LATINPRESS.es © Periodismo de verdad, verdad.
Marbella, España.
Año 8. Marzo 2011 – Octubre 2019.

España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.
Panamá.

     
 

 

   

Humberto Vacaflor
Recuerdos del Presente y Economía de Palabras. Bolivia.

   
   
 

LatinPress. 20 / 10 / 2019. Humberto Vacaflor Ganam. Bolivia.

   

Economía de palabras: Misterios de la gasolina

 

Dicen las cifras oficiales que en lo que va del año, el parque automotor creció un 6% y, en párrafo aparte, dicen que la importación de gasolina y diésel creció en más de 60%.

El hermetismo que aplica YPFB a las noticias del sector impide conocer alguna explicación de este fenómeno, o milagro, de la multiplicación de las importaciones.

Para desentrañar este misterio habrá que saber cómo está la situación de las refinerías de petróleo, pero de eso no se sabe nada, porque está dentro de las informaciones sometidas a una veda total.

Sólo queda el testimonio del trabajador de una refinería que le dijo a Evo Morales, el año pasado, que “se ponga las pilas” porque no hay petróleo y una de las dos refinerías tendría que cerrar.

En este momento, lo que dijo el trabajador, sucede que sólo 50% de la capacidad instalada de las refinerías es usada, por falta de petróleo, y la situación es insostenible.

Por supuesto que, de eso, nada más se ha sabido. Será tan cerrado el hermetismo informativo que ningún medio de comunicación ha podido penetrar este arcano del masismo.

Quisiéramos saber, para comenzar, qué le pasó al trabajador después de haber cometido semejante atrevimiento en las narices del presidente y en las barbas del ministro Luis Sánchez, quien se las pasa asegurando que la producción de petróleo es la más alta de la historia, que el gas sobra de tal manera que se debe exportarlo a Perú y Paraguay, mediante gasoductos, y a India y la China como gas natural licuado.

Un simple trabajador le estaba diciendo al ministro y a su jefe que debían, ambos, ponerse las pilas. Esperemos que, además de despedirlo, no le hayan condenado a la cárcel o al exilio.

Pero las cifras oficiales, si se las lee con cuidado, dicen muchas cosas más de lo que tratan. Quizá en este caso nos estén sugiriendo que todo tiene que ver con la reducción en los volúmenes de producción de gas.

Se supone que se debe descartar cualquier posibilidad de que algunos volúmenes que figuran como importaciones hubieran sido desviados, o reexportados, de manera subrepticia. Una idea descabellada, quiero creer.
También se puede sospechar que ha disminuido el consumo de gas vehicular porque la oferta se ha hecho insegura.

En fin, que aquí las cifras oficiales revelan un contrasentido que merece alguna explicación.


La opinión del autor no coincide necesariamente con la de Latinpress.es. Vacaflor.obolog.com Colaboración especial para LatinPress®

   
 
 

 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies