LATINPRESS.es © Periodismo de verdad, verdad.
Marbella, España.
Año 5. Marzo 2011 – Octubre 2016.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.


     
 

 

   

Humberto Caspa
Estados Unidos

   
   
 

LatinPress. 7 /10 / 2016. Humberto Caspa. Estados Unidos.

   

Trump, el “Trompeta”.

 

¿Donald Trump es un “genio” de los impuestos o es un verdadero patán?   

Cuando la mayoría de los trabajadores de clase media y una gran parte de aquellas  personas que apenas ganan lo necesario pagan sus impuestos de fin de año, el magnate de copete rojizo hace gala de que no paga un centavo.  ¿A quién hay que culpar?

Por supuesto que el Congreso nunca quiso hacer reformas a un sistema de recaudación tributaria que beneficia fuertemente a los negociantes de bienes raíces.

Por muchos años Trump ha estado haciendo utilidad de una provisión que permite a negociantes como él –de bienes raíces— comprar pasivos (edificios) con dineros prestados, los cuales, al cabo de un tiempo, los deprecian para utilizarlos como pérdidas ante el fisco en el momento que declaran impuestos.

Para Trump no es nada nuevo tomarle el pelo al gobierno y a la sociedad.  En la década de 1970 ya había burlado a las autoridades del Servicio de Recaudaciones de Impuestos (IRS) con este tipo de maniobras.

Desde que utilizó sus bancarrotas ($916 millones) como pérdidas en 1995, Trump se ha librado de un cobro de más de $50 millones por año.  Es decir, en 18 años, el magnate de copete rojizo ha evadido alrededor de $900 millones al fisco, cantidad que básicamente ha estado llenando sus cofines personales, mientras que todos nosotros hemos estado pagando impuestos año tras año.

Lo que hace Trump no es simplemente un acto inmoral, sino que va en contra del buen carácter del negociante.  Su maniobra es completamente ilegal desde un punto de vista de la ética ciudadana.

Es como si una persona corrompe y prácticamente “roba” legalmente a las grandes tiendas comerciales del país cuando estos negocios promueven incentivos para generar más ingresos.

Por ejemplo, años atrás, la tienda Bloomindale´s promovió un regalo de más de mil dólares en tarjetas “Bloomi” por la compra de artículos de más de seis mil dólares.  Los conocedores vivaces y sin ética gastaban esos seis mil dólares en Blomingdale´s haciendo utilidad de sus tarjetas de crédito para recibir regalos de mil dólares en tarjetas Bloomi.

Luego, después de unos cuantos días, esta gente inescrupulosa devolvía sus prendas compradas y se quedaban con las tarjetas regaladas para hacer utilidad en la compra de cualquier otro producto en la misma tienda.

Trump está haciendo algo similar con los impuestos.  Nos está robando de frente y en nuestras caras.  Es un desvergonzado que no le importa utilizar las “lagunas legales” (loopholes) del sistema de recaudación de impuestos para aprovecharse de toda una sociedad.

A pesar de todo el escándalo que rodea este hecho, Rudi Giuliani, ex alcalde de New York y portavoz de su equipo de campaña política, lo llamó “genio”.  El gobernador de New Jersey Chris Christie no solamente piensa que es inteligente, sino que es lo mejor que le hubiera pasado en su campaña a la Casa Blanca.

Una persona que perdió $916 millones de dólares y declara a sus empresas en bancarrota no puede considerarse un genio.  Tampoco puede considerarse una persona ética.  Trump es un desvergonzado y tramposo.

Me late que Trump está metido en un rollo ilegal.  Por eso no quiere publicar sus recientes impuestos.  El IRS sabe que la población está enterada de sus andanzas y no le queda más que investigar.  Ojalá que lo metan a la cárcel por corrupto y trompeta. hcletters@yahoo.com Colaboración especial para LatinPress®.

   
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies