LATINPRESS.es © Periodismo de verdad, verdad.
Marbella, España.
Año 7. Marzo 2011 – Agosto 2018.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.


     
 

 

   

Pedro Echeverría
Mexico

   
   
 

LatinPress. 15 / 8 / 2018. Pedro Echeverría. Mexico.

   

¿Se equivocó Marx de que la clase obrera era la única revolucionaria?

 

1. Karl Marx, desde que en 1847 escribió junto con Engels el Manifiesto Comunista que se convirtió en un programa político de los trabajadores del mundo en la lucha contra el sistema capitalista.

Señaló entonces que la contradicción esencial era entre el capital (en manos de la burguesía explotadora) y el trabajo (representado por el proletariado, la clase obrera de la gran industria).

En la sociedad anterior, en el feudalismo, la contradicción principal era entre los grandes dueños de la tierra (los señores feudales) y los millones de  siervos que producían las tierras del señor o amo. Pero ya desde el siglo XVI el capitalismo iba dominando al feudalismo  y dos nuevas clases iban convirtiéndose en la contradicción principal: la burguesía y el proletariado.

2. Marx señaló, con razón, que en el sistema capitalista las dos clases principales eran la burguesía y el proletariado; señaló que el proletariado (la clase obrera explotada, numerosa y miserable) enterraría el capitalismo y a los burguesía explotadora.

No tomó en cuenta a los campesinos y a los pobres marginados porque pertenecían a la vieja sociedad de terratenientes o latifundistas.

Por ello a los seguidores de Marx durante más de 50 años creímos como un dogma que “solo la clase obrera era revolucionaria y que las demás clases (cuando más) sólo serían apoyo de las luchas revolucionarias”. Por ello también discutimos mucho acerca del carácter de clase de la revolución rusa, china o cubana, donde la clase obrera no fue importante.

3. En Rusia por ejemplo, en 1903 Lenin al organizar el bolchevismo lo hizo con “intelectuales proletarizados” porque en Rusia la clase obrera era muy débil, y en 1917 los bolcheviques se hicieron del poder con escasa participación obrera.

Obviamente en China, país totalmente agrario, la revolución fue campesina y Mao Tsetung, tuvo que conocer y aceptar esa realidad y así encabezó la revolución y el gobierno desde 1949.

De cuba, ni hablar de clase obrera, porque fueron los intelectuales  y campesinos encabezados por Fidel  Castro quienes en 1959 tomaron el gobierno.

En todos lados la clase obrera o proletariado de Marx estuvo ausente porque el planteamiento marxista era más bien para Inglaterra, Francia, Alemania, u otro país europeo.

4. Fue sólo alrededor de 1968, cuando se registraron los movimientos estudiantiles en el mundo –particularmente el de Alemania y Francia-, cuando nos empezamos a enterar de los filósofos  Marcuse, Bénjamin, Adorno, Fromm, del grupo de Frankfurt, Alemania,  que hacía la crítica a Marx y sus seguidores en el sentido de la “muerte de la clase obrera” que se había acomodado al establecimiento o que había sido cooptada por el capitalismo.

Marcuse alcanzó mucha fama en sus libros por su planteamiento de que la vanguardia de las futuras revoluciones  serían los jóvenes, los estudiantes, los marginados, las mujeres. Pero ya las revoluciones marxistas de la clase obrera daban paso a los planteamientos de “todo el pueblo”.

5. Al parecer Marx estaba escribiendo para Europa y los países desarrollados con clase obrera. Lenin, Mao, Castro tomaron el marxismo como bandera, pero Rusia, China, Cuba no reunía ninguna ni capitalismo desarrollado ni clase obrera.

Adoptamos muchos principios marxistas como dogma no como guía para la acción. Esos errores se pagan caro. En México tuvimos y tenemos una clase obrera fuerte: maestros, petroleros, electricistas, mineros, ferrocarrileros, así como las decenas de miles de obreros del sector privado.

Realizaron huelgas importantes, pero jamás superaron el economicismo, la lucha salarial. Bastó con que la clase política creara organizaciones controladas por una pandilla de dirigentes traidores y espurios, para dominar todo.

6. Pero Marx –que vivió y escribió de 1843 a 1983- no era un adivino o calculador; él sólo trabajó con la “ley de tendencias” que le permitían ver un poco adelante. 

No vio lo que pasaría en Rusia, China o Cuba, donde jamás pensó que hubiese revoluciones; estudió con profundidad el capitalismo y previó gran parte de su desarrollo poniendo el acento en países de más alta complejidad capitalista.

Incluso en alguna ocasión pensó que México sería absorbido por el gran capitalismo que se hacía muy grande y poderoso en los EEUU.

Pienso que Marx no se equivocó; fuimos nosotros quienes no vimos que él escribía para Europa y creímos que todo su pensamiento valía para todo el mundo. http://pedroecheverriav.wordpress.comalterar@gmail.com Colaboración especial para LatinPress®.

   
 
 




 

 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies