LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales
Marbella, Andalucía, España.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.


     
 

 

   

Humberto Vacaflor
Recuerdos del Presente · Bolivia

   
   
 

LatinPress. 13 /01/ 2016. Bolivia

   

Economía de palabras: Sherlock Holmes y el PIB. // Recuerdos del presente: La sumatoria de votos.

 

Economía de palabras: Sherlock Holmes y el PIB.

¿Hay que creer a los gobiernos cuando dan cifras del crecimiento de la economía? ¿O hay que tener precauciones, como las que se deben tomar en el caso de la edad de algunas señoras?


En Bolivia el tema enfrenta a intereses creados desde que el gobierno decidió que cuando el crecimiento supere el nivel de 4,5% las empresas deben pagar el segundo aguinaldo, es decir el salario número catorce del año.


El FMI, la CEPAL y el Banco Mundial dijeron que el año pasado la economía boliviana creció por debajo de esa barrera, pero el gobierno aseguró que sus cifras son la reales, y que el crecimiento de Bolivia fue el más alto del hemisferio.


El gobierno ha decidido que el crecimiento sea de tal porcentaje y nadie puede contradecirle. Y los empresarios deben pagar el doble aguinaldo, o quebrar, o las dos cosas al mismo tiempo, que es lo que ocurrió con muchas de ellas.


Ahora ha surgido un criterio independiente. La World Economics de Gran Bretaña ha elaborado un Índice de Calidad de Datos y ha llegado a la conclusión de que las cifras de Bolivia no son confiables. Son las segundas menos confiables del planeta.


Y lo dice también con porcentajes. La credibilidad del PIB boliviano sólo llega a 21%, sólo superior a la de Haití, que es de 11,8%. No hay ningún otro país con menor credibilidad en sus datos sobre el PIB entre los 154 que analizó la organización.


El índice mencionado toma en cuenta 1- el año base utilizado, 2- el método internacional que se empleó en cada caso, 3- la dimensión de la economía informal, 4- el PIB per cápita y 5- la corrupción.


Allá, en la estratósfera, o en las antípodas del mapamundi del PIB, está Suiza, con unas cifras que gozan de una credibilidad de 97,2%.


No hay que quejarse mucho, porque China, la segunda potencia económica del mundo, el dragón asiático, el planeta China, tiene una credibilidad de solamente 55%.


Quizá es contraproducente introducir demasiados elementos inverosímiles en estos cálculos. Si tus exportaciones están cayendo en 44%, parece poco creíble que, al mismo tiempo, sostengas que estás creciendo en 5,8%. Parece un engaño. Y los Sherlock Holmes de Londres lo han detectado.


Recuerdos del presente: La sumatoria de votos


El 30 de septiembre del 2010, Hugo Chávez dio una lección de cómo se cuentan los votos en los países del “socialismo del siglo XXI”. Dijo, ante una pregunta de la corresponsal de Radio Francia Internacional, Andreína Flores, que la asignación de parlamentarios en las elecciones “no responde a una sumatoria de votos”. (http://www.abc.es/20100929/internacional/hugo-chavez-careo-andreina-201009291707.html)


Fue la admisión de cómo es que en Venezuela y en Bolivia, algunos votos valen más que otros, cuando se trata de elegir parlamentarios. La periodista había preguntado por qué, si la oposición obtuvo casi la misma cantidad de votos, haya logrado 36 diputados menos que el chavismo.


Ese modelo fue copiado en Bolivia. Pero sirve solamente para las elecciones de parlamentarios. Para un referéndum, la trampa no funciona. En un referéndum cada ciudadano es un voto. Y punto.


Eso explica el nerviosismo del gobierno en estos días. El 21 de febrero, el voto de cada ciudadano valdrá sólo un voto. No habrá el “voto ponderado”, por el cual unos pocos votos indígenas tienen más valor que los votos de los votos urbanos.


Y las encuestas muestran que la diferencia es muy grande. Una diferencia que hubiera desaparecido si se aplicaba el método venezolano del “voto ponderado”.


Por eso la angustia del presidente, o la desesperación del vicepresidente, que llega a advertir sobre el riesgo de que el país se divida si gana el NO en el referéndum.


En un balance hecho hace pocos días en la vicepresidencia, se reveló que el SI tenía ventaja en Santa Cruz, Oruro y algunas provincias benianas. Nada más.


Es decir que, para las encuestas del gobierno, la cosa está perdida. Lo que lleva a la sospecha de que quizá exista la opción de anular el referéndum.


Algunos caudillos no soportan derrotas demasiado humillantes. Les duele y las da vergüenza. Nicolás Maduro se sabe derrotado en Venezuela. Evo Morales quizá se sentiría incómodo ante una derrota muy grande en Bolivia, sobre todo ante una consulta popular que responda a una “sumatoria de votos”.


Lo que quisiera el gobierno es que se aplicara en Bolivia el viejo concepto de “voto calificado”, aunque con criterio opuesto. Y en ese caso, ganaría. Vacaflor.obolog.com Colaboración especial para LatinPress®

   
 
 

 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies