LATINPRESS.es © Periodismo de verdad, verdad.
Marbella, España.
Año 6. Marzo 2011 – Abril 2017.

España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.



     
 

 

   

Leopoldo Puchi
Enfoque. Venezuela

   
   
 

LatinPress. 23 / 4 / 2017. Venezuela. Leopoldo Puchi.

   

Enfoque: El Socialismo Real, da un paso atrás. 

 

Publicado en Últimas Noticias de Venezuela y Latinpress.es España.

Flash Rojo.

UNA PARTE de los problemas por los que atraviesa el Gobierno tiene que ver con errores cometidos. En lo económico pesa una política cambiaria que disloca el sistema de precios y enriquece a unos pocos.

En lo político, el sectarismo ha hecho mucho daño. Ahora, esto no puede ser excusa para una asonada o una intervención extranjera, pero nunca es tarde para corregir.

NO LE CONVIENE al país que la Fiscalía se inhiba en sus actuaciones para favorecer al Poder Ejecutivo ni que actúe para complacerlo. Tampoco conviene al país que la Fiscalía se prive de actuar frente a acciones ilegales o contrarias al interés nacional que pudieran cometerse desde la oposición. No hay por qué pasar
de un extremo al otro.

Flash Negro.


“LA SALIDA POLÍTICA a las diferencias, en la democracia que nosotros hemos construido, se da en las elecciones”. Esta declaración de Elías Jaua indica que el Psuv ha descartado el viejo modelo del  llamado “socialismo real” y que en 2018, en caso de no ganar las elecciones, se produciría una alternancia en la Presidencia.

LA OPOSICIÓN tiene altas probabilidades de acceder a la Presidencia en las elecciones de 2018, por ello, no se entiende el por qué se apunta a un derrocamiento militar del Gobierno en 2017, que sería provocado por acciones de calle. Desde la OEA se trabaja en ese esquema, pero hay algunos dirigentes locales que prefieren las elecciones de 2018.

Desde la Sala Situacional.


Uruguay.

Nada de particular tiene que Tabaré Vásquez y que una organización como el Frente Amplio de Uruguay estén en desacuerdo con las políticas públicas del gobierno venezolano y que sean críticos del desempeño en la gestión del gobierno de Nicolás Maduro. Y no comparten ni las orientaciones macroeconómicas ni las medidas cambiarias. Incluso es natural que se inquieten por la  polarización, porque no se hayan realizado las elecciones de gobernadores o por la disputa entre el Poder Legislativo y los otros poderes.

Por lo demás, el modelo económico y político que guía al gobierno venezolano es distinto al del Frente Amplio y al de la mayoría de las organizaciones que lo integran, aunque ambos gobiernos se ubiquen en el campo progresista.

Se trata de desacuerdos por visiones diferentes y por las particularidades de cada proceso nacional.

Ante otras situaciones en el continente también han expresado sus cuestionamientos, como en relación a Cuba, a la que impugnan la ausencia de democracia representativa, que no haya separación de poderes y que su sistema económico no sea de propiedad privada. También se conocen diferencias de menor monta, como aquellas expresadas por Pepe Mujica en relación a Cristina Kirchner.

En los sectores progresistas hay una diversidad de criterios y matices sobre el funcionamiento de la democracia, las estatizaciones y las privatizaciones y hasta sobre las políticas sociales para enfrentar la pobreza y las desigualdades.

Sin embargo, hasta ahora y a pesar de las diferencias, el campo progresista latinoamericano coincidía en elementos comunes axiomáticos: la integración regional, la defensa de la soberanía y el rechazo a la intervención extranjera.

El hecho novedoso es que con motivo de la discusión sobre Venezuela el gobierno uruguayo haya roto con esa base común principista y haya participado en un movimiento —promovido  por factores del gobierno estadounidense— de injerencia en los asuntos internos de un país de Latinoamérica.

La realidad es que gradualmente se ha producido un cambio en el pensamiento de algunos sectores de la centroizquierda y se ha ido creando una mentalidad que admite la tutela de la región por el dispositivo geopolítico de Washington.

Esa mentalidad no privaba hace unos años, cuando se rechazó el ALCA, para lo cual tal vez no se contaría hoy con el voto de Uruguay.

La actitud asumida por ese país frente a Venezuela es un síntoma de la involución en curso. Y con el mismo razonamiento sobre la democracia y derechos humanos pudiera llegarse, en lo político, a que Montevideo en un futuro vote a favor de una injerencia internacional en Cuba.

Aunque en materia comercial es menos probable que Tabaré Vásquez dé el paso de excluir a Venezuela de Mercosur o de votar a favor del bloqueo a Cuba en la ONU.

Cuando una decisión se relaciona con asuntos económicos siempre pesan otros intereses y consideraciones, como las perspectivas de negocios y los efectos que pudieran tener las sanciones sobre las condiciones de vida de la  población.  Sería el límite de lo absurdo.

El Socialismo en la Historia.


Playa Girón.

La misión le correspondió organizarla a Richard Bissel y a James Angelton,  uno de esos altos miembros de los servicios de inteligencia provenientes de la élite que se decanta en las extrañas cofradías secretas universitarias estadounidenses, en este caso la famosa Skull and bones (Calavera y huesos).

Washington consideraba que era necesaria una intervención en Cuba para frenar el proceso político en curso desde 1959 y evitar que se saliera de su redil. El 8 de enero de 1960 se decide comenzar operaciones “de guerra psicológica, acción económica y paramilitar”.  En  marzo  del  mismo  año  se  inician los preparativos para una invasión, pues se estima que la no convocatoria de elecciones y las serias dificultades económicas por las que atraviesa la población le darían sustento a la iniciativa y provocaría deserciones gubernamentales.

Se esperaba que un desembarco instalara una suerte de zona liberada en la que se constituiría un gobierno provisional que contaría con el respaldo de la OEA.

El 15 de abril fue el turno de los bombardeos y el 17 se produce el desembarco en playa Girón. El 19 de abril fueron derrotados. Como consecuencia, el proceso se radicalizó en el marco de la Guerra Fría.


elepuchi @gmail.com Colaboración especial para LatinPress®.
   
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies