LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales
Marbella, Andalucía, España.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.


     
 

 

   

Mariela Sagel.
Panamá.

   
   
 

LatinPress. 1 /11 / 2016 Mariela Sagel. Panamá.

   

‘Ser cultos para ser libres'.

 

Publicado en La Estrella de Panamá y enviado por su autora a Latinpress.es. La frase la dijo y postuló el gran apóstol cubano José Martí, y cobra más vigencia hoy día porque un hombre libre, como casi todos los que estamos en países de este continente, si no tenemos conocimientos ni educación, poco haremos para salvarnos a nosotros mismos.

Esta premisa viene al caso por el reciente debate de altura que sostuvieron dos académicos de la lengua española, Arturo Pérez Reverte y Francisco Rico por el bendito lenguaje sexista que la RAE ha decidido abandonar para no andar con la necedad esa de miembros y miembras, para mencionar un ejemplo que se cae de su peso.

Coincidió la guerra de artículos de estos dos intelectuales con el lanzamiento de la última novela de Pérez Reverte, lo que le aportó su dosis de protagonismo permanente y de expectativa, que no necesita porque sus libros son recibidos y leídos con avidez en todas partes del mundo.

Entre tantas entrevistas que le hicieron al escritor cartagenero hubo una que me llamó la atención por la contundencia en que señalaba que el Gobierno de Mariano Rajoy, que ha enfrentado serios problemas para mantenerse desde hace un año exactamente, ha triturado la palabra cultura en todos sus órdenes, tanto fiscalmente como físicamente. Y eso pasa en España, a quien miramos como nuestro ideal por la lengua común que nos une.

Sigue Pérez Reverte diciendo que para el Partido Popular la cultura no tiene ninguna importancia, no pesa para nada y por supuesto, eso se está sufriendo. Si allá llueve, acá no escampa...

Más recientemente vimos cómo las manifestaciones culturales y los artistas jugaron un papel fundamental en el propuesto plebiscito por la paz en Colombia.

Así lo aseveró Santiago Gamboa, escritor colombiano, que, por tener una formación francesa, defiende la educación cultural, pues a él se le inculcó que los intelectuales deben tomar partido sobre los temas que se debaten en la sociedad.

‘La cultura es muy importante para acompañar un proceso de paz como el que está viviendo Colombia, pero al mismo tiempo la cultura no decide las cosas porque si fuera así, este país estaría pacificado hace mucho tiempo', aseguró Gamboa.

Es obvio entonces que mientras más atrasados culturalmente estén los pueblos —y no se trata del término cultural elitista— más indiferentes van a ser de las situaciones en que sus gobernantes, o las condiciones, los pongan.

Los artistas, todos, los que hacen cine, teatro, escriben, pintan, cantan, tocan algún instrumento o dirigen una orquesta están en la obligación de modificar el estado permanente de violencia y desasosiego, consumismo desenfrenado y poca fe en la educación que nos mantienen atrasados.

Hoy día el que no lee es porque no quiere, estamos pendiente de los tuits, de lo que ponen en Facebook nuestros amigos o a quienes seguimos, y nunca hemos estado más comunicados, pero también más aislados.


Volviendo a Pérez Reverte, en sendas entrevistas ha señalado que a las élites españolas no les ha convenido que el pueblo tenga acceso a la cultura, porque es más fácil tenerlo sometido a través de los confesionarios o de los púlpitos.

Ahora, el que no es culto, en el sentido noble de la palabra, que conoce, tiene referencias y analiza, es porque se niega a serlo o acceder a las fuentes de información, con tantos dispositivos y medios que se ofrecen. Para Pérez Reverte, esa ausencia de cultura es la médula de los muchos problemas que tiene España.

Y yo diría que nuestros países tienen agravada esa crisis, porque hay una total ausencia de políticas culturales inclusivas para todos, especialmente para los jóvenes que son los que en el futuro van a guiar a los países por los senderos de paz y prosperidad que todos queremos para nuestros respectivos pueblos.

El intelectual debe participar con mucha responsabilidad con respecto a la sociedad que lo escucha, porque la sociedad, a pesar de que el mundo de la cultura es minoritario, escucha, le da esa plataforma y pues, como lo escucha, hay que tener gran responsabilidad', remató Gamboa. marielasagel@gmail.com Colaboración especial para LatinPress®.

   
 
 
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies