LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales
Marbella, Andalucía, España.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.


     
 

 

   

Mariela Sagel.
Panamá.

   
   
 

LatinPress. 29 / 7 / 2018 Mariela Sagel. Panamá.

   

Vida y Cultura. Un viaje al porvenir

 


El periodista Jon Lee Anderson, compañero de viajes
de Fernandez hará la presentación


Publicado en La Estrella de Panamá y Latinpress.es España.
El escritor chileno, Patricio Fernández Chadwick, que dirige el semanario satírico The Clinic y el portal digital www.theclinic.cl será uno de los participantes del Foro de Periodismo que se llevará a cabo durante la celebración de la XIV Feria Internacional del Libro de Panamá (FIL) del 14 al 19 de agosto próximo. El autor no llega a los 50 años y tiene una pesada mochila de experiencias vividas y gozadas por el mundo, que son dignas de ser escuchadas y leídas.

Es graduado de Literatura y Filosofía en la Universidad Católica de Chile y de Historia del Arte Renacentista de la Universidad de Florencia, pero se dedica al periodismo con fuerza y pasión, además de ser comentarista político en paneles de televisión y radio. Fundó el semanario The Clinic hace 20 años y ese nombre es alusivo a la London Clinic, donde fue detenido el exdictador chileno Augusto Pinochet en 1998, por órdenes del juez español Baltazar Garzón, que buscaba que el ex gobernante respondiera por las vidas de ciudadanos españoles asesinados durante su mandato.

‘Cuando Pinochet fue detenido estallamos de felicidad gozosa', recordaba en 2009 en una entrevista con El País de España el director de The Clinic, Patricio Fernández, se lee en el portal electrónico. Pero veamos qué nos tiene que decir el autor sobre su último libro, el cuarto publicado, después de Ferrant es, (2000), Los Nenes, (2008) y La Calle me Distrajo. Diarios 2009-2012 (2012) titulado Cuba: Viaje al fin de la revolución.

El final de la revolución


El libro, que presentará su amigo, el periodista estadounidense Jon Lee Anderson, estrella de la revista The New Yorker y experto en temas latinoamericanos, y que fue su compañero de muchos de los casi 20 viajes que realizó a la isla, recoge un período de estudio muy intenso que dedicó el escritor chileno a entender el proceso revolucionario cubano, desde lo que se conoce como el ‘Periodo Especial', que ocurrió con la caída de la Unión Soviética y su consecuente retiro de la ayuda que recibía la isla de los países del bloque comunista, pasando por el anuncio del restablecimiento de las relaciones de Estados Unidos y Cuba, la visita de Barak Obama, el concierto de los Rolling Stones hasta los acontecimientos recientes de este año, con la elección de un nuevo presidente.

También nos narra las reuniones de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) con el presidente colombiano Juan Manuel Santos que dio inicio a uno de los procesos sociales más delicados de los últimos años en el continente: el proceso de paz en el país sudamericano. Gracias a una combinación de complicidad entre periodistas y amigos, Pato, como le dicen a los Patricios en Chile, —pero que en otros países tiene connotaciones peyorativas—, visitó uno de los últimos campamentos de las FARC y nos da un registro inédito de la vida de esos guerrilleros.

Este compromiso en narrar lo acontecido en la isla que ha resistido casi 60 años el ser el vecino más próximo de los Estados Unidos y a quien se le enfrentó sin que lo pudiera doblegar, ni por la fuerza ni por la ideología, llevó a Fernández a viajar durante años a Cuba, destacando lo que a muchos parecería imperceptible: la coincidencia del anuncio que hicieron Raúl Castro y el presidente estadounidense en 2014, el 17 de diciembre, día de San Lázaro o Babalú Ayé, en la religión yoruba —como resultado del sincretismo religioso entre las deidades africanas con las católicas— una de las fiestas más importantes para los cubanos.

El concierto gratuito de los Rolling Stones se realizó unos días después de la visita de Obama en marzo de 2016 y costó la friolera de 7 millones de dólares en montaje, con una tecnología de punta en un país donde apenas se consiguen interruptores de luz y cables para conectarse a internet en forma clandestina y fue financiado por un acaudalado abogado curazaleño.

En su empeño por contar el fin de una historia o el comienzo de un porvenir distinto, a Patricio Fernández lo ha acompañado la suerte: Fidel Castro, el líder histórico de la revolución cubana, a quien la Agencia Central de Inteligencia (CIA) trató de asesinar más de seiscientas veces, se retiró debido a una enfermedad, que lo mantuvo alejado del poder directo por 10 años antes de morir, en 2016, a los 90 años.

Asumió el mando su hermano Raúl, y a pesar de todo el entusiasmo que generó el anuncio del restablecimiento de las relaciones entre los dos países, la normalización no avanza, de hecho, desde octubre de 2017 la embajada norteamericana se encuentra cerrada ya que ‘Donald Trump le apagó la música a esta fiesta justo cuando comenzaba a ponerse buena'.

Fernández también estuvo para la visita del Papa Francisco a la isla en septiembre de 2015 e incluso registró la reciente designación de Miguel Díaz-Canel, el pasado mes de abril, como presidente de Cuba, un hombre nacido después de instaurada la revolución y el primero que no se apellida Castro. Sus vivencias son muy generosas porque hacen referencia a la vida cotidiana, de barrio, al erotismo que es un denominador común, al ingenio de las famosas jineteras para conquistarse un extranjero.

El autor se nutre de las personas que viven y respiran el aire de la isla. ‘Todos los personajes de este libro son reales. A la mayoría los vi con mis propios ojos, y unos pocos se colaron de oídas.'

Meras coincidencias


Patricio Fernández tuvo que corretear las cenizas de Fidel desde La Habana hasta Santiago de Cuba en viejos ‘almendrones', como se les llama a los autos de los años 50 que todavía circulan en un país donde pareciera que el tiempo se ha detenido.

De manera magistral junta una serie de coincidencias sobre el acto funerario del ‘Guerrillero del Tiempo', que vivió para sobrevivir a 6 papas en Roma y 10 presidentes estadounidenses, y fue enterrado 9 días después de su muerte, el día que se celebra la fiesta de Shangó, o Santa Bárbara, como se hace con todo santero, el 4 de diciembre.

Shangó, el orisha guerrero de los truenos, los rayos, la justicia, la virilidad, la danza y el fuego, es el rey más temido de la religión yourba, el orisha más popular del panteón.

El libro es de muy reciente aparición, de inicios del mes de julio de este año y sus narraciones son muy desenvueltas, con guiños a la forma y las palabras que usan los cubanos para hablar.

Fernández es un relator que tiene gracia y chispa y aunque no utiliza la sátira, esa que abunda en su semanario, es una magnífica lectura para comprender el comienzo del fin.

No se puede negar que un capítulo de la historia contemporánea ha concluido y estamos ante el final de uno de los procesos políticos sociales más relevantes ocurridos en América Latina y ‘Cuba: Viaje al fin de la revolución' es un valioso testimonio de ello. @marielasagel. www.marielasagel.com marielasagel@gmail.com Colaboración especial para LatinPress®.

   
 
 
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies