LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales
Marbella, Andalucía, España.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.


     
 

 

   

Jose Luis González
Estados Unidos

   
   
 

LatinPress. 11 / 5 / 2019. José Luís González. Estados Unidos.

   

Crónicas de Ítaca: Venezuela, Golpe fallido  

 

“Maduro, no vas  a  poder con esta tormenta.”._ Nosotros somos la tormenta.  (Maduro y su pueblo)


Hermanos en América, nos duele desde la raíz del alma el acoso al pueblo de Venezuela, donde un día sí y otro también el país del norte mueve a sus títeres diabólicos para gritar ¡golpe de Estado!, nada más les faltan dos cositas, pueblo y ejército.

Lo  que andan buscando con frenesí es la muerte entre venezolanos, ellos que ya están políticamente muertos.

Los medios vomitivos de incomunicación, de occidente, jugando su papel de mentirosos profesionales, no dan cuenta de los niños que mueren por los  bloqueos múltiples a las economías cubana, venezolana e iraní.

Los millones de sufrientes que han dejado la resaca de las guerras, los millones de muertos en oriente, ahora quieren traer la guerra a nuestras tierras amadas de la América Nuestra, por la pura codicia de los que se creen dueños del mundo.

Los medios viralizan un atropellado de oposición, no dicen nada de los oficiales chavistas  baleados, nada  del Coronel al que le pusieron una bala en el cuello y aún  vive, cuando el general Padrino fue a visitarlo al hospital gritó desde su cama de convaleciente, “¡Siempre fieles, traidores nunca!”


En Venezuela los golpistas se adentraron más en su laberinto, con este nuevo intento de golpe de Estado  el treinta de abril día del niño, en la madrugada. Al fin “niños”,  se creyeron sus propios cuentos. Fue la penúltima carta del tonto inútil, ese pájaro loco  llamado Guaidó y locadio López.


Como sabía que no habría una mega marcha a Miraflores el día después, primero de mayo, que no fuera la de los adeptos a Maduro, ya que en su recorrido  de promoción preparatoria para la “mega marcha” del día del trabajo, poca gente acudía a su llamado, adelantó vísperas, y se aventó ese tiró de pararse en la cercanías de la Carlota, cuartel militar, tiro que le salió por la culata.


Seguramente esperanzado en que la milicia lo siguiera, y  también el pueblo al ver a Leopoldo López recién liberado de su domicilio. Una veintena de soldados y un líder que corrió al mediar el día a atrincherarse a las embajadas de Chile, España y Brasil.


Guaidó anda todavía por ahí moviendo la gallera,  pues su última carta es que se le tome preso para provocar la intervención militar desde fuera. O peor aún, que tenga un atentado para lo mismo, o de plano que se le elimine  por los mercenarios de black Water que ya están dentro del país.


Con disparos al aire de los “alzados” en el distribuidor vial de Altamira, no se da un golpe de Estado,  con cara de malos y metralletas de grueso calibre, y una veintena de soldados desertores no se toma un cuartel. No tuvieron los “miedos” de comunicación los cadáveres previstos, y se quedaron chiflando en la loma.


Padrino el general advirtió, si van armados a Miraflores tendrán una respuesta contundente. Los  líderes que alentaban al pueblo a ir a Miraflores,  se montaron en sus autos encabezando la marcha, pero los usaron para correr a esconderse.

La marcha se diluyó y terminó  desapareciendo, era la “gran marcha” de la “Operación Libertad” para tomar Miraflores. Allá estaba el pueblo esperándolos, los milicianos, el ejército y la  gente alrededor  del palacio de gobierno.


Los peces gordos de la Casa Blanca, aunque hay uno muy flaco, Eliot  Abrahams, El carretero de la Muerte, están teniendo un ataque de nervios, porque hasta ahora no han resultado sus provocaciones.


Seguirán  intensificando las mentiras, y algunas verdades que los hacen ver como el lobo de Hobs, se quedara para siempre en nuestro corazón esa imagen del joven Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela cuando lo encara el cochero de Drácula, el tal Abrahams y le dice: “Ya no pudimos dar el golpe de Estado, ahora vamos a quebrar tu economía”.

El mismo sentimiento  que sentimos al ver a los jóvenes heroicos soldados bolivarianos en el puente, esperando el asalto, seguramente pensando en sus mujeres y sus hijos; ahí estaba Chávez, arengados por su Capitán, ¡no pasaran!


El guión que se está siguiendo en Venezuela ya se ha operado antes por el mismo instigador, el buitre Abrahams, se ha aplicado en Centroamérica, en Guatemala, los Irán-contras en Nicaragua, cuando Nixon y Kissinger, gritaron en la oval, “Vamos a hacer chillar la economía chilena” cuando Salvador Allende, el presidente desarmado.

Nada más, están equivocando de época, en Venezuela la revolución bolivariana lleva veinte años  en activo y esta armada, Maduro no es Salvador Allende, no han aprendido de Bahía de Cochinos, el ejército   venezolano es el pueblo uniformado, más los dos millones doscientos mil milicianos, ninguno es cubano como han mentido los testaferros del imperio.


La Asamblea Nacional Constituyente ha levantado la impunidad parlamentaria a otros siete golpistas del treinta de Abril. Irán a la cárcel por el delito de traición a la Patria.

Edgar  Zambrano, el número dos del Congreso, en desacato, está ya preso, los otros andan refugiándose en las embajadas, Guaidó sigue provocando su detención, para ver si le cumple ya preso, su patrón, la intervención.


Venezuela seguirá resistiendo pues Chávez dejó una herencia de sacrificio y carácter para no dejarse arrebatar lo que al pueblo pertenece.


Pueblo venezolano, la tormenta son ustedes.


La opinión del autor no coincide necesariamente con la de Latinpress.es Colaboración especial para LatinPress®.

   
 
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies