el INE y, los partidos

 

1. Me hace reír el argumento de AMLO cuando dice que los siguientes gobiernos burgueses o neoliberales no podrán echar para atrás sus reformas o sus leyes en beneficio de jubilados, los inválidos, los jóvenes y los niños.

Yo digo lo contrario: en un mes de esos gobiernos, con cualquier discurso de “crisis económica”, con unas cuantas patadas los echarán abajo.

Lo único que puede evitarlo es un gran movimiento de masas del pueblo que los expulse del poder, o por lo menos los mantenga amenazados con su fuerza y militancia.


2. Lo repito: los 30 millones de votos para AMLO son una ilusión si por lo menos una cuarta parte no tiene conciencia y organización de clase; peor aún si los dirigentes del partido Morena son simples seguidores y repetidores del discurso presidencial.

Construir un partido no es como dicen en México: “enchílame otra”. Si los dirigentes no tienen un poco de cultura política, no conocen un poco de historia, si son simples burócratas que no piensan ni confrontan a sus enemigos, competidos y adversarios, será un partido blandengue.


3. Jamás he pensado, creído o dicho que nuestro pueblo es sabio. Porfirio Díaz declaró en 1908 –después de gobernar 33 años- “que el pueblo mexicano ya estaba listo para elegir a sus gobernantes.

Yo, después de más de 100 años sigo pensando en que nunca ha estado preparado el pueblo para elegir a sus gobernantes.

El pueblo es sabio para ejercer el trabajo productivo que ha practicado y para vivir en la miseria y el hambre; pero para la política corrupta que vivimos desde hace siglos, sólo los políticos profesionales está preparas para ello.


4. Hay que preparar al pueblo pero no en las escuelas y con los programas de la burguesía. Basta ya de decir que lo que le falta al pueblo es educación; esas son chupadas de niño de pecho si pensamos para que ha servido la educación burguesa, las profesiones y los títulos.

Es necesario, urgente, promover e impulsar en cada población asambleas masivas que ayuden al pueblo a organizarse alrededor de sus problemas y a exigir las soluciones.

La paz no es que todos estén trabajando bajo órdenes del amo; la paz es lograr con luchas la justicia e igualdad.


5. Por ello sé que cualquier ley justa, si no tiene defensores luchando en las calles, se enterrará por cualquier burgués, conservador, ladrón, que se haga del poder.

López Obrador, por bondadoso y buena gente –a pesar de que cuenta con mayorías en las dos legislaturas (cámaras de diputados y senadores)- ni siquiera ha podido llevar a la cárcel a cinco de los 200 delincuentes más connotados.

No sólo hay que pensar en el golpe de Estado contra Evo Morales y de Madero. Se olvida que en 1963 en Dominicana fue derrocado de igual manera el profesor Juan Bosh por las fuerzas combinadas del gobierno de EEUU y los multimillonarios dominicanos.


6. Tengo la idea de que al partido Morena le ha quedado inmensamente grande a sus dirigentes, incluso a López Obrador.

Parece que fue un proceso electoral espontáneo anti PRI-PAN-PRD, que para organizarse se requiere por lo menos un año; de los contrario seguirá como un organismo fofo sin claridad ideológica y sin objetivos claros, sin ideología, muy fácil de engañar por unos cuantos pesos.

Por ello he propuesto que alguno de los tres o cuatro militantes conocedores de política nacional e internacional se hagan cargo de ese partido mediante acuerdos.


7. No son millones, son MILES de millones de pesos los que se dilapidan en elecciones que nunca han sido claras dado el despilfarro de dineros que deberían ponerse en beneficio directo de inversiones productivas para el pueblo.

Se necesitan designar funcionarios sustitutos honrados, inteligentes y baratos en el INE (Instituto Nacional Electoral) que por cada error sean sustituidos.

¿Se olvida acaso que los funcionarios anteriores y los actuales –que jamás actuaron con independencia- fueron producto de oscuros arreglos entre el PRI, PAN, PRD, siempre convocados por el presidente en turno, que antes dominaban la escena política?

Es sin duda otra de las pifias del gobierno de AMLO a las que el temeroso presidente le da terror abordar. Una consulta les diría que renuncien todos cuanto antes.


8. Los funcionarios del INE propagan en todos los medios de información que ellos son muy necesarios, así como otros organismos “modernos” creados por los gobiernos neoliberales.

Nadie propone la desaparición del INE sino el cambio de los funcionarios –representantes de los partidos que los impusieron- con personas honestas.

Lo que realmente se busca es que esos nuevos organismos no sigan sangrando al pueblo que históricamente ha sufrido miserias y hambres.

El INE, junto al poder judicial y otros, se han negado a rebajarse sus salarios a menos de lo que recibe López Obrador.

Basta ya de majaderías y trampas de funcionarios. La gran promesa es el cambio total y la obligación gubernamental es hacer que se cumpla.


9. Lo mismo debe decirse de los partidos “cascarón” que por falta de militantes activos son controlados por unos cuantos viejos políticos, sus hijos y parientes, que se dedican periodo tras periodo a brincar de diputaciones a senadurías y de aquí a otros cargos para luego repetir el círculo, así como promover viajes al extranjero y a recibir sobornos o los muy conocidos “moches”.

Buscan más presupuesto para el pago de locales, vehículos, celulares y ayudantes. Por lo menos López Obrador, en su periodo, debería cambiar las cosas para evitar que sigan funcionando a perfección las corruptelas.

Se tiene la seguridad que cuando concluya su periodo y los neoliberales recuperen el poder del PRI, PAN o PRD, las cosas regresarán con más brillo a su estado anterior.


10. No debe olvidarse que hace varios meses el presidente López Obrador pidió a los partidos políticos reducir su gasto al menos 50% y devolver parte de sus prerrogativas a la Hacienda Pública.

Decía AMLO entonces: “Ya no estamos en los tiempos del derroche de los gastos superfluos, no puede haber gobierno y partidos ricos con pueblo pobre”.

Se proyecta que en 2020 los partidos reciban 5 mil 239 millones de pesos.

Hizo un llamado a los dirigentes de los partidos políticos para que actúen de manera consecuente, no pueden estar recibiendo tanto dinero los partidos políticos, tienen que reducir sus gastos y tienen que devolver el dinero a la Hacienda pública”.

Las carcajadas de los políticos se escucharon en todo el país mientras exigían más presupuesto porque el que existe no les alcanza.


11. El INE –con ese gigantesco salario de sus directivos y con esa terrible ambición salarial que lo caracteriza- aprobó el anteproyecto en el que se establece que los partidos reciban en 2020 un presupuesto de 5 mil 239 millones mil 651 pesos, lo que sería 274 millones más que este año.

Los partidos escucharon la recomendación de AMLO, pero sólo se han burlado de él porque los cientos de millones que reciben –tanto del gobierno como de particulares o la llamada “iniciativa privada”- les urgen para “sus múltiples gastos políticos”.

Yo digo que los ladrones funcionarios no son los culpables, sino el pueblo que no se organiza, así como sus dirigentes honestos que no los ayudan para la defensa de sus derechos pisoteados.


La opinión del autor no coincide necesariamente con la de Latinpress.es
http://pedroecheverriav.wordpress.comalterar@gmail.com Colaboración especial para LatinPress®.

   
 
 




 

 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies