LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales
Marbella, Andalucía, España.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.


     
 

 

   

Leopoldo Puchi
Enfoque. Venezuela

   
   
 

LatinPress. 6 /01/ 2016. Venezuela. Leopoldo Puchi

   

Enfoque: Resultados electorales.

 

Flash Rojo

QUE ESCARRÁ haya planteado un “pacto de Estado” no es lo que más llama la atención, sino que lo haya hecho en reunión sostenida con el Comando Mayor de la Fanb y que haya sido esa institución la que difundió la proposición.

Es una iniciativa no contemplada en la Constitución, que excluye a los poderes públicos pero sí se menciona a los poderes fácticos. Extraño.

EN LOS RESULTADOS
electorales del GPP confluyen factores como caída del precio del petróleo, la escasez y la inflación. Los análisis coinciden al señalar estos aspectos. Sin embargo, en la dirigencia se nota poca actitud autocrítica en relación a las grandes pifias de la gestión pública, el burocratismo y las fallas de comunicación.

Flash
Negro

MAURICIO MACRI
lleva pocos días al frente del gobierno, pero si sigue como va pronto  pudiera ser planteado el caso Argentina en Mercosur por violación de los derechos humanos: ataques a la libertad de expresión, como el cierre de la televisora del Senado; uso desproporcionado de la fuerza contra protestas; amenazas de despidos masivos. Mal comienzo.

ES PREOCUPANTE que el triunfo de la oposición esté siendo marcado por los signos de la intolerancia que difunden algunos medios de comunicación.

Señalan, por ejemplo, que “ahora la Asamblea es plural”, pero acaso ¿si el resultado hubiese sido distinto no habría también diversidad de partidos? Es una visión excluyente, que niega la existencia del “otro”.

 

Desde la Sala Situacional

2016: Lucha cruda por el poder

La disputa por el control de las palancas del Estado marcará la contienda política en 2016 y no la discusión sobre agendas legislativas programáticas dirigidas a dar respuestas a la diversidad de problemas que tiene la sociedad venezolana y que requieren de regulaciones y marcos jurídicos que permitan el desarrollo nacional, lo que pudiera dar lugar a un debate fructífero, discusiones sobre el futuro del país, y también a la búsqueda de acuerdos y compromisos sobre diferentes materias. No serán estos aspectos los que definirán el año que se inicia, sino la lucha cruda por el poder.

En esta perspectiva, la oposición se ha trazado como objetivo prioritario la conquista de la rama ejecutiva y judicial de los poderes públicos, para lo que utilizará la colina ya alcanzada de la Asamblea Nacional. Por su parte, el Gobierno tendrá como objetivo preservar los poderes que están en sus manos y reconquistar el legislativo.

Se trata de objetivos naturales en el tablero de la lucha por el poder. Sin embargo, habría que interrogarse sobre las estrategias que utilizarán los diferentes grupos políticos y sociales para alcanzar sus metas, puesto que planes y métodos muy extremos y agresivos pueden afectar fuertemente las condiciones de vida de la población y echar abajo el marco institucional del país.

Del lado de la oposición se debaten básicamente dos opciones. De una parte, hay quienes son partidarios de la sustitución rápida, en el primer semestre, del presidente Nicolás Maduro, estrategia que de ser adoptada iría acompañada de confrontaciones de calle, de la aprobación de leyes que pudieran generar choques con el Ejecutivo y de iniciativas dirigidas a controlar del Tribunal Supremo de Justicia para enjuiciar al Presidente.

La otra opción que se ha propuesto en la oposición es el recorrido institucional progresivo que tendría como próxima estación la elección de gobernadores en diciembre de 2016.

Por su parte, el Gobierno tiene ante sí diferentes caminos. Uno de ellos es el choque de poderes por medio de un bloqueo excesivo del legislativo, la prioridad a la calle y la creación de condiciones para un desenlace abrupto.

La otra opción es el relanzamiento y recuperación de su base social y electoral, lo que significaría corregir la gestión,  hablar con claridad sobre la situación económica, formular un plan macroeconómico y de producción y crear mecanismos de diálogo. 

En 2016 la lucha por el poder continuará, pero puede ser o violenta o darse en el marco de una convivencia que transcurra por los rieles del calendario electoral. Todo dependerá de las estrategias.


El Socialismo en la Historia
Cuatro modernizaciones

1976 fue un año sombrío para la Revolución China. El país se encontraba devastado por efecto de la Revolución Cultural y tres líderes fundamentales murieron: Zhou En Lai, Zhu De y Mao Zedong. Y, para colmo, un terremoto arrasó la provincia de Tangshan. Todo esto hizo que en la población  se difundiera el rumor de que el gobierno había perdido “el mandato del cielo”.

De inmediato se desató una intensa lucha por la sucesión. En ella caería para siempre la “banda de los cuatro” y emergería Den Xiaoping como el nuevo líder de la reconstrucción de China, a pesar de haber sido execrado del partido en tres oportunidades.

En 1978, Den inicia las reformas tomando como base “Las cuatro modernizaciones” propuestas por Zhou

En Lai en 1963, que habían permanecido en el congelador. Su eje era la apertura: en la agricultura, la extensión de los desarrollos privados; en la industria, una actitud favorable a la inversión extranjera y una progresiva liberación de precios; en lo militar, una mayor profesionalización; en educación, incremento de la calidad e intercambios con los países más avanzados. Dos décadas después, las reformas hicieron de China una potencia. Había retornado “el mandato del cielo”. elepuchi @gmail.com Colaboración especial para LatinPress®.

   
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies