LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales
Marbella, Andalucía, España.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.


     
 

 

   

Jose Luis González
Estados Unidos

   
   
 

LatinPress. 28 /11/ 2015. Estados Unidos

   

Crónicas de Itaca: Elecciones en Argentina.   

 

Con la derrota del Frente para la Victoria, cuyo candidato fue Daniel  Scioli del oficialismo, el movimiento progresista de América Latina ha entrado en un momentáneo retroceso.

Por un cuerpo de caballo (700 000 votos) se alzaron con el gobierno los neoliberales, quienes según su decir “ahora si van a hacer el cambio para el beneficio de las mayorías”. ¿Quién les cree? Tal vez el 51.4 % que votaron por ellos. La otra mitad no.

Dicen los mecanicistas al estilo del viejo Henrry Kissinger, cae una ficha, caerán las demás, el efecto domino. No va a ser tan fácil, el aprendizaje de los pueblos en los últimos 17 años desde la llegada de Hugo Chávez al poder, sus luchas político electorales democráticas no podrán ser borradas tan facilmente.

El 6 de diciembre en Venezuela lo confirmaremos.

Aunque en este mundo cada vez más revuelto, nada es irreversible.

“No seamos vengativos”, dicen los que arriban hoy en Argentina al gobierno, en referencia a los juicios que durante el mandato de los Kirchner  metieron a la cárcel a  algunos de los criminales de la dictadura, misma en la que hicieron sus riquezas el clan de los Macri, de donde viene el Nuevo presidente de los argentinos, “como vengarnos de nuestros benefactores” pareciera leerse entre líneas. Trescientos violadores de los derechos humanos en Argentina están presos, ¿los liberará el nuevo presidente de los argentinos, para que se vea que no son vengativos los compatriotas del Che?

No es venganza, es justicia, decimos los que creemos que sin ésta no habrá sosiego.

Mauricio Macri antes de montarse en la silla presidencial, ya está disparando contra UNASUR,  al pedir la salida de la República Bolivariana de Venezuela de la OEA, y del MERCOSUR, por “violaciones a los derechos humanos”, “persecución de adversarios políticos” y falta de  “libertad de prensa”, como si no imperara en su país y en la misma Venezuela la oligarquía de medios que mienten todos los días y que son los únicos que pueden enturbiar la conciencia de los pueblos, marear la perdiz, cuando la militancia de izquierda no hace bien su trabajo de concientización. 

Se refiere acaso a la intentona golpista de Leopoldo López, que ahora purga una condena light, por convocar a sus seguidores a ir a Miraflores por la cabeza de Nicolás Maduro, lo cual ocasionó que 43 defensores de Maduro perecieran por esa guarimba. ¿Quiénes están violando los derechos humanos?

El presidente de Ecuador ha respondido a la solicitud de Macri con las siguientes palabras: “Demuéstrelo si hay perseguidos políticos en Venezuela. Les guste o no les guste, en Venezuela claramente se vive una democracia.” Quienes están en la cárcel son delincuentes guarimberos, que han causado bajas al pueblo venezolano. 

Seguramente no prosperará la solicitud del neo-presidente-liberal pues todavía están en pie gobiernos progresistas en el cono sur, no genocidas que torturaron y masacraron decenas de miles en las dictaduras en cuyos gobiernos, la familia de Macri hizo sus fortunas. El padre del ahora presidente   “…Francisco Macri, incrementó su fortuna exponencialmente en negociaciones con los popes de la dictadura entre 1976-1983”  (Guadi Calvo - Rebelión)

 Se puede aventurar por otra parte que Macri ganó las elecciones porque el candidato de la derecha Kirchneriana en el fondo no tenía una propuesta muy diferente al de centro derecha. En el equipo de los Kirchner siempre se le critico a Scioli de tirar hacia la derecha.

El mismo Néstor Kirchner le gritaba a Hugo Chavez, “Hugo déja ya de hablar del socialismo del siglo XXI, no seas anacrónico”, así las cosas cómo se puede ganar una elección hacia la radicalización necesaria para darle vuelta a la tuerca de la historia.

Sin embargo no le será fácil a Macri deshacer los progresos del gobierno anterior, al menos en sus aspectos más sensibles, pues los que ahora son oposición  tienen mayoría en el congreso.

Lo cierto es que ganaron porque  los rebasaron por la derecha con 700 000 votos, y por la abstención de siete millones que no ejercieron el sufragio.    

Esperemos que no les pase lo mismo a los hermanos venezolanos, no se lo merecen. Colaboración especial para LatinPress®.

   
 
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies