LATINPRESS.es © Periodismo de verdad, verdad.
Marbella, España.
Año 6. Marzo 2011 – Octubre 2017.

España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.



     
 

 

   

Leopoldo Puchi
Enfoque. Venezuela

   
   
 

LatinPress. 9 / 10 / 2017. Venezuela. Leopoldo Puchi.

   

Enfoque: La MUD parece que nunca hubiera roto un plato.

 

Desde la Sala Situacional. Opción Zapatero, opción Almagro.

La elección de gobernadores es una medición de fuerzas y una redistribución de posiciones institucionales, lo que a su vez es parte de un entramado mayor en la lucha por el poder que desde el ángulo electoral tendrá su cima más elevada en los comicios presidenciales de finales de 2018.

Nada de esto tendría nada de particular si no fuese por la existencia de un equilibrio precario de los factores en pugna y por el grado de sus antagonismos.

Estamos en un cuadro en el que los eventos electorales por sí solos no son una respuesta a la situación de crisis por la que atraviesa el país.

No existe una hegemonía claramente definida y no se visualiza que esto ocurra a corto plazo por métodos pacíficos.

Por supuesto, a través de una vía forzada se pudiera definir la hegemonía, bien sea por medio del derrocamiento interno del Gobierno o a través de una intervención extranjera.

Hacia allí apuntan iniciativas como las que representa Luis Almagro. También, desde el lado gubernamental, pudiera pensarse en la creación de una “nueva institucionalidad” a través de la Asamblea Nacional Constituyente.

La otra opción es la que ha venido adelantado José Luis Rodríguez Zapatero, que apunta a un esquema de coexistencia Gobierno-oposición para el período 2019-2024, en el que cada factor accede o conserva posiciones de poder y se acordarían asuntos relativos a la Fanb,  el TSJ y reformas como la creación del Senado.

Incluso, en esta opción pudiera estudiarse una fórmula de neutralidad geopolítica para Venezuela, con el apoyo de la Unión Europea, Rusia y China.

Ahora bien, al ser las votaciones del 15 de octubre un tramo de un proceso global en el que se va a modificar la correlación institucional, lo conveniente hubiese sido que se celebraran en el marco del acuerdo que se viene negociando, primero en Caracas y ahora en Santo Domingo.

Es previsible que la oposición incremente su número de gobernadores, pero lo que se desconoce es si el evento reforzará la “opción Almagro” o la “opción Zapatero”. 

Flash Rojo.


LA ECONOMIA SOCIAL puede dar un aporte significativo a la producción. Pero no sustituye los proyectos agrícolas o industriales para el consumo de masas. Planes como el de los conejos o los huertos urbanos al ser presentados sin explicación y como sucedáneos de las políticas de inversión o macroeconómicas, generan desconfianza.

LA LEY ELECTORAL establece que las candidaturas pueden ser sustituidas hasta diez días antes de la votación. Pues bien, hay que cumplir con la norma. De hecho, es inevitable que cualquiera sume los votos de las diferentes tarjetas y se conozcan así los resultados. Esa suma  es lo decisivo desde el punto de vista político. Lo demás es arte de birlibirloque.

Flash Negro.


LA MUD ESTÁ participando en las elecciones como si nunca hubiera quebrado un plato y no tuviera nada que ver con lo ocurrido de abril a julio. Ahora dicen que los únicos responsables son Guevara y Capriles.

Es muy válido rectificar, pero haciendo un análisis crítico. Lo mismo ocurre con las negociaciones: todos van y nadie va.

PARECE QUE Almagro cuando se enteró de que estaba a punto de llegarse a un entendimiento en Santo Domingo se mortificó mucho, por lo que declaró: “no puede haber reparto de poderes”, en clara referencia a los acuerdos de coexistencia que Gobierno y oposición han venido conversando. No quiere negociación sino rendición.

El Socialismo en la Historia. Homenaje a Cataluña.


George Orwell pertenecía a la izquierda del laborismo británico cuando en las navidades de 1936 se va a España a apoyar las filas republicanas contra el fascismo.

Al llegar a Barcelona se alista en las milicias. Al poco tiempo descubre que esa región vive una auténtica revolución, que trasciende el carácter democrático de la República.

En su libro Homenaje a Cataluña se muestra admirado por el igualitarismo que imperaba, la fuerza del anarquismo libertario, las formas de autogestión en las empresas colectivizadas y del fin de las locuciones verbales de tipo servil.

Narra su lucha en las trincheras y también la pugna entre estalinistas y trotskistas, por los que  toma partido. Barcelona era irredenta, de allí su resplandor. Y también de allí esa inquina del franquismo que bien refleja aquel memorable episodio de la Universidad de Salamanca en el que Unamuno dice “venceréis pero no convenceréis”, el cual se desencadena por un discurso que calificaba al  País Vasco  y a Cataluña como “los cánceres de la nación española” y que fue acompañado por el grito “Viva la muerte”, y a su vez “¡España!”, “¡Una!”, mientras las falanges levantaban el brazo derecho. Rígidos, hasta el sol de hoy. elepuchi @gmail.com Colaboración especial para LatinPress®.

   
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies