LATINPRESS.es © Periodismo de verdad, verdad.
Marbella, España.
Año 5. Marzo 2011 – Octubre 2016.

España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.
Panamá.

     
 

 

   

Humberto Vacaflor
Recuerdos del Presente y Economía de Palabras. Bolivia.

   
   
 

LatinPress. 9 /10 / 2016. Humberto Vacaflor Ganam. Bolivia.

   

Economía de palabras: El padrino equivocado. Recuerdos del presente: Alí Babá y el ALBA.

 

Economía de palabras: El padrino equivocado.


El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, tuvo una muy buena intención cuando se propuso llegar a un acuerdo de paz que libere a su país de la narco-guerrilla llamada FARC, ocupada también en la industria del secuestro.

Lo que estuvo mal desde el principio fue haber elegido a los Castro como padrinos de la paz. Eso es lo que llevó al triunfo del NO en el plebiscito del 2 de octubre.

Un buen padrino hubiera agradecido el honor, pero lo hubiera rechazado. Presentarse como padrino de la paz un gobierno que había propiciado y financiado a la guerrilla antes de que se hiciera narco-guerrilla, fue una ofensa para los colombianos.

Porque la narco-política llegó en este siglo, como lo sabemos los bolivianos y lo saben venezolanos, argentinos, brasileños y paraguayos. Pero ese es otro cantar y tiene otros desenlaces, que se ven ahora en Argentina, Brasil y, pronto, en Venezuela, desenlaces que suponen la cárcel para los culpables.

El que don Raúl Castro haya aparecido en las fotos con su guayabera de lino italiano bendiciendo, para decir algo, la firma de la paz entre el presidente Santos y los narco-guerrilleros, fue la gota que provocó la derrota en el plebiscito. Fue sumar la burla al oprobio.

Se sabe por qué las FARC fracasaron también con la narco-guerrilla: el consumo de cocaína en Estados Unidos había bajado mucho. El nuevo mercado de consumo era Brasil, y había que llegar hasta los lugares más propicios para atender ese mercado. Las “plataformas de exportación”.

Pero los Castro podían haberse disculpado diciendo que el proyecto foquista en sí, aquel que comenzó con el padrinazgo cubano, fracasó, porque no logró tomar el poder en Colombia.

Un fracaso más, de la larga lista  en que incluso figura el ensayo foquista hecho en Bolivia en 1967 por el Che, y que tenía el mismo padrino, sin entrar en detalles, porque fue un padrino reticente.

Y el “guerrillero” que, cuando debía pedir perdón por los 200.000 muertos, tiene un “lapsus” y termina diciendo “ofrezco el perdón”.

Era mucha ofensa para los colombianos. Con su voto dijeron que les gusta la paz, pero sin la dosis de oprobio y burla con que se la presentó esta vez. Y querrían otro padrino.


Recuerdos del presente: Alí Babá y el ALBA.


Cuando los miembros del Foro de Sao Paulo están o en la cárcel o encaminados a ella, cuando los secuaces del socialismo del siglo XXI que se mantienen en sus cargos son señalados como los más corruptos del hemisferio y del mundo, se organiza ahora en Ecuador el “Encuentro Latinoamericano de Progresistas”, auspiciado por Rafael Correa, otro que bien canta.

Doña Cristina Fernández estará presente en Quito, para lo que tuvo que hacerse un tiempito en los juicios que tiene en Argentina por el festín de corrupción de ella y su marido, mientras se siguen descubriendo tropelías cometidas por sus seguidores, incluso en el manejo de las estadísticas. Será la estrella principal del espectáculo. La diva.

Lula da Silva está todavía peor que la señora argentina. Quizá tenga arraigo y no pueda viajar a Quito. Se le acusa de haber sido el jefe de una banda de corruptos que provocó el desastre financiero de Petrobrás, un negocio que permitió a su hijo comprar una casa de hacienda que cuesta un poco más de 200 millones de dólares.

Maduro, si pudiera llegar a Quito, tendría a su cargo el discurso central, que seguramente sea un balance del desastre provocado en su país por aquel Trump mulato llamado Hugo Chávez, un charlatán más loco que el rubio de Nueva York.

Difícil imaginar lo que vaya a decir el sucesor del charlatán en nombre de todos los gobiernos del desastre populista. Cómo será el balance, en este caso. Hablará de la tasa de retorno de los negociados, de cómo aumenta el porcentaje de las comisiones conforme se aproxima el derrumbe, por aquello de que todos tienen que tomar previsiones en vísperas de soltar la mamadera.

Y llegará a Quito un representante del cocalero boliviano, cuyo gobierno ha sido definido como el segundo más corrupto del mundo, después del venezolano, por el Foro Económico Mundial. Podrá decir que los cultivos de coca decrecieron, apoyándose en las cifras de sus amigos de la ONU y de la Unión Europea, o aumentaron, según las cifras del impero.

Todos hablarán de cómo bajó el índice de pobreza de sus allegados y subió el índice de enriquecimiento de todos ellos. Es probable que en los pasillos intercambien ideas sobre modos de ocultar las riquezas.

Los K de Argentina descubrieron que los conventos son buenos lugares. Hay que conquistar al Espíritu Santo.

En fin, será la reunión de los socios de Alí Babá, en el ALBA. Vacaflor.obolog.com Colaboración especial para LatinPress®

   
 
 

 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies