LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales
Marbella, Andalucía, España.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.


     
 

 

   

Jose Luis González
Estados Unidos

   
   
 

LatinPress. 12 / 8 / 2017. José Luís González. Estados Unidos.

   

Crónicas de Itaca: Venezuela, Gloria al bravo pueblo.     

 

 “El bravo pueblo de Venezuela, respondió a las balas con los votos”.

Ese viejo sabio, Pepe Mujica, dijo alguna vez, refiriéndose al proceso de la revolución bolivariana, que los dirigentes de ésta  trataban de construir el edificio del socialismo, con albañiles capitalistas.

Su tocayo en apellido,  Antonio Múgica, inventor del sistema y maquinaria que se han usado en las elecciones en Venezuela, reputados como el mejor sistema electoral del mundo, ha soltado el borrego de que en la recién pasada elección se contó  al menos, un millón de votos de más.

A diferencia del plebiscito de la derecha, esos votos si pueden ser auditados, pues no se quemaron.

Este “albañil capitalista” educado en universidades venezolanas, vuelto millonario transnacional, quien en principio hizo su capital proveyendo al sistema electoral venezolano, tiene actualmente registradas y aprobadas veinte patentes en Estados Unidos, más diez que  están a la espera de ser aprobadas, su empresa  (Smartmatic)  ya está en manos ajenas, no es difícil suponer que le dieron la tarea de hacer ruido para hacer creer un empate técnico entre chavistas y antichavistas, recordemos que el plebiscito fas track que convocó el ala radical de la mal llamada, Mesa de Unidad Democrática,  según ellos, obtuvieron  siete millones de votos para negar la Asamblea Constituyente, votos de dudosa comprobación, pues desaparecieron.  

Otra “constructora” del edificio socialista, en el área de la  justicia, la ahora ex fiscal de la nación Luisa Ortega Díaz, quien dejó hacer a la canalla terrorista, ahora está en capilla, esperando un proceso, la Asamblea Constituyente la ha mandado a su casa, no puede salir de Venezuela, la Comisión de la Verdad, recién creada por la Asamblea,  dará cuenta de sus responsabilidades.

La impunidad debe ser la primera cuestión, que la Asamblea Constituyente debe abatir, sin justicia no habrá  paz ni libertad.  

Los veintinueve venezolanos a los que se les prendió fuego, nueve fallecieron, veinte  sobrevivieron con serias quemaduras, algunos podrán identificar a sus agresores;  familiares y víctimas esperan justicia, que la revolución castigue a esos verdugos.

Estos hechos de barbarie, han despertado la indignación de los venezolanos bien nacidos, y de ahí la votación masiva de más de ocho millones que se vertieron para instalar la Asamblea Constituyente.

Hacemos referencia a las  cifras que se han venido dando sobre las votaciones, las que se pueden comprobar y las que no.

Los personeros de la  MUD han dicho: obtuvimos en medio día –hasta las dos o tres de la tarde-, más de  siete millones de votos, Jorge Jesús Rodríguez Gómez no les dio más de un millón de votos, Nicolás Maduro Moro dijo, no fueron más de seiscientos mil.

Sin embargo los únicos votos que pueden ser auditados son los que dio a conocer el organismo electoral venezolano, el Consejo Nacional Electoral, 8. 089.329.

En el caso del “plebiscito” de la MUD, obtener y contar siete millones de votos sobre las rodillas,

¿Quién se los cree? 

Al parecer la famosa “hora cero” tan cacareada por Freddy Guevara Cortez principal promotor de las guarimbas (1) llegó, pero para la reacción en Venezuela, fue el día treinta de Julio por la noche, las manifestaciones callejeras desde entonces han menguado, la Asamblea Constituyente no tuvo, hasta el momento, ningún problema para instalarse en el edificio del congreso.

¿Qué causaron las guarimbas de la derecha  en ciento veinte días de asedio permanente, ante la  indiferencia de la Fiscal General ahora depuesta?

Alrededor de ciento cincuenta víctimas fatales.  Miles de heridos. Mil detenidos.

Cien mil millones de bolívares en daños materiales, y un enojo exponencial en la mayoría de la población que voto Sí a la Constituyente, cuando vio hacer a los piromaníacos.

La Mesa de la Unidad Democrática, que es el vehículo para el golpe de estado en Venezuela,  está  en pleno deterioro, algunos opositores no quieren ir a elecciones intermedias próximas de alcaldes y gobernadores, Ramos Allup  y otros sí. 

Maduro bromeaba en serio cuando en una asamblea popular dijo con ironía; ¿“saben por qué los de la Mesa, no han nombrado, un órgano electoral paralelo, como lo hicieron nombrado al nuevo “tribunal”? pues porque desean inscribirse para las elecciones intermedias, y tener validez de sus puestos, en caso de ganar en elecciones”.

Ahora han bajado de intensidad las manifestaciones “pacíficas” que nunca lo fueron, han dejado de asaltar poblaciones chavistas indefensas, marcar las casas de chavistas, como lo hicieron los Nazis con los judíos en los treintas, han dejado de quemar chavistas o a quienes se les parezca, pues ya vieron que obtuvieron el resultado contario a sus expectativas.

Ahora asaltan cuarteles, es decir al pueblo uniformado,  pronto se van a dar cuenta, que no es lo mismo matar un joven indefenso por día, en forma aleatoria, así, al azar,  no importa si es chavista o no, si va dentro de la marcha o pasaba simplemente por ahí,  descalabrar con una botella de agua congelada a una señora quien iba al mandado  causándole la muerte, Almelina Carrillo se llamaba. Eso no es lo mismo que enfrentar al pueblo armado con uniforme verde olivo.

¡Gloria al bravo pueblo… de Simón Bolívar y Hugo Chávez!
(1)          Protestas callejeras violentas. Colaboración especial para LatinPress®.

   
 
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies