LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales
Marbella, Andalucía, España.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.


     
 

 

   

Leopoldo Puchi
Enfoque. Venezuela

   
   
 

LatinPress. 17 /05/ 2016. Venezuela. Leopoldo Puchi.

   

Enfoque: Ninguna de las fuerzas políticas y sociales en pugna detenta la hegemonía.

 

Flash Rojo


ES CIERTO QUE el Gobierno
ha hecho grandes importaciones de alimentos y ha mantenido las políticas de protección de los sectores populares, a pesar de la caída de los precios del petróleo. Pero no tiene sentido negar que exista una crisis económica o los graves problemas de abastecimiento. ¿Acaso no se decretó la emergencia económica?


NO SE PERJUDICA
al país si se acoge la donación desde el exterior de aquellos medicamentos que no están trayendo los laboratorios privados y son requeridos con urgencia por los pacientes. El Estado puede establecer un sistema estricto de control para recibirlos, verificarlos y distribuirlos a través de la red nacional de salud.


Flash
Negro


ES NATURAL QUE
si la dirigencia opositora es crítica del Gobierno y de la situación política nacional, también haga cuestionamientos cuando viaja al exterior. Incluso ante organismo internacionales. Lo que no puede, en ningún caso, es ir ante gobiernos extranjeros a solicitar una intervención o sanciones contra su país.


EN LOS PAPELES
de Panamá y en el entramado de las compras de plantas termoeléctricas aparece una larga lista de gente vinculada al Gobierno y a la oposición. En esta materia nadie puede tirar la primera piedra. Habría que observar que la Mud no se ha pronunciado al respecto, como si la salsa que es buena para el pavo no lo fuera para la pava.


Desde la Sala Situacional

Imparcialidad del Vaticano

Al estar caracterizada la situación venezolana por el hecho de que ninguna de las fuerzas políticas y sociales en pugna detenta la hegemonía, se hace indispensable la creación de un mecanismo que permita el funcionamiento de la sociedad venezolana, de sus instituciones, economía y vida cotidiana aun cuando no se haya definido este asunto de la hegemonía. Por lo demás, no se avizora a corto o mediano plazo una supremacía en la correlación de fuerzas de uno de los factores, independientemente de quién gane los próximos procesos electorales.


Para la creación de ese mecanismo se hace necesario que se encuentren formas de negociación que permitan la construcción de un esquema de cohabitación. En este sentido, resultaría útil que un factor que no esté involucrado en la lucha por la hegemonía en el país actúe como agente de encuentro y facilitación. Igualmente pudiera propiciarse la creación de una mesa de diálogo entre el gobierno de Estados Unidos y el de Venezuela.


El nuncio apostólico Aldo Giordano en recientes declaraciones ha manifestado que la Iglesia estaría dispuesta a cumplir esta función y ha dado a conocer que el papa Francisco ha expresado su interés por propiciar un diálogo entre las partes. Del mismo modo, el Papa directamente ha manifestado en diversas oportunidades su esperanza de que se encuentren fórmulas de convivencia.


Puesto que ya se conoce el papel y la acción del Vaticano en relación con situaciones conflictivas, entre las que destaca su reciente participación en las negociaciones de los gobiernos de Cuba y Estados Unidos, es conveniente considerar la posibilidad de una actuación semejante en Venezuela. Por supuesto, se trataría del Estado del Vaticano y no de la directiva de la Iglesia católica venezolana reunida en la Conferencia Episcopal, puesto que es parte del conflicto al pertenecer al arco de fuerzas e instituciones  que se oponen al Gobierno y sus políticas.


Ahora bien, el Vaticano para cumplir de manera efectiva con estas gestiones debe mantener su conducta imparcial, de no pesar a favor de las demandas del Gobierno o la oposición. Hasta el momento se ha conocido que propicia una amnistía, lo que es una demanda natural de una institución cristiana. Sin embargo, no ha hecho público el cuestionamiento que tiene sobre las conductas violentas de sectores radicales de la oposición ni en relación a las acciones hostiles de intervención que realiza Washington sobre Venezuela. Esto pudiera representar un escollo para un rol mediador, pero e no tiene por qué ser decisivo, ya que es de esperarse que el Papa Francisco, de la misma manera que en Cuba o Colombia, realizará demandas o enviará correspondencia a todos los factores involucrados en la situación.

 

El socialismo en la Historia
España

Transcurrido el período del posfranquismo, España parece enfrentarse de nuevo a su fatalidad histórica.

De un lado, el repetido fracaso en la creación de una economía capitalista pujante y un sistema político estable. Del otro, el espectro del  fracaso cíclico de las revoluciones sociales de los siglos XIX y XX, que amenaza al actual movimiento de los indignados, sometido a la presión de la tenaz tradición anarquista y la dispersión de los regionalismos.


La revolución social que de 1931 a 1936 estremeció la península no fue un simple reflejo del contexto internacional, surgió de sus entrañas y tenía reales posibilidades de victoria.


Todavía hoy los historiadores se esfuerzan en comprender lo que pasó. Desde luego, se sabe que enfrentó una poderosa sublevación armada, pero todo indica que su peor enemigo residía en sus propias contradicciones y debilidades: el vaivén de los socialistas; el sectarismo comunista y, sobre todo, la incapacidad de los anarquistas para ser eficaces en el terreno militar y político.


Al decir de Eric Hobsbawn, convirtieron la política, que es un asunto práctico, en “una forma de gimnasia moral (…) que justificaba su incapacidad para lograr resultados concretos”. elepuchi @gmail.com Colaboración especial para LatinPress®.

   
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies