LATINPRESS.es © Periodismo de verdad, verdad.
Marbella, España.
Año 6. Marzo 2011 – Marzo 2017.

España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.



     
 

 

   

Leopoldo Puchi
Enfoque. Venezuela

   
   
 

LatinPress. 5 / 3 / 2017. Venezuela. Leopoldo Puchi.

   

Enfoque: Venezuela dividida y pendiente de Trump.

 

Flash Rojo

EN EL DIÁLOGO, un acuerdo viable consistiría en fijar una fecha de la elección de gobernadores en 2017 y las presidenciales en 2018.

Para la oposición, representaría un gran logro, puesto que considera que “estamos en una dictadura”. Y para el Gobierno, sería la garantía expresa de que no se intentaría derrocarlo antes de finalizar el período.

NO SE SABE si el Gobierno estaría dispuesto a firmar un convenio sobre la fecha de las elecciones sin incluir aspectos como la aprobación de créditos por la Asamblea Nacional.

Igualmente, se han escuchado opiniones de quienes consideran que las elecciones no podrían celebrarse mientras se mantenga la actual situación económica. ¿Hacia dónde iríamos?

Flash Negro


DEL LADO de la oposición no hay una visión consensual. Hay quienes estarían de acuerdo con el cronograma señalado de 2017 y 2018. Otros son partidarios de impulsar una rebelión social que conduzca al derrocamiento militar de Nicolás Maduro. Y una tendencia es favorable a una intervención extranjera, que sería a sus ojos el elemento decisivo de la situación.

PRIMERO Justicia se ha desplazado de una posición centrada en la actividad institucional y electoral a un discurso próximo de quienes se oponen a cualquier tipo de diálogo. Incluso, la intervención de Julio Borges en el Congreso colombiano lo acerca al lado de los partidarios de una intervención extranjera. ¿Cuál es la explicación? ¿La lucha interna por el liderazgo?

Desde la Sala Situacional. “Lo están haciendo muy mal”.


Hay dos afirmaciones del presidente estadounidense, Donald Trump, de gran importancia para analizar cuál política adoptará definitivamente con relación a nuestro país.

La primera, de su reciente mensaje al Congreso: "Respetamos la soberanía de los países, pero tienen que respetar la nuestra. Mi trabajo no es ser representante del mundo, sino del pueblo”. La segunda, un comentario realizado en la antesala de la reunión con el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, es más específica: "Tenemos un problema con Venezuela, lo están haciendo muy mal".

Estas dos afirmaciones, que se entiende reflejan el pensamiento Trump, pudieran muy bien servir de base para las conversaciones y el reinicio de nuevas relaciones que apunten a estrechar lazos de colaboración en diferentes áreas. Para este fin, el primer paso que debería dar Trump es designar un emisario personal que discuta el asunto con una agenda viable y realista.

Hay que destacar que en su discurso Trump situó el concepto de soberanía como un eje esencial de las relaciones internacionales y, sobre todo, habría que resaltar que habló del respeto de la soberanía de los otros países, una posición que contrasta con la visión de sus antecesores.

Simplemente tomando en cuenta este punto, bastaría para que las relaciones entre Caracas y Washington mejoraran.

Trump ha puesto como condición que se respete la soberanía de su país, asunto que no está en discusión: Venezuela no es una amenaza, más allá de las tonterías que se digan, ni ha tomado acciones que violen la soberanía estadounidense. Hasta Barack Obama lo ha expresado así.

Si se respeta la soberanía de otros países, en este caso de Venezuela, el Congreso estadounidense debería proceder a derogar la llamada Ley de protección de la sociedad civil venezolana, puesto que, como se sabe, la protección del territorio y de la población sólo corresponde a los Estados respectivos de cada nación. Es lo elemental de la soberanía.

La otra afirmación de Trump, “Venezuela lo está haciendo muy mal”, es una opinión que no tiene por qué entorpecer las relaciones. Mucha gente, dentro y fuera, piensa así.

Cualquiera puede pensar que la gestión o las políticas públicas de otro país “van muy mal” y que esto representa “un problema”.

También son numerosas las personas y los gobernantes que piensan que Trump “lo está haciendo muy mal”, lo que es “un problema” para todos. Lo que no puede aceptar Estados Unidos, por “respeto a la soberanía”, es que gobiernos extranjeros “arreglen” sus problemas internos. Tampoco Venezuela.

La visión expuesta por Trump es distinta a la de otros políticos, que consideran que Estados Unidos puede intervenir en otros países sin que priven los asuntos de soberanía y sin que la soberanía propia esté amenazada.

Ahora, está por verse si Trump cumplirá con el compromiso adquirido frente al Congreso o si las palabras se las llevará el viento.

Por el momento, los pasos que ha dado van en un sentido contrario a sus declaraciones. Del dicho al hecho, hay un largo trecho.

El Socialismo en la Historia. Praga, 1948.


Ya en 1920, la fuerza electoral de la socialdemocracia checoeslovaca era grande, y siempre le correspondieron posiciones de gobierno.

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial son convocadas nuevas elecciones, en 1946: esta vez emergen los comunistas como primer partido, pero se forma un gobierno plural.

En manos del partido comunista quedan las carteras de defensa, del interior, agricultura, bienestar social. Sin embargo, las políticas erradas adelantadas desde estos ministerios le fueron quitando apoyos. En el campo no agradaron las cooperativas.

Tampoco eran bien vistas las acciones de la policía. Y la gente se quejaba de que se les exigiera mayor productividad sin que se elevaran los sueldos. Estas circunstancias hacían inevitable que los comunistas perdieran las elecciones previstas para mayo de 1948. La tensión creció entre el Ejecutivo y el parlamento.

Los ministros no comunistas renunciaron creyendo que generarían una crisis a su favor. Y, finalmente, los comunistas abandonaron el camino electoral.

Praga fue tomada por las milicias revolucionarias y marchas de obreros. Las elecciones de 1948 se realizaron sin oposición y Checoeslovaquia fue declarada una democracia popular. elepuchi @gmail.com Colaboración especial para LatinPress®.

   
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies