LATINPRESS.es © Periodismo de verdad, verdad.
Marbella, España.
Año 6. Marzo 2011 – Diciembre 2017.

España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.
Panamá.

     
 

 

   

Humberto Vacaflor
Recuerdos del Presente y Economía de Palabras. Bolivia.

   
   
 

LatinPress. 9 / 12 / 2017. Humberto Vacaflor Ganam. Bolivia.

   

Recuerdos del presente: Ya que estamos…

 

El gobierno ha hecho un hallazgo: ha encontrado un grupo de magistrados instalados en el TCP que tienen un criterio muy amplio sobre los valores, las leyes y la constitución.

Quizá convenga pedirles que revisemos todo. Por ejemplo eso de “Ama llulla, ama sua y ama kella” (no mientas, no robes, no seas flojo) habría que cambiarlo. Al fin y al cabo fue una imposición de los conquistadores, que así resumieron nuestros defectos. Pero es una trilogía contradictoria, porque si no mientes ni robas no puedes ser flojo… ni puedes ser político.  ¿Cómo haríamos para tener líderes? Esto va contra los derechos humanos y contra el proceso de cambio. Habría que cambiarlo.

Estos magistrados, que no recibieron muchos votos que digamos pero ahí están, podrían ayudar también a cuestionar los fallos de las Naciones Unidas. Proscribir las drogas va contra los derechos humanos. En Bolivia hemos dado un paso en ese sentido: el gobierno legalizó los cocales del Chapare, una región que sólo produce coca para la fabricación de cocaína. Un empujoncito más y la ONU legalizaría todas las drogas. Eso sí, habría que exigirle que no autorice el cultivo de la coca a las empresas privadas, porque, de lo contrario ¿de dónde sacaríamos nuestros caudillos? Un solo empresario en Santa Cruz podría tener 30.000 hectáreas de coca. Las mecanizaría y el producto final sería más accesible para los adictos.

Nuestros caudillos tendrían que surgir de exponer ideas. ¿De dónde sacaríamos las ideas para nuestros caudillos? Necesitamos dejar un margen para la especulación y la mentira. Por eso el “ama llulla” tendría que desaparecer. Es un derecho humano.

Y ya que estamos, pues nuestros magistrados, que deben olvidar los ínfimos porcentajes que lograron en 2011, porque la gente no supo apreciar sus dotes, tendrían que ir más allá.

Eso de que existan repúblicas que aplican leyes en territorios que dicen controlar, leyes que  van contra los derechos humanos, es una aberración. Habría que hacer como nuestros hermanos de Somalia, donde el Estado fue suprimido en 1991 por exigencia de los traficantes de drogas, de personas, enteras o por partes, de armas, etcétera.

Hay que hacer, como dicen en inglés, un “brain storm” para cambiarlo todo. Oportunidades como estas no se presentan todos los días. Vacaflor.obolog.com Colaboración especial para LatinPress®

   
 
 

 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies