LATINPRESS.es © Periodismo de verdad, verdad.
Marbella, España.
Año 5. Marzo 2011 – Noviembre 2016.

España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.
Panamá.

     
 

 

   

Humberto Vacaflor
Recuerdos del Presente y Economía de Palabras. Bolivia.

   
   
 

LatinPress. 2 /11 / 2016. Humberto Vacaflor Ganam. Bolivia.

   

Economía de palabras: La factura argentina.

 

El vicepresidente Álvaro García Linera dice que son muy poca cosa los 2,1 millones de dólares que YPFB tuvo que pagar el 30 de octubre a la argentina Enarsa por haber enviado menos gas del convenido.


Es probable que para un empresario millonario, aunque sea recién llegado al capitalismo, dos millones de dólares sean una minucia, pero para el 99,9% de los bolivianos no lo es.


Hay un detalle oculto en esta noticia. El monto de la multa representa 15% del valor del gas no enviado, que también debe ser pagado, pero no en efectivo, sino descontado de los pagos argentinos.


Pero también eso es poca cosa, pues estaríamos hablando de apenas unos 15 millones de dólares, algo que seguramente recibe alguna empresa importadora de automotores japoneses cada mes.


El hecho de que Enarsa hubiera decidido hacer pública la multa muestra muchas cosas, comenzando por la nula intención del presidente Mauricio Macri de perdonarle cosas al gobierno de Evo Morales. No es una libra de carne, pero es una deuda que la Argentina de ahora no quiere perdonar. Y ni siquiera es carne argentina.


La multa y toda la cuenta completa podían haber sido debitados de los pagos argentinos y nadie hubiera dicho nada. Total, las gobernaciones recibirían cada vez menos dinero, igual que las alcaldías, y el ministro millonario diría que todos tienen recursos en los bancos.


Pero es aconsejable cuidar los centavos. Esos cuantos chelines de la multa, en la lectura del vicepresidente, son los primeros que hay que pagar, pero no está bien despreciarlos. Cuida los chelines, que las libras se cuidan solas.


Aparte de estas poses de nuevos ricos, este asunto del gas natural se pone muy difícil. Esta es la primera multa. El problema es que el volumen que se envía a Argentina desde enero es inferior al convenido.


Y se viene la posibilidad de que Brasil comience a pedir todo el volumen al que tiene derecho. Y entonces habrá llegado el momento de cerrar válvulas internas y olvidar aquello de que el gas es para los bolivianos.


Como dice Carlos Cherroni, probablemente el mejor geólogo petrolero de Bolivia, no hay que descartar que Bolivia tenga que importar gas en la próxima década.


Si para entonces tuviéramos otros ingresos, de los legales, se podría decir entonces que eso es también poca cosa. Pero no los vamos a tener. Vacaflor.obolog.com Colaboración especial para LatinPress®

   
 
 

 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies