LATINPRESS.es © Periodismo de verdad, verdad.
Marbella, España.
Año 5. Marzo 2011 – Enero 2017.

España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.



     
 

 

   

Leopoldo Puchi
Enfoque. Venezuela

   
   
 

LatinPress. 23 /1 / 2017. Venezuela. Leopoldo Puchi.

   

Enfoque: El gobierno no reconoce sus errores.

 

Flash Rojo

EL GOBIERNO logró salir de pie del torbellino de 2016. Se siente un aire de triunfo en los altos mandos.

El peligro está en que no se reconozcan los errores, se considere que todo se debe solo a la guerra económica. Un triunfalismo que puede cegar y estimular el sectarismo, como ocurrió con las nuevas designaciones y el Gran Polo Patriótico.

SE DICE A CADA momento que pronto se anunciará una nueva política cambiaría, pero solo se han dado pasos aislados.

Más del 80% de los productos viene al dólar de tasa preferencial. Ahora, si un kilo de pasta, por ejemplo, cuesta tres dólares serían 30 bolívares, pero es vendido por encima tres mil. Casi 300 dólares preferenciales más caro. Así, no funciona.

Flash Negro


BARACK OBAMA sostuvo en 2015, luego de la Cumbre de las Américas de Panamá, que Venezuela no era una amenaza para su país. Sin embargo, viene de firmar una orden ejecutiva que dice lo contrario.

De modo que si Donald Trump se lo propone, podría seguirle un juicio por mentir. ¿Es Venezuela una amenaza o no? ¿Perjurio?

LA CEV HA PLANTEADO como estrategia una rebelión social que conduzca al derrocamiento militar del Gobierno. Piensan que es la única vía, y la justifican por los padecimientos de la población a causa de la escasez, el alto costo de la vida y la inseguridad. Pero no se sabe es si es una simple orientación o si tienen algo concreto.

Desde la Sala Situacional. De Obama a Trump


Más allá de las grandes expectativas que levantó la elección de Barack Obama hace ocho años, que sobrepasan sus realizaciones, a la hora de evaluar su paso por la presidencia de Estados Unidos habrá que tener en cuenta que Obama fue el primer presidente de color de ese país y que su primera tarea era la de permanecer en la Casa Blanca durante los dos períodos previstos, sin acciones que pudieran conducir a un magnicidio o a un impeachement.

Le correspondía actuar dentro de lo “políticamente correcto”, más que a cualquier otro presidente, para acostumbrar a una sociedad tradicionalmente racista a nuevos hábitos y conductas. Como cambio cultural, ya eso es un logro significativo, aunque para muchos pasa inadvertido.

¿Lo mejor de su gestión? El Obamacare, que lo aproxima a las políticas públicas del Estado de bienestar.

En relación a Latinoamérica, pudiera citarse la apertura de relaciones diplomáticas con Cuba, pero el gesto fue empañado por el decreto que se dictó contra Venezuela, que ha sido ratificado recientemente.

¿Lo peor de la gestión de Obama? El apoyo del Pentágono y de los servicios de inteligencia a los grupos terroristas del Estado Islámico, a los cuales se les suministró armamento y se les dio apoyo logístico, antes de que se convirtiera en una especie de búmeran que retornó de manera sangrienta sobre quienes les dieron impulso.

¿Por qué cayeron Obama y su país en esa ciénaga?

La explicación está en que el pensamiento neoconservador, que inicialmente fue patrimonio de los republicanos, se hizo dominante dentro del partido demócrata en lo referente a la política exterior.

Como se sabe, esta ideología postula que Estados Unidos debe mantener y ampliar su hegemonía mundial en lo económico, político y militar por todos los medios, en razón de “la superioridad” de sus valores y principios, para lo cual ha de reordenar el mundo e intervenir en el extranjero, y así garantizar la permanencia de esa supremacía.

Desde esta óptica, ese país se considera a sí mismo como excepcional, por lo que no estaría obligado a plegarse a las normas del derecho internacional.

Ahora es el turno de Donald Trump, y son muchas las incógnitas sobre el camino que tomará en política internacional.

Se sabe que estaría dispuesto a llegar a acuerdos con potencias como Rusia, pero se desconoce cómo actuará en relación a los países latinoamericanos, si los respetará de manera realista o si, a pesar de su enfrentamiento con el stablishment, continuará guiándose por la lógica neoconservadora. Ya se verá si Trump es “neocon” o realista.

El Socialismo en la Historia. Políticas monetarias.


Mucho se ha escrito sobre los debates en la naciente Unión Soviética en relación con la democracia, la participación de los consejos y las orientaciones generales de la Nueva política económica (NEP).

Pero poco se conoce de las discusiones sobre políticas monetarias, fiscales y presupuestarias. En esta materia, las distintas corrientes tenían posiciones encontradas. La llamada ala derecha, respaldada por Stalin, y de la que hacían parte Bujarin, Tomski y el ministro de finanzas Gregori Sokilnokov, era partidaria de la disciplina fiscal y presupuestaria, la formación de precios en el mercado y la emisión monetaria con respaldo en oro. Por su parte, los líderes del ala izquierda, Eugenio Preobrazhenski y Leon Trotsky, ponían el acento en la distribución de los recursos por la vía de la planificación y no por medio del mercado y eran favorables a la emisión de dinero sin respaldo.

De 1923 a 1929 se libra una intensa lucha en la que el ala izquierda es derrotada y perseguida. Una vez que esto ocurre, Stalin da un viraje en materia económica y asume los planteamientos del ala izquierda.

Pero lo hizo de una forma extrema. Se pasó a la colectivización forzada y se le puso fin a la economía de mercado. elepuchi @gmail.com Colaboración especial para LatinPress®.

   
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies