LATINPRESS.es © Periodismo de verdad, verdad.
Marbella, España.
Año 7. Marzo 2011 – Junio 2018.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.


     
 

 

   

Humberto Caspa
Estados Unidos

   
   
 

LatinPress. 1 / 6 / 2018. Humberto Caspa. Estados Unidos.

   

Petro vs. Duque y el uribismo en Colombia

 

En América Latina hay un miedo aterrante de elegir a la presidencia a un candidato de tendencia izquierdista. 

La extrema derecha sataniza a quien proscribe ideas que procuran un desarrollo más equitativo, un país con menos pobreza, una democracia más participativa, un gobierno incluyente a los grupos minoritarios y a la mujer.

El miedo se conjuga especialmente debido a que los candidatos de la izquierda buscan justicia económica, política y social a través del Estado, mientras que los candidatos de la derecha apuestan por un crecimiento económico desde la sociedad civil, especialmente a través del sector empresarial privado.

Ese miedo a la izquierda se vive en este momento en Colombia.  Uno de los candidatos a la segunda vuelta electoral, Gustavo Petro, no solamente es de izquierda, sino que tuvo afiliación a uno de los grupos armados (M19) en décadas pasadas.

Hoy, el camino de Petro a la presidencia es sinuoso, lleno de baches y con un contrincante joven, inexperto, pero apoyado por uno de los personajes –Álvaro Uribe Vélez— más influyentes de Colombia.

Iván Duque es a quien Petro tendrá que enfrentarse este 17 de junio.  Y Duque es prácticamente el ahijado político de Uribe.  Sin Uribe, Duque apenas habría aspirado a ser alcalde de una pequeña municipalidad o un concejal sin trascendencia.

Empero, como Uribe es el mandamás de la derecha, su ahijado es el candidato favorito en el siguiente enfrentamiento electoral.

Desde ya, el uribismo ha fijado una estrategia para enfrentar a Petro.  El objetivo es estrujarlo, desbaratarlo y aniquilarlo antes de que el pobre candidato de la izquierda pueda mover sus fichas.

Para lograr su cometido, el uribismo va a recurrir a una campaña de desprestigio.  Ya se han escuchado comparaciones ideológicas con el gobierno Venezolano de Nicolás Maduro.

Asimismo, a Petro lo van a etiquetar como un socialista y amante del marxismo, a alguien que le gusta apropiarse de la propiedad privada.

También dirán que es un populista, un político desleal obstinado en quitarle el “pan de cada día” a la gente y violar las libertades individuales y los derechos civiles de la gente.

Y también, por qué no, van a asociar a Petro con los grupos guerrilleros y el narcotráfico.  La crítica será tan dura y mentirosa que el pobre Petro caerá languidecido antes de la contienda electoral.

Sin embargo, la realidad es otra.  Evidentemente Petro es de izquierda, pero no es Maduro ni mucho menos Fidel Castro.  Petro es un político de izquierda; cree en justicia social, igualdad de género, derechos humanos y ambientales.  Haber, a quién hacen caso los colombianos. hcletters@yahoo.com Colaboración especial para LatinPress®.

   
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies