LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales
Marbella, Andalucía, España.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.


     
 

 

   

Humberto Vacaflor
Recuerdos del Presente y Economía de Palabras · Bolivia

   
   
 

LatinPress. 21 /02/ 2016. Bolivia

   

Recuerdos del presente: El último de los mohicanos.

 

Los países del ALBA están haciendo todo lo posible por ayudar al último de los líderes de esa tendencia que queda en el poder en Sudamérica, y lo están haciendo sin cuidar las apariencias.

La señora Cristina Kirchner, desde el ostracismo al que ha sido condenada por su derrota en Argentina, está enviando emisarios sindicales a Bolivia para advertir a los bolivianos sobre los riesgos de que gane la “derecha”. Incluso el exembajador Ariel Basteiro se sumó a esta campaña, llegando de improviso.

La señora Dilma Rouseff está ofreciendo todo para salvar a Evo Morales. O Globo dice que una de las represas del Madera será ampliada para que Bolivia ingrese a la sociedad y pueda vender energía a Brasil.
Y que Brasil se propone invertir para llevar adelante el proyecto hidroeléctrico de Cachuela Esperanza.

Los venezolanos saben que sólo pueden hacer un aporte para salvar al último de los mohicanos de ALBA, que es asesorando para torcer los resultados de las elecciones. Es todo lo que saben hacer, o por lo menos sabían hacer antes de la derrota que sufrieron.

También Rusia se incluye en esta cruzada. La Gazprom llega a Bolivia y dice que, según sus cálculos, el bolsón de gas natural que Repsol dice haber descubierto dentro del campo Margarita, tiene 4 TCF de gas natural.

Las empresas que saben aquello de medir reservas probadas, en cambio, no han dicho una palabra. Nadie les ha pedido una opinión. Pero españoles, venezolanos y rusos se prestan a asegurar que las reservan han crecido.

Y un “experto” venezolano lanza la versión de que, por los indicios de la sísmica, en Lliquimuni, al norte de La Paz, hay más gas que crudo. Todos lo tienen que decir ahora, cuando se avecina el referéndum.

Hay algún error en la campaña. Con esos argumentos podría ganar adeptos en una bolsa de valores, o en un consorcio de empresas, pero no en un electorado que ahora está angustiado por los muertos de El Alto.

Se trata de remontar unos veinte puntos porcentuales, pero todo indica que es muy tarde. Las elecciones más controladas de la historia del país están a punto de mostrar que también los bolivianos le dicen no al soborno del asistencialismo y al oprobio del narcotráfico, como lo hicieron argentinos y venezolanos.

Economía de palabras: Noticias despreciadas.

El referéndum está definido. Sólo un terremoto, dice un experto, podría cambiar la tendencia detectada por las encuestas. Cosumatum est.


Por lo tanto, hay que hablar de  otros temas.


Harold Olmos, mi colega de la antigua Presencia, repite que el presidente Evo Morales dijo en una de las muchas declaraciones que hizo para evitar la derrota, que el expresidente Eduardo Rodríguez Veltzé quería quedarse en el cargo en 2005, ofreciendo recuperar el mar para Bolivia en pocos meses.


El presidente aseguró que lo dijo en una entrevista de Tv. Pero nadie le prestó atención, sólo mi amigo Harold que tuvo la paciencia de escuchar una larga entrevista de un canal amigo del gobierno (todos lo son) donde se repitieron los temas de propaganda del MAS.


Rodríguez Veltzé ofreció, a cambio de quedarse unos meses en le presidencia, recuperar el acceso al mar que Bolivia perdió en 1879 como consecuencia de una acción dirigida por una empresa británica.


El expresidente sigue en el cargo de jefe de la delegación boliviana ante La Haya a pesar de haber sido acusado por Morales Ayma de haber hecho ese ofrecimiento en 2006.


En medio de este vendaval de declaraciones de los gobernantes, angustiados por la posibilidad de la derrota, otra noticia que escapó a los radares del periodismo boliviano.


El vicepresidente Álvaro García Linera dijo a una emisora nacional que YPFB había decidido invertir 1.800 millones de dólares para construir un gasoducto en territorio argentino, a fin de que ese país pueda recibir todo el volumen de gas que se comprometió a comprar: 27,7 millones m3/d, en lugar de los 16 millones de ahora.


Los argentinos no sabían de esto, a juzgar por la decisión del gobierno de Mauricio Macri de comprar gas natural a través de dos puertos chilenos, Mejillones y Quintero, para cubrir el déficit del próximo invierno.


Los anuncios de esta temporada electoral tendrían que ser contabilizados. Hay dos que propongo tomar en cuenta: 1) el gobierno asegura que en noviembre comenzará la exportación de urea de Bulo Bulo, aunque falta el ferrocarril para salar la producción, y 2) el gobierno asegura que el ingenio azucarero de San Buenaventura comenzará a producir también en noviembre, a pesar de que la caña de azúcar de la zona es insuficiente y no tiene el contenido de sacarosa requerido. Ah, y que en noviembre, se descubrirá petróleo y gas en Lliquimun, en el norte de La Paz.


Hay que anotar estas promesas. Vacaflor.obolog.com Vacaflor.obolog.com Colaboración especial para LatinPress®

   
 
 

 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies