LATINPRESS.es © Periodismo de verdad, verdad.
Marbella, España.
Año 5. Marzo 2011 – Octubre 2016.

España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.
Panamá.

     
 

 

   

Humberto Vacaflor
Recuerdos del Presente y Economía de Palabras. Bolivia.

   
   
 

LatinPress. 24 /10 / 2016. Humberto Vacaflor Ganam. Bolivia.

   

Recuerdos del presente: Los territorios perdidos. Economía de palabras: A devolver el dinero.

 

Recuerdos del presente: Los territorios perdidos.

 
En pocos días de este octubre se informó de dos territorios que han sido perdidos por Bolivia aunque figuraban como bolivianos en los más recientes mapas.


La directora de la Aduana Nacional, Marlene Ardaya, admitió que el territorio comprendido en la línea divisoria con Chile entre Pisiga y Tambo Quemado (unos 120 kilómetros en línea recta) no pueden ser controlados por el Estado boliviano. Allí, el contrabando es el que manda, contrabando de todo: drogas, ropa usada, autos, lo que sea.


Ardaya dice que las bandas de contrabandistas se disputan esos territorios y que nada puede hacer la Aduana, salvo que participe el Ejército. Pero los comandantes están muy ocupados y parecen no tener interés en entrar en esa guerra.


Pocos días después, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, informa que el territorio fronterizo con Brasil que comprende San Matías, una ciudad boliviana que por la noche debería llamarse Ciudad Juárez, por los narcotraficantes que la controlan, también es un territorio perdido. Allí, bandas de narcos asesinaron el jueves 20 de octubre a cuatro personas y nadie sabe nada.


Como el litoral, como el Acre, como el Chaco, Bolivia tiene territorios perdidos pero que no figuran en mapas de países vecinos, aunque han dejado de ser bolivianos. No son países vecinos quienes controlan esos territorios, sino poderes económicos transnacionales.


Hace un año, el gobierno del Estado Plurinacional decidió instalar en Yapacaní un cuartel de la fuerza antidrogas Umopar pero los habitantes, donde figuran muchos colombianos, le bajaron el pulgar, le dijeron no, ni hablar. Bolivia no puede poner un cuartel antidrogas en Yapacaní, porque ese territorio ya no le pertenece.


Los territorios perdidos van en expansión. El superestado del Chapare está creciendo. La semana pasada hizo todo lo necesario para llegar, con su poder económico, al municipio de La Guardia, en Santa Cruz.


Las todopoderosas empresas chapareñas que venden ripio incluso a Paraguay, a pesar de las distancias, han tomado control de los lechos de los ríos con el pretexto de una “pausa ecológica”. Esas empresas venden el ripio del Chapare en Bs 130 el cubo, a pesar de que deben recorrer más de 330 kilómetros, y compiten con las empresas cruceñas que juegan como locales.


No hay que despedir a los abogados contratados en La Haya. Pronto Bolivia podría necesitarlos para reclamar los territorios tomados por las mafias.


Avaroa tenía razón: no hay que rendirse.


Economía de palabras: A devolver el dinero
.

 
Se acerca el momento en que la planta de Bulo Bulo comience a producir urea, la urea más cara del mundo, porque costará, en frontera, 457 dólares la tonelada, y el precio internacional es de solamente 177 dólares.


La planta le costó al país unos 1.800 millones de dólares, que fueron asignados porque alguien decidió en el gobierno que se la instale en el Chapare, contra todos los principios que recomendaban instalarla en Puerto Suárez, es decir en la frontera.


Dice un informe de YPFB que las 2.000 toneladas diarias de urea serán enviadas hasta Montero en “tracto-camiones” y de allí en tren hasta la frontera, una operación que Alberto Bonadona calcula que costará 400 dólares por tonelada.


¿Cómo podremos vender esa urea tan cara? Subvencionar el precio sería un suicidio para el país. ¿Cerrar la planta? No. ¿Trasladarla? Quién sabe.


Quizá convenga ver lo que ha pasado en países vecinos con casos similares de corrupción pública de los corruptos que se están yendo. Eso podría hacer que algunos de nuestros corruptos devuelvan el dinero que obtuvieron de estas operaciones.


La empresa holandesa SBM decidió el mes pasado devolver a Brasil 341,8 millones de dólares que recibió de los corruptos del gobierno de Lula da Silva. De ese monto, 328,2 millones serán para Petrobras y 13,6 millones para el Estado brasileño. El pago será hecho en tres cuotas.


No importa, pero que paguen. Los chorros que fueron los responsables, deberán ir a la cárcel, porque en Brasil la justicia no fue tomada por el lulismo; quedó casi intacta.


Después hay montos menores. El exsenador lulista Luis Estevao devolverá 234 millones de dólares de los hechos de corrupción en que fue sorprendido por la justicia.


El procurador general de Suiza Michael Lauber, informó que unos 400 millones de dólares salidos de Brasil y que figuran en los bancos suizos serán devueltos poco a poco. Para comenzar, 120 millones de dólares.

Antes de partir, los corruptos tienen que pagar, dicen en Brasil. Un principio que se aplica también en Argentina y, pronto, en Venezuela.


En Bolivia las cuentas fueron muy alegres. Mientras se recogen las botellas vacías del festín, hay que ver la forma de recuperar, aunque sea en parte, el dinero robado.


Si lo hacen los vecinos, ¿por qué no hacerlo en Bolivia? Vacaflor.obolog.com Colaboración especial para LatinPress®

   
 
 

 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies