LATINPRESS.es © Periodismo de verdad, verdad.
Marbella, España.
Año 7. Marzo 2011 – Octubre 2018.

España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.
Panamá.

     
 

 

   

Humberto Vacaflor
Recuerdos del Presente y Economía de Palabras. Bolivia.

   
   
 

LatinPress. 17 / 10 / 2018. Humberto Vacaflor Ganam. Bolivia.

   

Economía de palabras: Responso por el gas

 

La desigual pelea electoral que se está dando en el país, con un candidato que prohíbe a otros candidatos, que marca su territorio con violencia, ha conseguido ocultar, por el momento, la tremenda crisis del gas natural que azota a Bolivia.


Mientras los cocaleros del Chapare muestran que son dueños de un territorio donde las leyes del país no se cumplen, donde ni siquiera la policía puede actuar, donde no se paga impuestos y se producen drogas que invaden los países vecinos, el gas natural está languideciendo.


El llanto del país por el fin de la era del gas natural ha sido silenciado mediante una campaña dirigida a desviar la atención con cualquier pretexto, como la campaña electoral. Se ha convertido en un sollozo casi inaudible.


Sólo los tarijeños se acordaron del descenso de los ingresos generados por las exportaciones del gas natural y pidieron un informe sobre esta crisis, pero el gobierno no tiene ninguna intención de contestarles. El reclamo se dio cuando el YPFB estaba anunciado que el pozo Boyui llegó a los 7.430 metros de profundidad sin haber encontrado nada. Todo el optimismo del gobierno estaba concentrado en ese pozo, que ha llegado a profundidades jamás alcanzadas, no muy cerca de las antípodas pero con temperaturas capaces de generar calor.


El debate se da con Argentina, el país que ha anunciado su decisión de no recibir más gas boliviano a partir del año 2020, lo que significa que sus gobernantes saben que Bolivia ya no tiene gas y que su propia producción le permitirá prescindir de las importaciones. Tanto es así que ha suspendido las operaciones del buque de regasificación que estaba atracado en Bahía Blanca, porque ya no lo necesitará. Y dentro de poco Argentina decidirá prescindir también del buque de regasificación que estaba en Escobar.


El problema será para los bolivianos. Si no se va a exportar gas a Argentina ni a Brasil, ¿cómo se financiará la subvención para el transporte y el precio final del gas destinado a los mercados nacionales? ¿Se cumplirá el presagio del presidente Evo Morales sobre la necesidad de incrementar el precio del gas y de la electricidad porque las subvenciones se han hecho muy caras?


Sobre la exportación de gas natural se comenzó a hablar en Bolivia en la década de los sesenta. Medio siglo después se está despidiendo ese sueño sin que nadie le haga un responso.


Vacaflor.obolog.com
Colaboración especial para LatinPress®

   
 
 

 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies