LATINPRESS.es © Periodismo de verdad, verdad.
Marbella, España.
Año 5. Marzo 2011 –Diciembre 2016.

España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.



     
 

 

   

Leopoldo Puchi
Enfoque. Venezuela

   
   
 

LatinPress. 10 /12 / 2016. Venezuela. Leopoldo Puchi.

   

Enfoque: Mesa de Dialogo.

 

Flash Rojo

NO TODO se debe a la guerra económica, que la hay. Pero también hay fallas graves en la política económica. Ni se asume una economía en la que la asignación de recursos se haga vía planificación, ni se escoge una economía en la que la formación de precios se realice a través del mercado, aunque sea controlado y monitoreado.

LAS GESTIONES del Gobierno en la Opep han sido exitosas y justifican los viajes que se hicieron para que subieran los precios del crudo. Los nuevos ingresos serán un alivio. Pero habría que informar en detalle en que se gastan, a quién se le asignan y para qué. Sin información, prosperan los “Dolartoday”.

Flash Negro

HAY SECTORES de la oposición que todavía consideran viable la línea de “la rebelión” anunciada hace unas semanas y que no se concretó. No aceptan el viraje dado por la Mud. Consideran que los acontecimientos pueden ser precipitados por medio de acciones como el apagón de Credicard y apuestan a eventos disruptivos.

LA DESIGNACIÓN de las dos vacantes del CNE por la Asamblea puede ser uno de los pasos concretos de los acuerdos de la Mesa de diálogo. Pero habría que tener sentido común y elegir uno de cada sector sin la búsqueda, que duraría meses, de “independientes”. Algo semejante se haría con la Comisión de Registro y la Junta Principal.
Desde la Sala Situacional

El embrollo Parolin.

Dialogo


Monseñor Pietro Parolin envió una carta al Presidente y a los coordinadores de cada sector en la Mesa de diálogo. Del contenido han circulado varias versiones y se conocen las líneas generales. Ahora, lo que sí puede afirmarse es que al enviarla, Parolin sabía que se convertiría en un hecho público. Como dice el refranero: “Secreto de uno, de ninguno; de dos, sábelo Dios; de tres, secreto no es”. La misiva sólo tenía un carácter confidencial aparente.

Igualmente, puede señalarse que el hecho mismo de enviar una carta es en sí un mensaje, puesto que al existir un emisario designado por el Papa para relacionarse de manera directa con las partes, era obvio que la utilización de otra modalidad como la epistolar tendría un efecto automático de dramatización. Lo natural es que las gestiones, si son de buena fe, se realicen con prudencia y paciencia, a través del contacto persuasivo. A todo esto se le añade el tono conminatorio del texto y el respaldo a la propuesta de una de las parcialidades.

Por lo demás, ya se conocía, por información difundida por el grupo que acompañó a monseñor Baltazar Porras al Vaticano, que las gestiones que hicieron durante el viaje habían resultado exitosas y que la iniciativa de una carta tendría lugar.

Quizás Parolin accedió a complacer las solicitudes hechas por el sector radical de la oposición solo con el fin de apaciguar el clima cismático que observó en la delegación del clero venezolano, o tal vez lo hizo empujado por ciertas figuras del mundo socialcristiano venezolano que están en desacuerdo con la Mesa de diálogo, con quienes mantiene estrechos lazos y comparte posiciones políticas. En todo caso, lo cierto es que el secretario de Estado de la Santa Sede ha generado un nuevo embrollo, y que su iniciativa epistolar ha perjudicado el proceso de diálogo y empañado la participación del Vaticano.

Por su parte, el Gobierno no podía comportarse como si esa realidad no existiera, y ha debido, desde el momento mismo en que se instaló la Mesa de diálogo, proceder a tomar algunas medidas, sin mayores condiciones, que contuvieran la previsible presión que vendría sobre el Papa de parte de la Conferencia Episcopal Venezolana, partidaria del esquema de las llamadas “primaveras” y opuesta a la nueva línea de la Mud. Por ejemplo, el Gobierno ha debido decretar una amnistía unilateral que cubriera un amplio abanico. Del mismo modo, ha podido, a tiempo, crear una fundación mixta para recibir donaciones internacionales. Pero no previó y llovió.

El Socialismo en la Historia
Constitución italiana

No hay porque extrañarse de que se haya intentado cambiar la Constitución italiana en días recientes.

Era algo que exigían desde hace años los centros de poder mundial, pues lo consideraban una necesidad de la globalización. En 2013 lo pidió la banca J.P. Morgan, que en uno de sus documentos señalaba los “defectos” de las constituciones europeas: muy democráticas, demasiadas garantías sociales. Y en esto, no les ha faltado razón, en particular en Italia cuya constitución fue redactada al calor del movimiento de la Resistencia contra el fascismo, encabezado por comunistas y socialistas al frente de un poderoso movimiento obrero cuyo prestigio contrastaba con la decadencia de la élite política y económica marcada por haber promovido el fascismo y por apoyarlo hasta el final.

Esta ascendencia de la izquierda signó el texto constitucional de la Republica naciente en 1947 y sancionó los principios que debían despejar los obstáculos de orden económico y social que “limitan la libertad y la igualdad”. No por casualidad Palmiro Togliatti postuló de manera heterodoxa, que la Constitución y el desarrollo de sus fundamentos era “la vía italiana hacia el socialismo”. Por eso querían demolerla.  elepuchi @gmail.com Colaboración especial para LatinPress®.

   
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies