LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales
Marbella, Andalucía, España.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.


     
 

 

   

Leopoldo Puchi
Enfoque. Venezuela

   
   
 

LatinPress. 12 /07 / 2016. Venezuela. Leopoldo Puchi.

   

Enfoque. "Redocatorio" o desobediencia.

 

Flash Rojo

SE DICE QUE RECTIFICAR es de sabios, sobre todo si se hace a tiempo. Pero queda mal cuando no es el resultado de una reflexión y se pasa de un extremo a otro. Esto puedo ocurrir con las nacionalizaciones, si no hay claridad sobre cuál es su papel y si no se delimitan cuáles han sido esenciales y cuáles decisiones circunstanciales.

ES LÓGICO suponer que en medio de las dificultades económicas se produzca un aumento del desempleo, aunque atenuado por las disposiciones oficiales. Aquí lo importante es ofrecer soluciones temporales que puedan aprovechar esa mano de obra cesante. ¿Por qué no incorporar a esos trabajadores a un plan de refacción de vías públicas?

Flash Negro

EN LA OPOSICIÓN muchos son partidarios del diálogo, pero parece que otros han tomado la delantera. Incluso se habla de “redocatorio”, es decir, el derrocamiento bajo el impulso del movimiento a favor del referendo que, de no realizarse, se prolongaría  “a través de una gran desobediencia civil” y abriría caminos “hasta derrocar”.

EN MATERIA de política económica está claro que el proyecto de la Mud se centra en una fuerte apertura liberal. Se puede estar de acuerdo o no, pero es válido. Ahora, las solicitudes de intervención extranjera crean una situación delicada para una alternancia porque tienen que ver con un punto vital: la existencia misma de la Nación.

Desde la Sala Situacional. Lo que nos espera

Las conversaciones auspiciadas por Unasur entre Gobierno y Oposición están en un punto muerto, lo que debe ser motivo de preocupación para todo el que aspire a una evolución pacífica de los acontecimientos en nuestro país.

Como se sabe, al instalarse la Asamblea Nacional se anunció como objetivo prioritario la salida de la presidencia de Nicolás Maduro y se informó que se estudiarían diferentes modalidades para alcanzar ese fin, como la renuncia, la enmienda, la reforma constitucional y también referendo revocatorio, que se ha convertido en la iniciativa principal.

Obviamente, ese anunció ha generado un clima lleno de tensiones, más allá de las consideraciones jurídicas de la decisión. Siempre ocurre así cuando se plantea la salida de un presidente antes de que finalice su período, en cualquier parte del mundo, sea cuál sea la modalidad que se utilice, legal o ilegal: el impeachment  brasileño, el golpe parlamentario paraguayo o la mano militar de Honduras.

Esta circunstancia hace imperativa la búsqueda de acuerdos, especialmente al considerar que existe un equilibrio de fuerzas más allá de lo electoral, y que ningún factor detenta la hegemonía. Es una realidad que solo puede ser manejada por medio de mecanismos de convivencia acordados, si se quiere evitar la violencia antes de una consulta electoral o después de ella, durante este Gobierno o en uno futuro.

De realizarse un revocatorio no se alteraría ese cuadro de base, gane quien gane, porque no resuelve el problema de la hegemonía.

Así que una decisión sobre su realización o no realización debe estar enmarcada dentro un diálogo más amplio, que cree las condiciones para que factores antagónicos puedan encontrar mecanismos y formas de relacionarse que permitan funcionamiento de las instituciones y la actividad productiva, no solo ahora sino en el caso de que la Mud llegue a ser gobierno.

Si no hay un entendimiento, los dos grandes factores en pugna estarían tentados de apelar a la violencia, desde el Estado o desde la calle, bien sea el Psuv o la Mud el factor que ocupe Miraflores. Pero no se trata de crear un gobierno de unidad nacional o de consenso, que no es viable, sino de establecer los límites y modalidades de convivencia de factores que seguirán siendo antagónicos

En este sentido, pudieran presentarse varios escenarios para un entendimiento vía negociada. En uno de ellos, se establece de mutuo acuerdo que no se realizará el referendo y se marcha hacia la elección de gobernadores este 2016 y las presidenciales de 2018, en un marco concertado de concesiones. En otro escenario, se acuerda celebrar el revocatorio y se elabora un esquema de garantías para una futura cohabitación. Por supuesto, un diálogo puede terminar sin ningún tipo de acuerdos, pero debemos estar conscientes de lo que nos espera.

El Socialismo en la Historia
Verano caliente

Ocurrió en Portugal en 1975, al año siguiente de la revolución de los claveles de los oficiales del Movimiento de la Fuerza Armada (MFA) que le puso fin, en abril de 1974, a la dictadura y a la era colonial.

Se había nacionalizado la banca, parte de la gran industria y se inicia la reforma agraria. Se mejoraron los salarios y las condiciones laborales.

Sin embargo, en las elecciones de la Asamblea Constituyente perdió la izquierda revolucionaria y simultáneamente el MFA se divide en varias corrientes: los marxistas, del general Vasco Goncalves, quien estaba al frente del Gobierno; los radicales, de Otelo Saraiva de Carvalho y los moderados, llamados “puros”, de Melo Antunes.

Para el verano de 1975 la inflación subía y los alimentos escaseaban. Muchos empresarios estaban en huelga de brazos caídos y en el norte del país se desata una ola de movilizaciones y violencia anticomunista. Con anterioridad, ya había aterrizado en Lisboa el embajador estadounidense Frank Carlucci, especializado en actividades de inteligencia, con una misión precisa: evitar una revolución, objetivo que alcanza en noviembre, al sumarse al calentamiento de calle un golpe con participación del ala moderada del MFA. elepuchi @gmail.com Colaboración especial para LatinPress®.

   
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies