LATINPRESS.es © Periodismo de verdad, verdad.
Marbella, España.
Año 5. Marzo 2011 – Septiembre 2016.

España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.



     
 

 

   

Leopoldo Puchi
Enfoque. Venezuela

   
   
 

LatinPress. 2 /09 / 2016. Venezuela. Leopoldo Puchi.

   

Enfoque. El post 1 de septiembre.

 

Flash Rojo

NO ESTÁ MAL que se aproveche la plataforma de la Fanb para la distribución de alimentos, pero debe explicarse por qué se designan a altos oficiales para cada rubro y al frente de  los mercados mayoristas.

La falta de información se presta a malas interpretaciones y a la típica chanza de los venezolanos, lo que afecta la imagen de la institución.

EL PSUV ESTÁ REALIZANDO actos en los estados en los que se levantan los brazos a los potenciales candidatos a gobernadores. Lo mismo hace la Mud.

El asunto es que no hay fecha para las regionales. ¿No sería más sano anunciar de una vez la fecha de esos comicios y que se inicie la escogencia de candidatos?

Flash
Negro

SUSANA MALCORRA, la canciller argentina, conoce bien las normas del Mercosur, pero no ha vacilado en transgredirlas y perjudicar a Venezuela por razones política e ideológicas.

En este momento Malcorra aspira a la secretaria general de la ONU, pero con este precedente ¿cómo va ejercer de manera integra esa función?

HACE TRES MESES la Mud insistía en “un incremento en efectivo del salario mínimo, para que por lo menos se tenga un ingreso que cubra los elementos básicos de una familia”. Pues bien, ahora el Gobierno ha aumentado el salario y la oposición lo critica porque “traerá más inflación”. Un ping-pong infernal.

Desde la Sala Situacional
El post 1° de septiembre

La manifestación convocada para este jueves por la oposición tendrá, sin duda, una importante participación.

Ha sido organizada con tiempo y se han difundido ampliamente los llamados a asistir. Así que pudiera pensarse en una asistencia numerosa, superior a las marchas celebradas en los últimos tres años, aunque tal vez de una dimensión inferior a aquellas realizadas por la oposición en 2002.

Ahora bien, desde ahora habría que ir pensando en los pasos que deben dar los diferentes sectores de la dirigencia del país a partir de mañana, puesto  que el éxito que pudiera tener la movilización desde el punto de vista político y de la asistencia no conduce a que se concrete la demanda de salida de Nicolás Maduro de la Presidencia.

Así que la expectativa creada puede representar un nuevo elemento de tensión que hay que saber manejar, sobre todo si se presentan acciones violentas y se imponen las tesis partidarias de su prolongación crónica.

Como se sabe, la oposición siempre ha dispuesto desde 1998 de una base electoral grande y su porcentaje de seguidores ha rondado, con vaivenes, cifras entre 40% y 50%, que en la situación actual se han elevado más.

Este crecimiento de la oposición no significa que la corriente socialista haya perdido completamente respaldo, sino que estamos ante una coyuntura en la que una de las dos grandes fuerzas políticas y sociales del país se eleva y la otra desciende. Flujos y reflujos en los que ninguno de los dos factores desaparece.

De no celebrarse el revocatorio, el momento de una nueva medición de fuerzas electoral será el de las elecciones pautadas en el cronograma del sistema político: gobernaciones, alcaldías y las presidenciales de 2018, momento en el cual si se mantienen las condiciones de hoy se produciría una alternancia en el Ejecutivo.

Ese es el post primero de septiembre que hay que considerar desde ya a través del diálogo, ya que serán dos años de tensiones y de una dinámica social con sus propias demandas y su propio ritmo.

El Socialismo en la Historia
Colores

Con el fin de enfrentar al bloque soviético, Occidente elaboró varias hipótesis de guerra y modalidades de acción. Una de ellas era encarar un posible gobierno comunista en el oeste de Europa por medio de métodos tomados de las experiencias de resistencia pacífica.

Los funcionarios encargados hicieron estudios y llenaron carpetas, pero se quedaron en el tintero porque en aquel entonces se privilegiaban los comandos y la disuasión atómica.                   

Una vez finalizada la Guerra Fría, a aquella metodología sistematizada a modo de recetario de desobediencia civil se le añadieron otros ingredientes de violencia de baja intensidad y guerra sicológica.
Para entonces, Rusia se convertía al capitalismo, pero era un enemigo geopolítico, de tal manera que el método se desengavetó y se utilizó por primera vez en lo que había sido Yugoslavia. Servía para sacar gobiernos adversos y poner gobiernos afines.

Se les llamó revoluciones y se les colocó un color: rosa en Georgia, naranja en ucrania, violeta en Moldavia…Más tarde, acciones semejantes se aplicaron en los países árabes en medio del descontento social de las “primaveras”. Una novedosa forma de intervención extranjera con colores de modernidad.

elepuchi @gmail.com Colaboración especial para LatinPress®.

   
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies